viernes, 4 de agosto de 2017

1973 Ricardo Calvo en Las Palmas: un año de gloria para un joven médico ajedrecista

El año de Ricardo Calvo en Las Palmas, 1973: momento de gloria de un joven médico ajedrecista.-




                El M.I. alcoyano Ricardo Calvo Mínguez (1943-2002), médico e historiador del ajedrez, fue sin duda también uno de los más grandes jugadores españoles de los años 70 y 80. Posteriormente destacó más en su faceta de cronista del ajedrez, organizador, y en sus últimos años como investigador del ajedrez medieval, y en su faceta polemista de duro opositor a la estructuras establecidas y enemigo declarado de la F.I.D.E y F.E.D.A, hasta el punto de ser declarado persona “non grata” por la Federación Internacional de Campomanes en 1989.

                Pero por debajo de esta personalidad combativa y arriscada, Ricardo fue un verdadero hombre del Renacimiento: no por casualidad el poeta-ajedrecista Pedro Lezcano, al dedicarle un poema sobre ajedrez, a principio de los años 70, se lo dedicó nombrándole  “humanista de la F.I.D.E.”. Y es que nuestro protagonista fue un hombre universal, de extraordinaria inteligencia y cultura, políglota, estudioso, conversador incansable sobre innumerables temas, que se acercó a la medicina para mejor conocer el cuerpo y la mente del ser humano. Medicina y ajedrez fueron, como él mismo declaró, sus dos grandes pasiones, aunque es cierto que con el tiempo dejó de practicar activamente lo uno y lo otro.
                Sin duda Calvo vivió en avanzada, fuera de su tiempo: la realidad con la que se topó y las frustraciones de sus proyectos violentaron su carácter de por sí irónico y rebelde, que con los años y las frustraciones se fue agriando, repartiendo  dicterios tanto contra enemigos –que cada vez fueron más- como contra amigos –que por ello mismo cada vez fueron  menos-. Posiblemente, por debajo de la fachada, del personaje duro e implacable, había una personalidad romántica e idealista.

                Pero todo eso vendría luego. Dedico este artículo básicamente al año mágico de 1973 que pasó Ricardo, el joven médico de 28 años, residenciado en Las Palmas y plenamente incorporado a nuestro ajedrez local. Año en que conseguiría además el título de Maestro Internacional que era su objetivo por entonces (ahí se quedaría: años después obtuvo norma de G.M. en el Torneo de Montilla-Moriles, pero nunca alcanzaría ese título) y colaboraría con el ajedrez grancanario partipando del mítico equipo del Caja de Ahorros de Las Palmas que se alzó por primera vez con el entorchado nacional.


Calvo años 60



                2. "Fichaje" de Ricardo Calvo por el club Caja de Ahorros de Las Palmas.-

                En los comienzos de la década de los 70, el ajedrez grancanario alcanzó sin duda su cenit. Las inyecciones financieras de la Caja de Ahorros que presidía el presidente de la Federación Provincial Juan Marrero Portugués, unida a la política de fichajes de valores peninsulares y extranjeros destacados –el campeón de España Fernando Visier, el francés Bernard Huguet…- tuvo su tercera pieza en Ricardo Calvo (luego vendría otros, el danés Bent Larsen, que ya había realizado muchas visitas a Las Palmas antes de afincarse aquí; el argentino Roberto Debarnot; el peruano Orestes Rodríguez, etc.). Calvo, junto al notario Diéz del Corral y J.M. Bellón,  era uno de los nuevos jugadores más destacados de la escena nacional. Calvo ya había sido campeón nacional juvenil en 1961 (en el primer certamen de esa modalidad, aún de hecho extraoficial),  y conocía el ajedrez grancanario desde 1965, cuando se celebró en su Alcoy natal el campeonato de España por equipos –que ganó precisamente el Alcoy de Calvo-. Luego fue subcampeón de España en 1970. Además había tenido resultados destacados en torneos internacionales y en las olimpiadas de 1966, 1968 y 1970, y brilló también en los campeonatos por equipos en el Schweppes de Román Torán. En 1972, concluidos sus estudios, desarrolló una temporada espléndida, quedando en el internacional de Mallorca a medio punto de la norma de M.I. y venciendo al G.M. soviético Averbach. Pero al no haber disputado el campeonato de España en que venció Fernando Visier, sólo había podido acudir a la Olimpiada de Skopje como capitán y analista de la selección. Allí fue donde, según revela su viuda Carmen Pérez, se produjo el contacto de los federativos grancanarios con Ricardo.

                Sin duda como en las ocasiones anteriores -Larsen, Visier, Huguet...- fue el vicepresidente Pierre Dumesnil, que viajaba a todos los certámenes importantes, el que realizó la oferta a Ricardo. El Caja de Ahorros había sido ya subcampeón de España dos veces, y reforzar la plantilla con el tablero más en forma del equipo rival podía ser decisivo. Dumesnil siempre hacía sus jugadas -fuera de las 64 casillas- con racionalismo cartesiano.

                El joven Calvo, sin embargo, no tenía vinculación con Canarias fuera de su amistad con Angel Fernández, ex campeón de España, y por otro lado quería ejercer su profesión de médico. Así que la oferta de Dumesnil se orientó a ese flanco: si fichaba por el Caja, se le incorporaría a la plaza de la leprosería que llevaba vacante muchos años en Las Palmas. Y como el sueldo era escaso, se complementaría con un plus que pagaría el Cabildo Insular. Obviamente, el poderoso Juan Marrero Portugués, procurador en Cortes y director gerente de la Caja de Ahorros, a la vez que presidente de la Federación de ajedrez, bendencía la operación.

                En lo ajedrecístico, si Calvo obtenía uno de los dos primeros puestos en el campeonato provincial, se clasificaría para el II Internacional Ciudad de Las Palmas que comenzaría en primavera de 1973. Además, se proyectaba para poco después el I Internacional de Arrecife, donde Calvo podría competir también.

                La oferta era inmejorable en los dos aspectos, y Ricardo  aceptó: contrajo matrimonio con su novia Carmen, a la que había conocido mientras ambos trabajaban en unos laboratorios médicos en Francia, y la joven pareja se embarcó rumbo al Puerto de la Luz de la capital grancanaria. 


Calvo en el campeonato por equipos 1973


                 En el muelle le esperaban con los brazos abiertos todas las fuerzas vivas de nuestro ajedrez. Entrevistado por el cronista del ajedrez Andrés Armas Suárez, declaró que su objetivo era luchar por el título de M.I., y que quería combinar el ajedrez con su profesión médica, y por supuesto se incorporaba de inmediato a la disciplina del club Caja. Con Menvielle, Visier, Angel Fernández, Betancort... Calvo completaba una plantilla de muchos quilates. Tantos, que al estar vinculados todos ellos excepto Menvielle laboralmente a la entidad financiera, Domínguez o Pedro Lezcano tuvieron que buscar refugio en otros equipos grancanarios. No era excesivo problema, pues Las Palmas tenía jugadores suficientes para colocar dos o tres equipos en la categoría nacional, en esos años.
               
                -(Andrés Armas): Sí, le entrevisté nada más llegar al puerto de la Luz. Calvo, políglota, culto, bien trajeado, impresionaba con su presencia y su mirada inteligente, esas grandes gafas y su grave voz de barítono.  El lado malo era su difícil carácter. Al final la propuesta laboral se torció y estaba molesto. Y eso que Marrero Portugués le consiguió trabajos temporales en el Hotel inglés y otros sitios. Pero en 1974 se marchó, y su presencia en el ajedrez grancanario fue efímera. Cuando se fue, su único amigo seguía siendo prácticamente el de siempre, Angelito, que tenía un carácter dulce y conciliador. 

                3. Angel y Ricardo, una amistad de por vida.-

             Si no el único amigo, Angel fue siempre claramente el mejor de sus amigos canarios. Incluso les uniría el destino en su común muerte prematura, Angel en 1999, Ricardo en 2002.  Se habían conocido en Alcoy, cuando Angel marchó en 1965 a la primera expedición grancanaria a los campeonatos de España por equipos. Enseguida conectaron. Cierto es que Calvo conocía a otros jugadores canarios o residentes en Las Palmas, como Domínguez, Menvielle o Lezcano, pero no tenía la misma relación de empatía. También había coincidido en 1970 en el campeonato de Llaranes con Visier y Valcárcel, con quienes compartió piso y salidas nocturnas. Con Visier sí tuvo desde luego un trato intenso en Las Palmas; pero Valcárcel en 1973 estaba retirado del ajedrez y no mantuvo contacto con Calvo.  

               En Las Palmas  pudo intensificar su amistad con Angel. Casi de la misma edad, Ricardo estaba recién casado y Angel aún permanecía soltero. Ricardo se dejaba caer mucho por el piso que tenía Angel en Escaleritas. Eran parecidos en muchos aspectos, muy creativos, imaginativos, refractarios a las estructuras… Sólo que Angel tenía un carácter más apacible, y Ricardo era ácido y polémico. Angel decía que sí a o todo y todos, y a Ricardo le encantaba llevar la contraria. En el piso  los dos amigos hablaban de lo divino y lo humano, jugaban ajedrez, tomaban algo, Angel tocaba el piano,  y mucho tiempo lo dedicaban a contemplar las estrellas con un telescopio. Angel se abstraía de la vida rutinaria del trabajo, de la oficina bancaria en que echaba todas las mañanas desde hace seis años, cuando también él había aceptado la oferta de Pierre Dumesnil para incorporarse a la plantilla  comercial de la Caja. Un trabajo que no iba nada bien con el modo de ser de Angelito, aunque cumpliera disciplinadamente hasta su muerte, fuera de los dos años en que construyó su paraíso, pidió la excedencia, y se dedicó a recorrer Europa en furgoneta y vivir como un Robinson Crusoe en Jandía (Fuerteventura) junto a su joven esposa Inma.

                      Inma Almenara, con quien Angel se casó en 1976, recuerda esos años:

                -Angel siempre fue muy amigo de Ricardo Calvo, hasta su muerte. Ellos ya se conocían de antes, y cuando yo me casé ya Ricardo Calvo no vivía en Las Palmas. Se había ido decepcionado, diciendo que la Federación no había cumplido sus promesas laborales. Pero llamaba a Angel casi a diario, y se pasaban horas hablando en la noche. También me aconsejaba continuamente sobre mi embarazo, como médico que era, y tanto me llamaba, que acabé poniéndole Ricardo a mi hijo, en homenaje a él. Nos vimos muchas veces, las dos parejas, en la península, o cuando él venía a Las Palmas, 
              3.La actividad ajedrecística en Las Palmas.

                3.1. Lo primero, el II Internacional Maspalomas Costa Canarias por equipos.- Febrero de 1973.
                Apenas llega Ricardo a la isla, tiene que empezar a jugar con el Caja, porque está programado el II Maspalomas Costa Canarias por equipos. Este era un torneo financiado por el Conde de la Vega Grande desde el año anterior. Para esta II Edición se consiguó la partipación de tres escuadras poderosas, una holandesa, otra suiza, y otra alemana, además del Caja. El cuadrangular se disputó en febrero de 1973 en el Círculo Mercantil, y fue el estreno de Ricardo en Las Palmas. Eso sí, el inicio no fue con buen pié: intentó forzar la partida con el joven M. Schauwecker (posteriormente M.F.), y cometió un grave error en el final de partida que le obligó al abandono inmediato. Se repuso ganando a Hartoch en la segunda ronda. El Caja quedó tercero.

Calvo-Schauwecker II Maspalomas Costa Canarias 1973

Calvo-Hartoch II Maspalomas Costa Canarias 1973


                3.2. Ricardo Calvo barre en el provincial individual de Las Palmas.-
                Si Ricardo quería jugar el II Internacional de Las Palmas podía hacerlo por invitación, pero la plantilla de ese año era muy fuerte, plagada de G.Maestros. La otra opción era quedar en una de las dos plazas del provincial, que clasificaban para ese torneo. Se optó por esta idea, lo que no fue muy afortunado, ya que Calvo y el francés Huguet coparon los dos primeros puestos, con el resultado de que  no pudo participar ningún canario en el internacional.

                El provincial de ese año fue quizá el torneo más fuerte de esa categoría jugado nunca en Las Palmas. Una especie de campeonato de España a escala local. Curiosamente yo comenzaba en esos años en el ajedrez federado, y participé en el torneo de Primera A que clasificaba 4 jugadores para ese provincial. Ahí era nada poder competir con los Calvo, Menvielle, Domínguez, Visier, etc. Claro está que no pude conseguir ese sueño, y quedé solo en el puesto 14.   Las cuatro plazas para el provincial las consiguieron el joven Manuel Ramírez, el adolescente José García Padrón (la nueva estrella del ajedrez escolar de Las Palmas), el veterano Luis Martín Estupiñan -él mismo que había vencido en simultáneas a Alekhine en 1945- así como el ex preferente Luis García Caballero. Compitieron con ellos todos los preferentes excepto Visier, Betancort y Lezcano, que finalmente decidieron reservarse para la organización de los internacionales.

                El torneo parecía una apuesta a tres entre Calvo, Menvielle y Domínguez. Y al principio lo fue, ya que Menvielle lideró tras ceder Calvo tablas con el francés Huguet. Pero pronto se vió que Augusto no estaba tan en forma como Ricardo, y tras perder varias partidas quedó fuera del título e incluso del segundo puesto. Ricardo, tras un comienzo con bastante suerte en muchas partidas, se fue imponiendo sin problemas, y acabó destacado cediendo sólo esas tablas iniciales con Huguet. Por el segundo puesto competían hasta el final el francés y Domínguez. Mientras que Bernard logró deshacerse de José García Padrón, aún muy novato, Calvo con mucha deportividad se impuso a Domínguez, regalando el subcampeonato al galo.

                A Ricardo le impresionó sobre todo que compitiera un sexagenario como era Luis Martín Estupiñán, jugador de los tiempos de la II República, y se mostró muy contento de su clasificación y de poder disputar el inmediato torneo internacional. Pero nadie se imaginaba la exhibición que iba a dar el alicantino en ese torneo.



            
                El provincial de 1973 lo recuerdo nítidamente porque lo presencié día a día. Fue uno de los últimos torneos que se jugó en el viejo club Caja de la calle Terrero,   y se respetaba la separación entre jugadores y público con el típico cordón. Las partidas se ofrecían en murales, y los jugadores iban generalmente ataviados de chaqueta y corbata. Recuerdo el traje gris de Ricardo y el azul de raya diplomática de su amigo Angel, muy desafortunado en ese provincial, donde incluso, como Alejandro Ortega, perdió la categoría.
                        
                De este provincial se conocen 6 partidas por la revista A.Canario y unas pocas más rescatadas de la destrucción por el joven Octavio Pérez, que me las ha cedido. En total 18 partidas. De ellas, algunas jugadas por Calvo son absolutamente inéditas.

              -(Octavio Pérez)  En un tiempo en que colaboré con la Federación me encontré unas cuantas planillas en una caja abandonada. Solo esas. Una pena. Corresponden a las primeras rondas.
                -(Carmen Pérez): Ricardo no guardaba las partidas. Las metía en el bolsillo y se despreocupaba de ellas. No era nada ordenado. Amaba la noche y sus costumbres, y yo el día y la organización. Con el tiempo, eso nos costó la separación. Pero no era una separación definitiva. Yo quería regresar a Mallorca y él permanecer en Madrid, pero él venía con frecuencia a las Baleares a vernos a mí y a nuestros hijos. Hasta que apareció otra mujer, Carmen Romeo.





 Calvo-Huguet provincial Las Palmas 1973


          Después de su triunfo volvió a ser entrevistado por Andrés Armas Suárez. Hizo interesantes declaraciones, donde mostró por ejemplo su escepticismo en la relación entre ajedrez e inteligencia.






             3.3.Los Torneos Internacionales.-
                Las cosas le iban bien en lo personal a Ricardo en 1973, disfrutando de su nueva vida de casado, y en lo profesional, y eso se reflejaba en su juego. En el internacional dio la sopresa absoluta, practicando su juego ecléctico, Ricardo igual atacaba con ímpetu que jugaba  finos finales. En la primera ronda el G.M. argentino Oscar Panno obtuvo tablas con mucho esfuerzo. Era el pistoletazo de salida. Calvo dejó a tres G.M. en la lona,  Lbubojevic, Kavalek y Gheorghiu. Especialmente brillante fue el triunfo con blancas contra Kavalek, con una línea poco usada contra la siciliana-najdorf (6.De2 en vez de 6.Df3). 

Calvo-Kavalek Ciudad Las Palmas 1973

Calvo-Hartoch II Maspalomas Costa Canaria febrero 1973


Conquistó la norma de M.I. entre el entusiasmo del público, quedando a medio punto de la norma de G.M.. Poco después, aunque con menos brillantez –Ljubojevic y  Kavalek se cobraron la revancha-, y quizá ya algo cansado, logró la segunda norma y el título de M.I. en el I Internacional de Lanzarote, donde batió al M.I. Saydy, y por segunda vez, tras el provincial, a Augusto Menvielle, lo mismo que a Bernard Huguet -quien le había entablado en el provincial, pero fue derrotado por Calvo en los dos torneos internacionales canarios-. En cambio perdió con Fernando Visier, cuyo estilo posicional se le atravesaba a Ricardo: en un momento dado el pacífico Fernando ofreció tablas, rechazadas por el alicantino, que sin embargo se fue quedando paulatinamente peor, hasta inclinar su rey. Esa derrota le obligó a puntuar al límite en las últimas rondas, obteniendo finalmente la segunda norma y el ansiado título.

Calvo-Luis GARCÍA Caballero Lanzarote 1973

Calvo-Visier Lanzarote 1973

Huguet-Calvo I Internacional Lanzarote 1973

Calvo-Saidy Lanzarote 1973


                -Yo le recuerdo- me dice Augusto Menvielle- en aquel campeonato de Lanzarote de 1973... Ricardo, al que ya conocía desde mis tiempos en Madrid en los años 50 y 60, era un gran conversador sobre todo tipo de materias. Aquella noche, en el Arrecife Gran Hotel que era la sede del torneo, nos encontramos con Gil Robles hijo, y nos pasamos hasta las seis de la mañana charlando los tres de política.  El que más hablaba era él, que no dejaba meter mucha baza a nadie, jaja. Así era Ricardo, era una personalidad muy brillante.


            3.4   La lucha por equipos. Intermedio en la copa Clare Bennedict-.-
                Tras los torneos internacionales,  Ricardo Calvo era la estrella del momento en Las Palmas. España tenía un M.I. más en un tiempo de escasez de titulados, y Las Palmas estaba de moda. El tiempo plácido continuaba. Suiza y Alemania correspondieron a la invitación del Caja en el cuadrangular e invitaron al equipo canario a jugar en sus respectivos países, a gastos pagados. Sin embargo, a la vez Calvo y Visier estaban convocados para jugar con España la XX Copa Clare Bennedict en la propia Suiza (Gstaad) el campeonato oficioso de la Europa occidental por equipos –eran tiempos de guerra fría y tras el telón de acero empezaba otro mundo-. Así pues Fernando Visier hizo doblete, porque disputó tanto la copa como la gira europea del Caja, mientras que Calvo, que tenía que atender su puesto como médico en Las Palmas, sólo acudió a la Copa. España tuvo una actuación discreta en la Copa de la mecenas suiza, pero Calvo logró su mejor resultado en ella: dos victorias, cuatro empates y ninguna derrota.

Calvo-Kuiper Clare Bennedict 1973

                Calvo reflexionaría luego que esta gira del Caja y la Copa Clare Benedict puso totalmente a punto a los jugadores de cara al nacional por equipos que se jugaría en verano.

              3.5.  El campeonato de España por equipos num. XXVII, Barcelona 1973. El Caja campeón de España por primera vez.-
                Después de nueve participaciones desde 1965, en una progresión ascendente desde aquel campeonato de Alcoy, el Caja de Ahorros de Las Palmas era el primer equipo canario que se proclamaba campeón. La conjunción de valores locales -Angel Fernández y Juan Rafael Betancort- con Augusto Menvielle, que llevaba en las islas desde 1969, más los refuerzos sucesivos de Fernando Visier y ahora Ricardo Calvo obraron el éxito. Calvo en concreto, demostrando su buena estrella en este año grancanario, fue el mejor primer tablero en ese durísimo torneo, oteniendo 7 puntos de 9 partidas, con una única derrota ante Román Torán, y triunfos notables como ante Arturo Pomar y Antonio Medina.  Los jugadores del Caja estaban en su mejor momento de “estrellato”, se habían convertido casi en estrellas en la isla, en un momento de gran popularidad del juego en la isla, con las monumentales simultáneas escolares, los torneos internacionales, los éxitos, y algunos lucían elegantes trajes blancos, como se puede ver en el caso de Betancort y de Calvo. Calvo se había dejado además una tupida barba –Angel la adoptaría despues...


Campeones de España por equipos 1973 Menvielle Visier Angel Fernandez Calvo Marrero Portugues y J.R. Betancort


                Si Calvo había llegado en solitario en barco en febrero, diez meses después el recibimiento en el aeropuerto de Gando al equipo campeón fue apoteósico.  Para colmo, poco después José Miguel Fraguela se alzaba con el título de campeón juvenil nacional. Nuevos fastos en el aeropuerto...



                6.- Despedida en silencio.-
                Pese a todos los parabienes y éxitos, con dos normas y el título de M.I., el título de campeón provincial, el éxito con el equipo del Caja... en el otoño se produjo el silencio y la inmediata despedida de Ricardo Calvo, que puso rumbo a Mallorca. La oferta profesional de fines de 1972 no se había podido consolidar: otro candidato al puesto en la leprosería impugnó el nombramiento de Ricardo, y en Madrid el recurso fue estimado. Los trabajos temporales de Calvo no le satisfacían, y recibió una oferta mejor para ejercer su profesión en Baleares. Carmen Pérez, la viuda de Ricardo, recuerda la bonita despedida que les tributaron, el ramo de flores y el bordado canario con que la agasajaron, el cariño de los jugadores isleños... Otros en cambio tienen otra visión más negativa. Recuerdan que Ricardo se sintió defraudado, y a la vez que el ajedrez canario se sintió defraudado por Calvo, que a las primeras de cambio cambió de residencia y ni siquiera aceptó permanecer en el equipo del Caja, regresando al Schweppes de Román Torán. Para estas fuentes, estaba bastante distanciado de todos, excepto de Angel Fernández. Lo cierto es que no fue invitado nunca más a participar en torneos canarios. El idilio había terminado.
                -Fíjate como estarían las cosas- comenta un federativo de la época- que cuando en un campeonato por equipos posterior coincidimos, yo tenía una afección cutánea en la mano, y recordando que Ricardo era dermatólogo, le pedí consejo. Calvo, con mucha displicencia, me dijo: "Vete a que te vea el médico del torneo".
                -(Andrés Armas): Calvo se debió marchar a principios de 1974, porque en diciembre de 1973, tras disputar el torneo de Madrid y regresar, cuando se produjo el asesinato de Carrero Blanco, recuerdo que subíamos en el coche con él hasta la leprosería. El tráfico estaba cortado y entonces nos enteramos del atentado de Madrid.

                7.- Nuevas visitas. 1989, 1999. Un Ricardo Calvo muy cambiado.-
                No hay más presencia ajedrecística de Calvo en Las Palmas hasta quince años después, y ya no como jugador. El Ricardo Calvo que regresó en 1989, como representante de Kasparov, para las simultáneas que diera  en Lanzarote y Las Palmas, se sentía más cercano de la nueva federación progresista que existía en ese momento. Muy enfrentado a la F.I.D.E., había sido declarado persona "non grata", y su carrera como jugador activo había terminado. Calvo, en declaraciones a la prensa, no fue muy generoso con quienes le habían apoyado en aquel lejano 1973, y consideró que la Federación comandada por Marrero entendía por entonces el ajedrez más bien como un espectáculo, sin apoyarlo realmente.


Calvo con Kasparov y el entonces príncipe Felipe de Borbón 



                Volvería de nuevo en 1999 para las exequias de Angelito Fernández, su gran amigo, que había fallecido de cáncer en sólo seis meses, con 57 años. 

              -(Inma Almenara): Ricardo Calvo vino a la incineración de Angel, estaba desolado, y me ayudó muchísimo, hasta el punto de que se llevó a mi hijo Ricardo con él a Madrid unas semanas para que yo pudiera hacer las gestiones de mi viudez…En los últimos años se separó de su esposa Carmen, que era a la que yo conocía, y vivía con otra chica que también se llamaba Carmen (N.A.: Carmen Romeo).

                Era un Ricardo el de 1999 cansado y envejecido, al que le había ido mal la sociedad mercantil y estaba atrapado por las deudas, hasta el punto de que el viaje a Las Palmas le había supuesto un sacrificio económico. Pero él mismo contaba que le había explicado a su nueva pareja que tenía un deber de amistad que cumplir y que no podía faltar a las exequias de Angelito.A la salida del tanatorio, el federativo de por entonces, Gregorio Hernández (más conocido por sus fotografías del ajedrez) junto con Ernesto Solana y José García Padrón, se fueron a cenar. Calvo hizo un intento de pagar la cuenta que los demás no consintieron. Ricardo hablaba del mito platónico de la caverna, de como existía una realidad oculta ideal y superior... Tenía el ánimo muy decaído, y el M. F. Ernesto Solana intentó apoyarle:

                -¡Maestro, hay que resistir!.

           Pero Ricardo Calvo enfermó poco después, y ya no regresó. 


Ricardo Calvo en sus últimos años

viernes, 28 de julio de 2017

Ajedrez en Las Palmas histórico. Copa Presidente 1973-1977 (y2)

Copa Presidente, ajedrez Las Palmas, 1973-1977 (y 2)


La Copa Presidente, torneo celebrado por sistema suizo (liga reducida) que consistía en una Copa donada por el Presidente de la Federación, apertura obligada, y de la que se excluía a los preferentes, llegó a su cénit en el año 1973, al duplicar de golpe el número de participantes, hasta 72, lo que suponía el reflejo del "boom" escolar y juvenil que se daba en estos años de eclosión de la edad dorada del ajedrez grancanario (en este año Ricardo Calvo lograba dos normas de M.I. en Las Palmas, el Caja realizaba una gira por Europa, se proclamaba campeón de España, y Fraguela campeón juvenil nacional...).

Los años siguientes, entre 1974 y 1977, la Copa inicia una lenta decadencia, reflejo quizá del propio decaimiento del equipo federativo, que culminaría en 1977 con el cese de Marrero Portugués al frente de la Caja de Ahorros que financiaba con tanta generosidad nuestro juego. Ese año de 1977 sería ya el último torneo de la Copa Presidente, en una edición muy reducida de apenas 21 jugadores.

1.- VI, La Copa de 1973.- Mayo junio de 1973, 72 jugadores excluidos preferentes, apertura obligada Siciliana variante Najdorf. 

Como digo, fue el punto más alto de este torneo. La gran efervescencia del club Caja de Ahorros se reflejó en participación masiva, compitiendo ilustres veteranos como Estupiñán o Ricardo Hernández (campeón y subcampeón de 1972), Avendaño, Angel López Torné, Alejandro Ortega, etc., junto a una pléyade de juveniles, entre los que nos encontrábamos Sergio Cabrera, Octavio Pérez, Antonio Méndez o yo mismo.

El baqueteado Estupiñán, sexagenario ya, se puso al frente de la tabla enseguida, pero a mitad del torneo una inesperada derrota con el juvenil Sergio Cabrera dio a éste el liderato, hasta que en las postrimerías una derrota con Avendaño le privó del título. La muy disputada última ronda con varios candidatos al título se decidió al perder Avendaño con Ortega y superar Estupiñán a éste por desempate. En tercer lugar quedó Sergio Cabrera. Yo fui sexto con una buena actuación, lastrada por la inexperiencia y el temor: se apuntaba que podría entablar con Estupiñán pero perdí al final; cedí tablas a Ortega en posición superior, y me anoté un buen triunfo contra Ricardo Hernández.

Dado que no hay otras partidas disponibles, transcribo esas tres.



Estupiñán se encontraba en unos años excelentes. Pocos meses antes había  sido campeón de primer y disputado el campeonato provincial, batiendo incluso a Pepe García Padrón, llamando la atención por su veteranía al campeón Ricardo Calvo.




2. VII Copa Presidente de 1974: Se celebró en julio y agosto de 1974 cerrando la temporada local, y en los nuevos flamantes locales del club caja en la calle León y Castillo (inaugurados en mayo de ese año); el número de jugadores bajó ligeramente sobre el año anterior, y fue de 59 (Sergio Cabrera y yo no pudimos disputarla pues teníamos que desplazarnos a Pontevedra para participar en el campeonato juvenil nacional; de hecho, tras mi marcha a Tenerife para cursar estudios universitarios, ya no volví a participar en este torneo).



Se jugó bajo la apertura española como línea obligatoria, y la información es escasa, sólo se conoce el desarrollo hasta la sexta ronda, en que marchaba destacado en cabeza el ex preferente Luis García Caballero, por lo que lo más probable es que fuera el vencedor del torneo. La nómina presenta como en todos los últimos años, y así será hasta el fin del torneo en 1977, una relevante presencia de jugadores juveniles, en liza con veteranos jugadores de primera categoría.



3. VIII Copa Presidente, 1975: Participaron entre mayo y junio ya menos jugadores, unos 50, y supuso reverdecer laureles para su primer campeón, el ya veterano Antonio López Machín, que aunque perdió la imbatibilidad ante el juvenil Octavio Pérez Montesdeoca se alzó con el triunfo, precisamente el año en que se retiró de la competición activa. Luis Martín Estupiñán, campeón de las dos ediciones anteriores, se vio relegado al quinto puesto.



4. IX Copa Presidente, 1976.- El torneo entraba en declive, con la propia dificultad de la continuidad de la Federación de Marrero Portugués. Sólo participaron, de nuevo en junio, 42 jugadores bajo la defensa india de rey, y la copa se redujo a 7 rondas de sistema suizo. Los favoritos eran juveniles como el campeón de esa categoría Manuel Quesada Ponce, y los algo más veteranos Octavio Pérez y Antonio Méndez. Finalmente, Manuel Quesada impondría su ley, seguido por otro juvenil menos conocido, Rubén Santana.





5. X y última Copa Presidente, 1977.-  La última Copa Presidente se jugó muy tarde, en noviembre-diciembre del año, con sólo 21 jugadores y un suizo a solamente seis rondas. Ganó el juvenil Octavio Pérez Montesdeoca en la defensa indo-benoni (variante del gambito del Volga) como apertura obligada. Tomás Rodríguez fue el subcampeón.

La decadencia del torneo en las últimas ediciones llevó a su desaparición, siendo sustituido en 1978 por un torneo de apertura obligada. Y con ello se llegó al fin de este interesante torneo en que los jugadores de primera categoría y los juveniles, estando vetados los jugadores preferentes, se disputaban las copas donadas por el Presidente de la Federación, sr. Marrero Portuguéz, que de hecho en 1979 ya dejaría de serlo...


miércoles, 26 de julio de 2017

Ajedrez en Las Palmas. Augusto Menvielle (1): 1 etapa peninsular 1956-1969

Escritos sobre ajedrez. Ajedrez en Las Palmas. Augusto Menvielle (1): Los años jóvenes antes de su residencia en Canarias. 1956-1968.



Ricardo Moyano García. 2017.

Agradecimientos a Jesús Remis y Alejandro Melchor por la facilitación de partidas.

Gloso en este artículo la primera parte de la trayectoria ajedrecística del M.F. Augusto Menvielle (Barcelona, 1938). Jugador vinculado absolutamente a Las Palmas desde 1969, cuando fijó su residencia en la isla, proclamándose campeón provincial imnumerables veces, ya era sin embargo un destacado ajedrecista con amplia trayectoria en la península desde quince años atrás. A ese período poco conocido en Canarias (1956-1968) dedico el texto. En otra ocasión abordaré sus años posteriores, que desde luego son muchos, pues nuestro protagonista aún sigue en activo.

1. Nacimiento y aprendizaje del ajedrez. Progresión inmediata.- El Real Madrid.-

 Augusto Carlos Menvielle Lacourreye nació en 1938 en Barcelona, de padre francés y madre española -pero de origen francés también-. Su nacimiento fuera de Madrid fue casual, ya que su madre se trasladó de Madrid a la ciudad condal con el gabinete del presidente del gobierno de la II República Juan Negrín, para el que trabajaba, ante el avance de las fuerzas del general Franco. 

Pero tras acabar la guerra madre e hijo volvieron a Madrid, donde Augusto cursó estudios de Ingeniería de Caminos. El recuerda que en realidad le gustaba más la arquitectura o la abogacía, pero se le daban mejor las matemáticas que el dibujo.

Aprendió a jugar de muy joven, con los amigos, en plan muy informal, cuando tuvo la suerte de vencer en simultánea al mítico Pomar, lo que le llevó a entusiasmarse con el juego e incorporarse a la sección de ajedrez del Real Madrid C.F. 

Allí,a mediados de los años cincuenta, tuvo destacadas actuaciones en el social de su club, ascendiendo de tercera a primera categoría, y quedando entre los primeros ya en 1956, lo que le valió ser alineado en el I Campeonato de España por equipos en la selección de Madrid contra la de Barcelona. Luego, en 1957, tuvo su mayor éxito al ganar en el social nada menos que a Pomar, Díez del Corral y Torán, quedando campeón. 

En esos años participa habitualmente en el plano individual en el campeonato de Castilla, donde pone en práctica su estilo eterno: agresivo y complejo incluso con negras (juega gambito de rey y defensa holandesa),  y con un ritmo rápido que hacía que sus rivales se perdieran en las complicaciones que planteaba Augusto, o se apuraran de tiempo, o ambas cosas. No obstante, ese mismo estilo le llevaba a perder siempre algunas partidas por falta de cautela. 

En cuanto al juego por equipos, forma siempre con el equipo del Real Madrid, siendo habitual de los campeonatos de España  de esos años.

Igualmente hemos de hacer constar su triunfo en un torneo madrileño de ajedrez árabe -Augusto me comentó que sus rivales no conocían bien el movimiento de las piezas conforme a las reglas árabes, y eso le permitió lograr victorias inesperadas-, así como su participación en un torneo triangular Madrid-Barcelona-Lisboa.

2. Los años 60.- Madrid, tres años catalanes y traslado a Las Palmas.

En la década de los 60, aunque algo retirado por sus estudios de ingeniería, siguió logrando victorias, y buenas clasificaciones. Sin ánimo de exhaustividad fue por ejemplo tercero en varios campeonatos de Castilla, campeón de España por equipos con el Real Madrid, etc.. Es relevante sobre todo, por su dificultad, su participación en esos campeonatos de España por equipos a lo largo de estos años, lo que hizo que en 1964, fuera seleccionado para el equipo español de la Olimpiada de Tel Aviv, donde logró vencer al alemán Lothar Smith.

En 1966, una vez acabada la carrera, y en espera de destino funcionarial, reside en su ciudad natal, Barcelona, donde disputa el durísimo campeonato de Cataluña, logrando clasificarse para el campeonato individual de España en 1966 y 1968 (en 1967 no participó), lo que le llevó de ese modo algo tardío a jugar por fin los campeonatos de España absolutos, donde curiosamente en numerosas ocasiones acabó en los primeros puestos, incluso "ex aequo" con el campeón -en 1968-, y sin embargo nunca pudo proclamarse campeón, del mismo modo que también rozó varias veces el título de M.I., sin poder alcanzarlo (sí los de M.N. y M.F.).

1966 fue precisamente un año espectacular para Augusto, ya que fue seleccionado nuevamente para el equipo español en la Olimpiada de Cuba, y a su regreso disputó el Torneo Internacional de Mallorca, donde se impuso al G.M. húngaro Portisch, quedando a medio punto de la norma de M.I.

En cuanto  los campeonatos individuales de España, fue 4º en Almería en ese mismo 1966, en  un duro torneo, tras Pomar, Medina y Torán, y en 1968 aun mejoro 3º empatado con Visier y Saborido, escapandosele el titulo y la clasificacion para el zonal por verdadera mala suerte en el sistema de desempate. Fue curioso que el titulo se le escapara por unas tablas con el canario J.R. Betancort, cuyo estilo posicional siempre le causaria problemas.




A principios de 1969, tras el nacional de Reus, reside ya en Las Palmas, una vez destinado al Ministerio de Obras Públicas, incorporándose de inmediato al equipo de la Caja Insular de Ahorros de Las Palmas. Con este equipo reverdecerá los títulos logrados con el Real Madrid, y se proclamará campeón provincial numerosas veces, además de participar en los Torneos Internacionales Ciudad de Las Palmas.

La trayectoria ajedrecística de Menvielle, pese a todo, no puede desvincularse, como la de tantos otros, de su dedicación parcial al juego. Siempre compatibilizó el juego con su profesión de ingeniero y sus cargos públicos (como delegado del Ministerio de Obras Públicas o su entrada en política en los años 80, en que fue Consejero de la Comunidad Autónoma de Canarias).  

 En todo caso, el análisis de su trayectoria a partir de 1969 no corresponde a este texto.

Veamos algunas partidas de esta etapa peninsular de Augusto Menvielle (1956-1969), comenzando por partidas jugadas en los torneos locales madrileños, y siguiendo por los campeonatos de España por equipos e individuales. Dejamos fuera sus participaciones en torneos internacionales y Olimpiadas, pues las partidas son fácilmente localizables en las bases de datos generales.


Sicilia,M - Menvielle Laccourreye,Augusto
Madrid ch Madrid ch (1), 1957

 1.e4 e5 2.Cf3 d6 3.d4 Cf6 4.Cc3 Cbd7 5.Ac4 Ae7 6.0–0 c6 7.a4 0–0 8.De2 Dc7 9.Td1 Cb6 10.Ab3 Ag4 11.dxe5 dxe5 12.h3 Ah5 13.g4 Ag6 14.Ch4 Tad8 15.Ag5 Td4 16.Cf5 Axf5 17.exf5 h5 18.Axf6 Axf6 19.Ce4 De7 20.c3 Txd1+ 21.Txd1 Td8 22.Txd8+ Dxd8 23.g5 Ae7 24.Dxh5 Cd5 25.g6 fxg6 26.fxg6 Af6 27.Dh7+ Rf8 28.Dh8+ Re7 29.Dxd8+ Rxd8 30.Axd5 cxd5 31.Cxf6


1–0

Social Real Madrid, segunda categoria, 1956
[Victor garcia Queimadelos]

[El ajedrez Espanol Febrero 196 numero 5]

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Dc7 8.Df3 Cc6 9.0–0–0 Ad7 10.Ah4 Ae7 11.g4 Tc8 [El movimiento del texto es para impedir Cd5. Sin embargo esta linea no es del todo acertada por dejar el rey en el centro 11...Cxd4 12.Txd4 Ac6 Keres-Stahlberg, Goteborg 1955]

12.Ag2 Cxd4 13.Txd4 e5 [Se gana un peon y se ha evitado 14 Af6 seguido de Cd5, pero al blanco le queda una fuerte posicion deataque]

14.fxe5 dxe5 15.Td2 Axg4 16.Dg3 Ae6 17.Axf6? [El blanco desaprovecha la oportunidad 17.Cd5 que inclinaria la partida de manera casi decisiva a su favor]

17...Axf6 18.Cd5 [demasiado tarde]

18...Axd5 19.exd5 Dd6 20.Tf1 0–0 21.Tdf2 Ae7 22.Ae4 Dh6+ 23.Rb1 Ah4 24.Dxe5 Axf2 25.Txf2 Tce8 26.Df5 Dg6 27.Dxg6 fxg6 28.Txf8+ Rxf8

0–1


Gimeno,T - Menvielle Lacourreye,A [E10]

Cto Castilla, 1957

Nuevo Ajedrez junio 1957 número 5 1.d4 Cf6 2.c4 c5 3.Cf3 e6 4.g3 Cc6 5.Ag2 Db6? 6.dxc5 Axc5 7.0-0 Ce4 8.e3 0-0 9.Dc2 d5 10.a3 a5 11.b3 Td8 12.Ab2! Cxf2 13.Txf2 Axe3 14.Cc3 Axf2+ 15.Dxf2 Dxb3 16.Cg5! f6 17.Te1! Ce5 18.Txe5 fxe5 19.Cxd5 1-0

Ahora sus victorias en el social del Real Madrid de 1957/58, dando la triple sorpresa y alzándose con la victoria sobre Pomar, Torán y Díez del Corral y venciendo en el torneo. Comenta el propio jugador en la revista Ajedrez Español, 1958:


Menvielle Lacourreye,Augusto - Pomar Salamanca,Arturo [B80]
Social Real Madrid (14), 1958
[Augusto Menvielle]

[El Ajedrez Espanol febrero 1958 numero]

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae3 e6 [De nuevo vuelvo a adoptar esta variante, cuya principal linea da tablas, a pesar de que no tengo mas remedio que ganar la partida si quiero quedar campeon, ya que llevo un punto menos que Arturo. La causa que me hizo emplearla fue que Pomar, en varias partidas amistosas, me habia respondido siempre 6...e6; y, precisamente el dia de la partida, cayo en mis manos una revista El Ajedrez Espanol, en la que Euwe dice que se debe esperar a que salga el alfil rey blanco, para jugar e6; pues en caso contrario, el blanco, haciendo el fianchetto, consigue ventaja. La hice pues, para ver si Pomar picaba una vez mas, y asi fue. Esto me dio mucho animo para seguir en mi intento de ganar al jugador que mas temo de los espanoles ¹6...a6 es la apropiada esperando a que mi alfil se defina]

7.g3! Ae7 8.Ag2 a6 9.0–0 0–0 10.f4 Ad7 11.Rh1 Tc8 [Ahora me parecio el momento adecuado para mover la dama, pero como no sabia cual era el mejor lugar para ella, debido a las distintas continuaciones que tiene el negro, preferi esperar a que se decidiese por una de ellas]

12.h3 Cxd4 [¹12...Ca5]

13.Axd4 Ac6 14.De1 d5 15.Td1 Ab4 16.a3 [Pomar contaba solo con 16.e5 Ce4 17.Axe4 dxe4 18.Ac5 Axc5! 19.Txd8 Tfxd8© Yo no habia visto nada de esto, pues ni siquiera se me paso por la imaginacion jugar e5. Jugue lo que me parecio mas natural pidiendo explicaciones al alfil intruso]

16...Axc3 17.Axc3 Te8 18.e5 Cd7 19.Df2 f6 20.exf6 Cxf6 21.Tfe1 De7 22.Axf6 Dxf6 23.Te5 Aa4 [incitandome en vano a que debilite mis peones]

24.Td2 Tf8 25.De2 [25.Txe6?! Dxe6 26.Axd5 Ac6!]

25...Dg6 26.Tg5 Df6 27.c3 Ae8 28.Te5 Af7 29.h4 Rh8 30.Ah3 Tc6 31.De1? [Jugada precipitada. Era mejor primero ¹31.Rh2 para evitar la siguiente maniobra de Arturo y tarde o temprano tendria que caer su peon de rey]

31...Ag6 32.Rh2 Ae4 33.Ag2 Axg2 34.Rxg2 Dg6? [Mala jugada ya que se especula con la jugada Tf4, que nunca va a ser realizable debido a Tg5 ¹34...Rg8 35.Tde2 Rf7 y es muy dificil que gane el blanco]

35.Tde2 h6 36.Txe6 Dg4 37.Te8 Tcf6 38.Dd2 [Comenzando el ataque al otro peon debil]

38...Dg6 39.Txf8+ Txf8 40.Dxd5+– b5 [40...Txf4? 41.h5+–]

41.De4 Dg4 42.De6 Txf4 [Al fin pudo comerse el peon, pero a un precio muy alto, como se vera enseguida]

43.Dxg4 Txg4 44.Te6 Ta4 [44...a5 45.Tb6+–]

45.Rf3 Rh7 46.Te4 Ta5 47.Tb4! Rg6 48.Re4 Rh5 49.Rd5 g5 50.hxg5 hxg5 51.Rc6 Ta4 52.Txa4 bxa4 53.c4

1–0



Menvielle Lacourreye,Augusto - Toran Albero,Roman [B33]
Social Real Madrid (4), 1958
[Augusto Menvielle]

[El Ajedrez Espanol febrero 1958 numero]

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae3 e5 7.Cdb5 h6 [Dando a las negras la oportunidad de jugar la variante de Diez del Corral 7...a6 8.Ca3 d5 9.Cxd5 Cxe4 10.Ab6 Ac5! da tablas. Aparentemente, esto es lo que yo andaba buscando; pero en realidad, lo que queria es que Toran se confiara ante lo que parecia una muestra de mi temor, y no aceptase las tablas. Esto le comprometio consigo mismo a intentar ganar a toda costa, lo que le haria mas vulnerable]

8.Ae2 Ae7 9.0–0 0–0 10.Af3 a6 11.Ca3 Ae6 12.Cd5 Axd5 13.exd5 Cb8 14.Dd2 Cbd7 [14...Cfd7 15.Db4±]

15.c4 Ce8 [Comenzando un plan equivocado, aunque natural, si se tiene en cuenta que al haber rechazado las tablas le hace ver la partida con tanto optimismo que desprecia el valor que pueda tomar la pareja de alfiles cuando se abra la posición. Lo adecuado en este momento es realizar una maniobra en el ala de dama, comenzando con 15...a5]

16.Ad1 Ag5 17.Ac2 f5 18.f4 [Comienza a verse lo inadecuado del plan negro. Ahora su peon alfil es muy debil]

18...exf4 19.Axf4 Db6+ [Jugada en la que Toran cifraba todas sus esperanzas, pues gana un peon. Sin embargo, como se vera muy pronto, no sirve para nada, ya que ha de devolverlo inmediatamente y quedar en una posicion muy inferior]

20.Rh1 Dxb2 21.Axg5 hxg5 [21...Dxa3 22.Ae3 se recupera el peon 22...Ce5 23.Axf5 Txf5 24.Txf5 Cxc4 25.Df2 Cxe3 26.Tf8+ Rh7 27.Te1+–]

22.De3 De5 23.Dxg5 f4 24.Dh4 Tf6 [Dejando sitio al caballo en f8, desde donde pararia todo el aaque. Pero en mi mano esta el evitar esta jugada, obligando a que sea el rey quien ocupe esa casilla]

25.Tae1 Db2 26.Dh7+ Rf7 27.Dh5+ Rf8 [27...g6 28.Dh3 Cc5 29.Dh7+ Cg7 30.Axg6+ Txg6 31.Txf4+ Tf6 32.Te7+ Rxe7 33.Dxg7+ Re8 34.Dxf6+–]

28.Dh3 Ce5?! [28...Cc5 29.Dh8+ Rf7 30.Dh5+ Rf8 31.Ag6 Txg6 32.Dxg6 Dxa3 33.Txe8+ Txe8 34.Txf4++–]

29.Tb1 Dd4 30.Dh8+ Re7 31.Txb7+ Rd8 32.Aa4

1–0

Diez del Corral,Jesus - Menvielle Lacourreye,Augusto [A55]
Cto Social Real Madrid, 1958
[Menvielle]

[El Ajedrez Espanol marzo 1958]

1.e4 e5 2.Cf3 d6 [Aunque no co nsidero esta como la mejor defensa, la escogi porque contra ella, la tactica mas adecuada es jugar posicionalmente; y estaba convencido de que en este terrno era donde mas posibilidades de aguantar a Corral tenia. Precisamente el temor al poder combativo de este fue lo que me hizo esforzarme durante toda la partida en mantener el juego cerrado]

3.d4 Cd7 4.c4 Cgf6 5.Cc3 Ae7 6.Ae2 0–0 7.0–0 c6 8.Te1 [Jugada natural pero inferior a 8.Ce1 para seguir con f4 en un momento dado]

8...Dc7 9.Tb1 Td8 [Especulando con un posible d5 en su momento, y preparandome para el caso de que se abra el centro]

10.Ad2 Cf8 11.d5 Cg6 [Cambiando a tiempo, pues ahora ha de tomar con el peon alfil, y queda una posicion central muy estable. O lo que es lo mismo, bastante aburrida para un jugador combinativo]

12.b4 cxd5 13.cxd5 Ad7 14.Db3 Tdc8 15.Tbc1 Dd8 16.h3 Ch5 17.Rh2 [17.Cxe5 Cxe5 18.Axh5 Cd3µ]

17...Chf4 18.Af1 Ch5 19.a4 h6 [para cambiar el alfil malo]

20.g3 Cf6 [20...Ag5? 21.Cxg5 hxg5 22.Ae2±]

21.Cg1 Ce8 22.Ab5 Ag5 23.Axg5 hxg5 24.Axd7 Dxd7 25.Cb5 [Con esta jugada consigue Diez del Corral cierta iniciativa, pero ya empieza a apurarle el reloj, lo que compensa mi desventaja]

25...Txc1 26.Txc1 a6 27.Ca3 Ce7 28.Cc4 Cc8 29.Cf3 f6 [Siguiendo con el plan de mantener cerrada la posicion]

30.Ce3 Cb6 31.a5 Tc8 32.Th1 Da4 33.Dd3 Cd7 34.Dd2 Da3 [para evitar Tc1]

35.Tb1 Dc3 36.De2 Cc7 37.Cf5 Tb8 38.Cxd6 b6 39.axb6 Txb6 40.Cf5 Txb4 41.Txb4 Dxb4 42.d6 Ce6 43.Da2 Rf7 44.Dxa6 Dxe4 45.Dc8 Cef8 46.g4 Dxf3 47.Dc4+ Ce6 48.Da2 Cdc5 49.Ce3 Ce4 50.Da7+ Rg6 51.Dd7 Cf4

0–1

Se conocen también partidas jugadas en los campeonatos por equipos nacionales (por ejemplo num. 10 de 1963 revista Ajedrez Español, hay varias), pero nos detendremos en las del campeonato de 1964:



Gonzalez Blanco - Menvielle Lacourrelle,Augusto [A55]
Camp. España eq. Barcelona (1), 1964

 1.d4 Cf6 2.c4 d6 3.Cc3 Cbd7 4.Cf3 e5 5.e4 Ae7 6.Ae2 c6 7.0–0 Dc7 8.h3 h6 9.Ae3 g5 10.Dd2 Cf8 11.c5 exd4 12.Axd4 dxc5 13.Ae5 Dd7 14.De3 Cg6 15.Tfd1 De6 16.Ac7 g4 17.Ch2 gxh3 18.Td2 hxg2 19.Tad1 0–0 20.e5 Cd5 21.Cxd5 cxd5 22.Txd5 Ag5 23.Dxc5 Cf4 24.Ag4 Dg6 25.Td6 Dg7 26.Dc4 h5 27.Af3 Ch3+ 28.Rxg2 Af4+ 29.Cg4 Axg4 30.Axg4 Dxg4+ 31.Rf1 Tac8 32.Td7 Dg1+ 33.Re2 Dxf2+ 34.Rd3 Axe5 35.Td2 Dg3+ 36.Rc2 Axc7 37.Dc3 Af4

0–1

Aquí bate al ex campeón juvenil y futuro M.I. Ricardo Calvo:

Menvielle Lacourrelle,Augusto - Calvo Minguez,Ricardo [C02]
Camp. España eq. Barcelona (9), 1964

 1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.c3 Db6 5.Ad3 cxd4 6.cxd4 Cc6 7.Cf3 Ad7 8.0–0 Cxd4 9.Cxd4 Dxd4 10.Cc3 a6 11.Df3 Ce7 12.Af4 Cg6 13.Ag3 Ae7 14.Tfe1 Tc8 15.Tad1 Db6 16.Te2 0–0 17.Dg4 Tfd8 18.h4 Cf8 19.h5 Ab5 20.Cxb5 axb5 21.Af4 b4 22.Ah6 g6 23.Te3 Td7 24.Tf3 Dd8 25.Df4 De8 26.Ab5 Tc6 27.Ag5 Tdc7 28.Af6 Cd7 29.Axc6 bxc6 30.hxg6 fxg6 31.g4 c5 32.a3 Af8 33.Rg2 h6 34.Th1 g5 35.Axg5 hxg5 36.Dh2

1–0

Augusto vence también al joven sevillano Palacios, futuro campeón de España en 1970:

Menvielle Lacourrelle,Augusto - Palacios de la Prida,Ernesto [B07]
Camp. España eq. Barcelona (5), 1964

 1.e4 d6 2.d4 Cf6 3.Cc3 g6 4.f3 Ag7 5.Ae3 0–0 6.Dd2 e5 7.Cge2 Cc6 8.d5 Ce7 9.h4 c6 10.0–0–0 cxd5 11.exd5 Cf5 12.Ag5 h6 13.g4 hxg5 14.gxf5 Axf5 15.Cg3 gxh4 16.Cxf5 gxf5 17.Ad3 Ch5 18.Tdg1 Df6 19.Dg5 e4 20.fxe4 fxe4 21.Dxh5 exd3 22.Txh4 d2+ 23.Rd1 Tfe8 24.Dh8# 
1–0

En sus años catalanes, se clasificó dos veces para el campeonato de España, pese a la dureza del campeonato de Cataluña, que sólo clasificaba a tres jugadores para el nacional. Veamos una victoria sobre Emilio Simón:

 Simon Padros,Emilio - Menvielle Lacourrelle,Augusto [C41]
ESP-ch sf. ( Cto. Cataluña Final ) Barcelona (5), 1966

 1.e4 e5 2.Cf3 d6 3.d4 Cd7 4.Ac4 c6 5.c3 Cb6 6.Ab3 exd4 7.Cxd4 Cf6 8.0–0 Ae7 9.Te1 c5 10.Cf3 0–0 11.h3 Ce8 12.Af4 Ae6 13.Ca3 Axb3 14.Dxb3 Dd7 15.Tad1 Dc6 16.Cc4 Cxc4 17.Dxc4 Cc7 18.Td2 Tfe8 19.Ted1 Tad8 20.Cg5 Axg5 21.Axg5 b5 22.Db3 Td7 23.f3 Ce6 24.Ae3 c4 25.Da3 Ted8 26.Da5 h6 27.Rh1 Rh7 28.Td5 Cc7 29.T5d2 Ta8 30.Af4 Tad8 31.Dxa7 Ce6 32.De3 Cc5 33.Td5 Cd3 34.Ag3 Da6 35.Td2 b4 36.cxb4 Dxa2 37.Dd4 Ta8 38.Txd6 Db1+ 39.Dg1 Ta1 40.Dxb1 Txb1+ 41.Rh2 Tb7 42.Af2 Cxb2 43.Ac5 c3 44.Tc2 Ca4 45.Ta6 Tb2 46.Tc1 Ta2 47.Ad6 Tb5 48.Ta7 Tb6 49.e5 Rg6 50.f4 Tb5 51.Ac5 Tb8 52.Rg3 c2 53.Ta6+ Rh7 54.f5 Td8 55.Ad6 Tc8 56.e6 fxe6 57.fxe6 Cc3 58.Txa2 Cxa2 59.Af4 Cxc1 60.Axc1 Rg6


0–1

 Posteriormente, en el nacional de Reus, dura partida tuvo con el subcampeón Saborido:  


Menvielle Lacourrelle,Augusto - Saborido Carre,Rafael [B11]
ESP-ch Reus (5), 1968

 1.e4 c6 2.Cc3 d5 3.Cf3 Ag4 4.h3 Axf3 5.Dxf3 Cf6 6.d3 e6 7.Ae2 Cbd7 8.0–0 Ab4 9.Dg3 0–0 10.e5 Ce8 11.Ag4 Rh8 12.a3 Aa5 13.d4 c5 14.dxc5 Ac7 15.f4 Cxc5 16.Ae3 Ab6 17.Tad1 g6 18.Rh1 Cg7 19.b4 Cd7 20.Cxd5 exd5 21.Txd5 Axe3 22.Txd7 Db6 23.Td3 h5 24.Txe3 hxg4 25.hxg4 f5 26.Td3 fxg4 27.Td6 Cf5 28.Dh2+ Rg7 29.Td7+ Tf7 30.Txf7+ Rxf7 31.Dh7+ Rf8 32.Dh8+


½–½

En el campeonato de Reus también batió al fortísimo jugador catalán Romá Bordell:

Menvielle Lacourrelle,Augusto - Bordell Rosell,Roman [B28]
ESP-ch Reus (14), 1968

 1.e4 c5 2.Cf3 a6 3.c4 d6 4.d4 cxd4 5.Cxd4 Cf6 6.Cc3 Cc6 7.Ae2 e6 8.0–0 Ae7 9.Cc2 Dc7 10.Rh1 0–0 11.f4 Ad7 12.Ad3 Tac8 13.De2 Tfd8 14.b3 Ae8 15.Ab2 Da5 16.Tae1 Cd7 17.a3 Af6 18.b4 Dc7 19.Dg4 g6 20.Dh3 Ah8 21.f5 Cf8 22.f6 Ce5 23.Ce3 Cxd3 24.Ced5 Cxe1 25.Ce7+ Dxe7 26.fxe7 Td7 27.Cd5 exd5 28.exf8D+ Rxf8 29.Axh8 h5 30.Dc3 f5 31.exd5 Tdc7 32.Txe1 Ab5 33.De3 Rg8 34.cxb5 Rxh8 35.bxa6 bxa6 36.Dh6+

1–0