domingo, 8 de enero de 2017

Ajedrez en Las Palmas. II Open Corte Ingles. 1981.

II Corte Inglés.- Invierno 1981.- febrero y marzo de 1981.



            El Torneo del Corte Inglés no siguió una pauta rígida en cuanto al mes de su celebración. Y si el I había tenido lugar a fines de 1979, el II se retrasó hasta el 25 de febrero de 1981, justo el mes del golpe de Estado de Tejero. Por tanto, aunque técnicamente en 1980 no hubo torneo, sólo transcurrieron 15 meses entre la I y la II edición.

            En el tiempo transcurrido, el torneo, con su reclamo de buenos premios, había crecido mucho en expectación, hasta el punto de que las inscripciones superaron el doble del anterior: 186 jugadores. Y además, si en el I los preferentes apenas fueron 3 (Betancort, Domínguez y Sergio Cabrera) en éste compitió ya casi toda la élite local: cantidad y calidad pues, se juntaron. Por primera vez participaban los dos M.I. grancanarios, J.M. Fraguela y José García Padrón, a los que se sumaban los citados Betancort, Domínguez, Sergio Cabrera (los tres líderes del I Torneo) pero tambien el renacido ex preferente J.A. Valcárcel, que regresaba a las competiciones tras más de un lustro retirado, el preferente y superveterano Pedro Lezcano Montalvo (único competidor de la élite de los años 40), el ex campeón provincial de los años 60 Blas Rodríguez, etc. etc. De la "flor y nata" sólo Octavio Pérez y Menvielle, por obligaciones profesionales, quedaban de nuevo fuera.

             Del lado juvenil, la fuerte cantera aruquense, con Braulio Sarmiento, la flamante campeona de España de 1980 Mary Pino García Padrón, y de Las Palmas otros como Carmelo Cuenca, o Alfredo Brito, que tan buen papel habían hecho en la edición de 1979. No participaron este año por motivos de estudios, etc., destacados juveniles de la nueva hornada como  Ernesto Solana. También yo me inscribí por primera vez en este torneo (en el que participaría en varias ediciones de los años 80 y principios de los 90). Acababa de regresar del servicio militar en Melilla, y  estaba bastante desentrenado, pese a lo cual me mantuve en la zona media-alta todo el torneo, con sólo una derrota en las siete primeras rondas con  J.R. Betancort, al que sin embargo estuve a punto de vencer. Sin embargo en la ronda octava perdí con el entonces poco conocido Ricardo García (que de hecho aún militaba en tercera categoría) y se acabaron mis opciones de premio, finalizando en el puesto 18. Lo más relevante que conseguí fueron unas trabajadas tablas con el juvenil en la cresta de la ola por entonces, Carmelo Cuenca, que acabaría en los primeros puestos.

            Este torneo, de nuevo un suizo a 9 rondas, tuvo como director a Gregorio Hernández, y como arbitros a Manuel Quevedo, Luis Hernández y Enrique Lemes. Como novedad, además de la participación de un computador de ajedrez cedido por El Corte Inglés, el ritmo de juego eliminó las aplazadas, al jugarse a 2 horas cada jugador "a finish", lo que dio lugar a algunas protestas por jugadores que sufrieron los nervios típicos del apuro de tiempo.

            El desarrollo del Open, en edición aún puramente local, supuso el dominio inicial de José García Padrón, gran favorito, hasta que se vio derrotado en la sexta ronda por un crecido Sergio Cabrera en sus mejores años (¡6 de 6! en esa ronda). Pero el tapado no era Sergio: En la séptima el joven Cabrera hacía tablas con Betancort y mantenía aún medio punto de ventaja, pero ahí se le acabaron las fuerzas. Ese gran estratega del suizo que era José Miguel Fraguela le venció en la octava ronda, ronda en la que también dijo adiós a posibilidades Pepe García Padrón con su segunda e inesperada derrota, ahora ante el juvenil Cuenca. En la novena y última, Fraguela batió al propio Cuenca y se proclamó "in extremis" campeón.

             El segundo puesto lo compartieron Francisco López Colón, profesor de matemáticas que acababa de afincarse en Las Palmas, ya de por vida, y que ya era preferente en Madrid, seguido de Juan Pedro Domínguez y Sergio Cabrera, que tras haber liderado gran parte de la prueba, se vio perjudicado por el sistema de desempate.

            Por detrás del segundo grupo, con 7,5 a medio punto de Fraguela, quedó un numeroso grupo con 7 puntos, comandado por Betancort, Carmelo Cuenca, gran animador del torneo, y Valcárcel, excelente en su retorno. Y con la misma puntuación que ellos Pedro Lezcano Montalvo, mejor veterano, Mary Pino García, y su hermano José García Padrón, el gran derrotado. Tambien estuvo flojo el subcampeón de la edicion anterior Brito.

               El torneo concluyó como era habitual en la planta de deportes del Corte Inglés con la entrega de premios y un cóctel, previa  una simultánea escolar a colegiales de Salesianos, en este caso impartida por el campeón de la II Edición Fraguela, el de la primera J.R. Betancort, y por la campeona de España Mary Pino García Padrón.


            A falta de otras partidas, incluyo dos mías.


Cuenca,Carmelo - Moyano,Ricardo [B29]
II Open El Corte Inglés (3.8), 05.03.1981
[Rybka, Solana]

1.e4 c5 2.Cf3 Cf6 3.Cc3 [3.e5 Cd5 4.Cc3 e6]

3...d5 4.e5 [4.exd5 Cxd5 5.Ab5+ Ad7 6.De2!? (6.Ce5 Axb5 (6...Cxc3? 7.Df3! f6 8.Dh5++–) 7.Df3 f6!) ]

4...Cfd7 [4...d4 5.exf6 dxc3 6.fxg7 cxd2+ 7.Dxd2 Dxd2+ 8.Axd2 Axg7 9.0–0–0²]

5.e6!? fxe6 6.d4 g6 7.Ae3N [7.h4!?]

7...e5 8.dxe5 d4 9.e6 dxe3 [9...Cf6 era lo correcto entrando en las complicaciones [R. Moyano]

10.exd7+ Dxd7 11.Ab5 Cc6 [11...exf2+ 12.Rxf2 Cc6 13.Te1]

12.0–0 Dxd1 13.Taxd1 exf2+ 14.Txf2 Ah6 15.Cd5 0–0 16.Axc6 bxc6 17.Cxe7+ Rh8 18.Cxc8! Taxc8 19.Te2! Tcd8 20.Txd8 Txd8 21.Rf2! Td1 22.Te1 Td7 23.Te6 Af8 24.Re2? [24.Txc6± / +–]

24...Ad6 25.Ce5 Axe5 26.Txe5 Tb7 27.b3 c4! 28.Re3 cxb3 29.axb3 Rg7 30.Te6 Tc7 31.Rd4± Rf7 32.Td6 c5+ 33.Rd5 h5 34.h4 a5 35.c4? [35.Ta6! Td7+ 36.Rxc5 Td2 37.c4! Txg2 (37...Tb2 38.Txa5 Txb3 39.Rd6+–) 38.Txa5 g5 39.Ta7+ Rg6 40.hxg5 h4 41.Ta1+–]

35...Tb7! 36.Rxc5 Txb3 37.Rc6 [37.Ta6 Tb2 38.Txa5 Txg2 39.Rd6 g5! 40.hxg5 h4 41.Ta3 Rg6 42.c5 Td2+ 43.Rc7 Rxg5=]

37...Tb2= [37...a4!? 38.Td7+ Re6 39.Ta7 a3 40.c5 Td3=]

38.c5 a4 39.Rd7 a3 40.Ta6 Td2+ 41.Rc8 Tc2 42.c6 a2 43.c7 Re7= 44.Rb7? [44.g3= Tg2 (44...Tb2=) 45.Rb7 Tb2+ 46.Rc8=]

44...Rd7 45.c8D+ Txc8 46.Txa2 [Diagrama

XABCDEFGHY
8-+r+-+-+(
7+K+k+-+-'
6-+-+-+p+&
5+-+-+-+p%
4-+-+-+-zP$
3+-+-+-+-#
2R+-+-+P+"
1+-+-+-+-!
xabcdefghy

 Aquí acordamos las tablas, tras haber escapado de posiciones inferiores. Pero en realidad, como demuestran los análisis de Ernesto Solana, tras ...Tc4! el negro consigue ahora la ventaja. Carmelo Cuenca era un juvenil ya muy en forma en esos años, y haría, como el año anterior, destacado papel en este torneo]


Varias rondas después me enfrentaba a uno de los grandes favoritos, el campeón del año anterior, y ex campeón provincial J.R. Betancort. Logré plantear una buena partida, que dejé escapar en los apuros de tiempo.

Betancort,Juan Rafael - Moyano,Ricardo [B07]
II Open El Corte Inglés (4.8), 09.03.1981
[Rybka, Moyano, Solana]

1.e4 d6 2.d4 Cf6 3.Cc3 g6 4.Ag5 Ag7 5.Dd2 c6 6.0–0–0 b5 7.Ad3 0–0 8.f4 a6N 9.e5 Cd5 10.Ce4 f6! 11.exf6 exf6 12.Ah4 Ah6! 13.Ag3 f5! 14.Cf2 Cd7 15.Cf3 C7f6 16.Ch3?! Ce4!µ 17.Axe4? [17.De1 Te8 18.Ae2 a5µ]

17...fxe4 18.Cfg5 e3! 19.De2 Af5–+ 20.a3 Da5! 21.Ae1

XABCDEFGHY
8r+-+-trk+(
7+-+-+-+p'
6p+pzp-+pvl&
5wqp+n+lsN-%
4-+-zP-zP-+$
3zP-+-zp-vLN#
2-zPP+Q+PzP"
1+-mKR+-+R!
xabcdefghy

21...Da4 [21...b4! 22.Dc4 (22.Rb1 Db5! 23.Dxb5 axb5 24.axb4 Ta7–+) 22...Db5 23.Dxb5? axb5–+]

22.g4 Ad7 23.Ce4

XABCDEFGHY
8r+-+-trk+(
7+-+l+-+p'
6p+pzp-+pvl&
5+p+n+-sN-%
4q+-zP-zPP+$
3zP-+-zp-+N#
2-zPP+Q+-zP"
1+-mKRvL-+R!
xabcdefghy

23...b4 [23...Dc4!! 24.Dxc4 bxc4–+ 25.Tg1 Cxf4 26.Cxf4 Axf4 27.Rb1 e2]

24.Rb1 bxa3 25.b3 a2+! [25...Db5!–+ 26.Dxb5 (26.Td3 Cxf4 27.Cxf4 Axf4–+) 26...axb5]

26.Ra1 Da3!–+ [(! Rybka)]

27.Tg1 Ag7!? 28.Dc4 Tae8! 29.Cc3 e2! 30.Cxe2 Rh8! 31.Tg3 Ce3! 32.Txe3 Txe3 33.Ab4

XABCDEFGHY
8-+-+-tr-mk(
7+-+l+-vlp'
6p+pzp-+p+&
5+-+-+-+-%
4-+QzP-zPP+$
3wqP+-tr-+N#
2p+P+N+-zP"
1mK-+RvL-+-!
xabcdefghy

33...Dxb4??“ [Solana: Desmoralización en los apuros de tiempo.]

[La contraamenaza 33...Ae6!! habría rematado merecidamente una brillante partida: 34.Dxe6 (34.Axa3 Axc4 35.Cg3 Ae2–+) 34...Txe6 35.Axa3 Txe2–+]

34.Dxb4 [Aquí estaba en fuerte apuro de tiempo y dejé de anotar, abandonando en la jugada 40. Es una lástima que dejara escapar la victoria tras una excelente partida, obviando la decisiva 33...Ae6. Acababa de llegar de cumplir el servicio militar, y la falta de tableros se notaba sobre todo en el uso del reloj. Agradezco a Ernesto Solana sus comentarios sobre la partida.]

1–0



           
            Estos son los 16 jugadores que obtuvieron derecho a premio:

            Clasificación:

            1)José M. Fragüela 8
            2)Francisco López Colón 7,5
            3)Juan P, Domínguez 7,5
            4)Sergio Cabrera 7,5
            5)Juan R. Betancort 7
            6)Carmelo Cuenca 7
            7)Juan A. Valcárcel 7
            8) M ' P i n o García 7
            9)Pedro Lezcano Montalvo 7
            10)José García Padrón 7
            11)Juan Martín 6,5
-           12)Ricardo García 6,5
            13)Gerardo González 6,5
            14)Pedro Pérez 6,5
            15)Braulio Sarmiento 6,5
            16)Marco A. Campos 6

Como siempre, les dejo con una selección de prensa local.



lunes, 2 de enero de 2017

Ajedrez Las Palmas. Los Torneos de El Corte Ingles. 1 edición 1979

Torneo Corte Inglés Ajedrez en Las Palmas G.C. (1979-2014). 35 ediciones.-

Ricardo Moyano. Colaboración M.F. Ernesto Solana.


      
   1.- Introducción.- El Torneo El Corte Inglés fue sin duda el torneo que acumuló más ediciones en el calendario ajedrecístico de Las Palmas G.C., batiendo un record incluso nacional de longevidad. Iniciado en 1979 como un relevante torneo local abierto a todos los jugadores, acumuló ediciones anuales -salvo al principio, en que fue bienal- hasta el año 2014, en que se disputó el último y desapareció. Curiosamente, tras haber alcanzado la gloria internacional en los años 80 y 90, regresó en sus últimos años a sus orígenes locales, y concluyó en su XXXV edición con un torneo Escolar, como si en su adiós quisiera dejar una antorcha encendida a las nuevas generaciones.

         El Torneo fue un sueño compartido entre dos instituciones y dos hombres. Por parte del Corte Inglés, que en 1979 apenas llevaba dos años instalado en Las Palmas, recibió el apoyo entusiasta de su entonces relaciones públicas, Antonio Quevedo Negrín (su padre fue un destacado barman en el viejo Hotel Metropole de los años 40); por parte del ajedrez, fue el club de la Caja de Ahorros, a través de su directivo  Ildefonso Lasso Pérez quien empujó siempre adelante el Open.

         Quevedo abandonó su puesto en 1987, y Lasso continuó cerrando acuerdos con el sr. Marrero, su sucesor en las relaciones externas. Ildefonso se convirtió en el "alma mater" del Torneo Corte Inglés hasta su inesperada muerte en 2012. El veterano torneo no pudo resistir su adiós, y tras apenas dos ediciones que sirvieron de Memorial a Ildefonso Lasso, con presencia de su viuda, echó el definitivo telón.



         En su largo recorrido, el torneo siempre tuvo vocación de expansión, de prueba nacional e internacional. Por ello, pese a que en sus inicios fue un torneo local -eso sí, masivo-, ya desde las primeras ediciones se hicieron apuestas por la conversión del certamen en algo grande, una parada de los G.M. y M.I. mundiales. Lo que se lograría a mediados de los años 80, hasta llegar a la división del torneo en grupos: un Torneo cerrado de profesionales, y un Open donde competían a la vez profesionales y aficionados. Además, ya en sus orígenes la expansión del torneo fue notable, pues en cada edición se inscribían muchos más jugadores que el anterior, y hubo que dividir la prueba en grupos, sedes, etc., dado que el Club de la Caja de Ahorros, pese a su gran superficie, ya no daba abasto a tan enorme aforo.

          De algún modo, en esos años 80 y 90, el Torneo del Corte Inglés, junto a otros como el Johnny Walker, el Lark, etc., supusieron el relevo de los añorados Torneos Internacionales Ciudad de Las Palmas (1972-1983). Nuevos empresarios tomaban el testigo del Conde la Vega, de Manuel García Navarro, de Eufemiano Fuentes -los valedores de los años 70-... Por desgracia, también ellos abandonaron años después el ajedrez. Sólo El Corte Inglés se mantuvo hasta fechas recientes.

         -El Corte Inglés- me cuenta un federativo actual- acabó un poco por todo junto, la caída que venía sufriendo el torneo año tras año, y el cambio de criterios publicitarios de El Corte Inglés. Eso, unido a la muerte de su gran valedor, Ildefonso Lasso, en 2012. ¡Si Lasso viviera igual todavía existiría el torneo!.

         Ildefonso Lasso era un hombre sencillo y amable al que traté mucho en los años 70 y 80, cuando yo me acercaba más por el club de ajedrez. Como ya relaté en otro artículo de este blog (Ajedrez en Schamann)  Ildefonso se había iniciado en un modesto club de Schamann La Amistad de veinteañero, en 1967. Lasso, como antes Blas Rodríguez,  pasó de los clubes de Schamann a ayudar en el club de la Caja de Ahorros, pero a diferencia de Blas dejó pronto el juego activo, y desempeñó cargos en la Junta Directiva, y pronto asumió la información periodística sobre ajedrez en El Eco de Canarias a partir de 1975, y en otros medios. Luego ya se mantuvo como organizador siempre activo hasta su muerte con sólo 64 años, cuando era gerente de la Federación de Canarias, hasta el punto de que ya desde el Hospital, enfermo desde septiembre de 2011, preparó la edición de principios de 2012, que no pudo ver terminar pues falleció en febrero de 2012.

.        2.- La primera edición, otoño de 1979.-

         I Torneo: Octubre-noviembre 1979.- Fuentes: prensa local, Revista Jaque num. 97.


         El I Torneo, una vez fructificadas las gestiones entre El Corte Inglés y el club Caja, dio comienzo con gran expectación en el club cajista de León y Castillo con 78 jugadores, una buena cifra, pero muy lejana de las que llegaría a alcanzar en ediciones posteriores. El Corte Inglés monopolizaba las inscripciones en su sede la avenida Mesa y López, y  realizaba algunas actividades como simultáneas, la clausura, servía un refrigerio en la cafetería, etc. Incluso en alguna edición aprovechó para publicitar las máquinas electrónicas de ajedrez inscribiendo a una máquina como jugador... Pero el juego en sí se realizaba en el club de la Caja de Ahorros.

          Los favoritos en esta edición madre eran los tres únicos rodados preferentes que se inscribieron en el Open: dos veteranos ex campeones provinciales y regionales, Juan Rafael Betancort, que tras su cese como "liberado" en el club Caja había tenido que incorporarse a las oficinas del banco, y realmente estaba ya firmando sus últimas actuaciones regulares ante el tablero; y Juan Pedro Domínguez, en un año en que estaba en plena forma pues haría norma de M. Fide en el Ciudad de Las Palmas. Junto a ellos, el juvenil Sergio Cabrera Guerra, que con poco más de viente años estaba en esos momentos en la cresta de la ola de su carrera ajedrecística, y junto a José Miguel Fraguela y José García Padrón era, junto con Octavio Pérez, el trío de ases de la nueva generación. Aunque a diferencia de ellos, la carrera ajedrecística de Sergio, por razones laborales, no se prolongaría muchos años más. Un cuarto favorito de la misma quinta que Sergio hubiera podido ser, como digo, el rutilante campeón provincial de este año, el joven y táctico Octavio Pérez Montesdeoca, pero no se inscribió en esta edición. Como tampoco otros ilustres veteranos como Augusto Menvielle o el retirado Angel Fernández ex campeón de España. Ni los M.I. Fraguela o José García Padrón, ni su hermano Juan, que, al igual que ambos, tendría destacada actuación en varias ediciones.

         Por detrás pues de estos favoritos, se confiaba en la progresión del todavía más joven Alfredo Brito, un adolescente que había tenido ya buena actuación en el reciente campeonato de España absoluto. Y había también un buen puñado de jugadores de primera que podían dar la sorpresa.

         Arrancó el Open, 9 rondas en sistema suizo, dirigido por Gregorio Hernández y Agustín Santana, y el desarrollo se ajustó a las previsiones. Excelente ambiente, y desde la cuarta ronda lideró nuestro "Capablanca" Juan Rafael Betancort, que en la sexta derrotó a Sergio Cabrera, sin que tampoco Juan Pedro Domínguez pudiera inquietarle. Sólo la sorpresa más "baby", Alfredo Brito, mantuvo el pulso hasta la última ronda en la segunda posición, quedando finalmente subcampeón, a medio punto de Betancort. En tercer lugar quedaron Sergio (tercero por desempate) y Juan Pedro Domínguez. También destacó sobremanera el juvenil Carmelo Cuenca, que venía pisando fuerte, y que hizo un séptimo puesto, y por detrás de él el jovencísimo Ernesto Solana, casi un niño, fue undécimo en una muy buena actuación.





 
         El Open se terminó con la entrega de premios, un cóctel,  y una previa simultánea escolar que ofrecieron el 2 a 4 clasificado (Betancort no pudo asistir al acto por razones laborales), es decir, Brito, Cabrera y Domínguez.

        
         Partidas: Se conservan dos partidas publicadas en la revista Jaque, y también el M.F. Ernesto Solana, por entonces en sus inicios con sólo 14 años, me ha facilitado dos partidas más. Al hilo de los rivales de Ernesto, recuerdo también al veteranísimo Romero, en los primeros años 70. Jugador modesto pero con una afición a prueba de bombas. Con Ramón García "el cambullonero" o "el bizco", Luis Martín Estupiñán, o Juan Van Bockel, que ejercía más bien de árbitro local ya en esos años, configura la guardia senatorial del club. Una pena no haber entrevistado entonces a ese grupo de jugadores legendarios, que nos habrían podido contar mil batallas del ajedrez de las décadas anteriores. Con la excepción de Estupiñán, todos se mantuvieron en su callada afición tarde tras tarde... 

       Julio Gómez fue uno de los mejores jugadores de primera de esas décadas. Transcribo el comentario de mi hermano Armando:

          -A Julio Gómez lo veía a menudo en el "Parque" y hasta pocos días antes de fallecer de un ataque de corazón. Teníamos en común dos cosas, ser madrileño y amar la playa del Saler en Valencia, donde tenía un apartamento. Era de constitución sanguínea y de temperamento nervioso y ansioso, lo cual le producía un temblor en las manos y un deseo constante de fumar. Sin duda un gran tipo " a good fellow ". Saludos Julito donde te encuentres.













Dominguez Sanz,Juan Pedro - Gomez,Julio [B25]
I Torneo Corte Ingles, 1979
[Ernesto Solana]

[La primera edición del Torneo El Corte Inglés se disputó entre el 22 de octubre y el 19 de noviembre de 1979 en el Club de La Caja, con enorme éxito de participación (alrededor de 70 jugadores). Recuerdo que había un gran ambiente, pues en el ámbito aficionado no eran habituales los torneos con generosos "premios" (me refiero a que no fueran trofeos, libros o material). Eso sí, en las primeras ediciones estos consistían en "cheques-regalo". Pronto El Corte Inglés se convirtió en la "prueba reina" local, y con los años llegaría a transformarse en un consolidado Open Internacional. En el número 97 de la Revista Jaque (páginas 40 y 41) encontramos un artículo con dos partidas, pero no consta en qué rondas se disputaron. La clasificación final enviada a Jaque contiene algunos errores, pues aparecen algunas puntuaciones que corresponden a la penúltima ronda, y ni siquiera figura el joven Carmelo Cuenca, que realizó un gran torneo y acabó en séptima posición (si no recuerdo mal, en la última ronda el campeón Betancort le ofreció tablas en la apertura). A continuación, ofrecemos las dos partidas de la Revista Jaque, con algunos comentarios.]

1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 [Domínguez solía emplear la Variante Cerrada contra la Siciliana, seguramente por razones prácticas, pues sus ocupaciones laborales no le permitían estar al tanto de los complicados debates teóricos en las líneas principales.]

3...g6 4.Ag2 Ag7 5.Ch3 [Y este movimiento lateral era su sistema favorito. A veces el Caballo se recicla por f4 o f2, según las circunstancias.]

5...Cf6 6.0–0 d6 7.d3 0–0 8.a3 [He notado que Juan Pedro raramente omitía este movimiento, a veces conectado con el juego en el flanco de dama, al estilo de Spassky (a3–Tb1–b4), o bien para tomar en b4 cuando las negras avancen sus peones en ese sector (b5–b4).]

8...Ag4 9.f3 Ad7 10.Cf2 Cd4 11.Ae3 Ac6 [Gómez ha jugado razonablemente la apertura y mejorado la posición de sus piezas, que apuntan al centro. Ahora empieza la verdadera lucha.]

12.f4 e5 [Sin ser mala, esta jugada -que pierde control sobre d5 y f5– no parece de momento necesaria, pues crea un punto de contacto en el flanco de rey y resta algo de flexibilidad a la posición negra. Un plan menos comprometido podría ser el avance de los peones del flanco de dama (b5, a5, b4...), en conjunción con Cd7 -para abrir la diagonal del Ag7– y un posible e6 para controlar la ruptura f5. Las negras tendrían entonces una posición armoniosa.]

13.Dd2 Ch5 [Consecuente con la jugada e5: las negras pretenden atacar el centro con f5.]

14.fxe5 [El blanco opta por fijar la estructura central y abrir la columna "f", como preludio a una acción de flanco. ]

14...dxe5 15.Cg4!? [Diagrama

XHGFEDCBAY
1-mKR+-+-tR!
2zPL+-wQPzP-"
3-zP-vLPsN-zP#
4+N+Psn-+-$
5n+-zp-zp-+%
6+p+-+l+-&
7pvlp+-+pzp'
8+ktr-wq-+r(
xhgfedcbay

 Domínguez empieza a posicionarse en su sector natural, el flanco de rey. Ahora apunta a h6 y prepara sencillamente Tf2 y Taf1, pero las negras parecen disponer de suficiente contrajuego, según muestran las variantes concretas.]

[15.Cd5!? era una opción a considerar, con juego complicado. Si  15...Axd5 16.exd5 f5 17.Tae1÷ , seguido de c3, para hacer valer a largo plazo el peón d5 apoyado por el fuerte Ag2. Una variante ilustrativa sería:  17...b6 -para proteger c5– 18.c3 Cb5 19.g4!ƒ Cf6 20.gxf5 gxf5 21.Ag5 , con posición interesante y compleja.]

15...f5 [En realidad, la única ruptura plausible en la actual situación, que conduce a un juego incierto.]

16.exf5 Axg2 17.Dxg2 gxf5 18.Ch6+ Rh8 19.Dxb7 [Seguramente Juan Pedro era optimista acerca de esta posición. Además de ganar un peón, se amenaza Cf7+, pero después de la siguiente jugada de Julio la situación dista de ser fácil para las blancas...]

19...De8!„ [Las piezas de Domínguez han quedado ahora descoordinadas (Db7, Ch6), mientras las negras disponen de un juego fluido a cambio del peón. Se amenaza Dg6, atrapando al Caballo, sin olvidar la captura en c2... Ya la posición negra es más facil de jugar.]

20.Cd5 [Diagrama

XHGFEDCBAY
1-mKR+-+-tR!
2zP-+-+PzP-"
3-zP-vLP+-zP#
4+-+-sn-+-$
5n+pzpNzp-+%
6sN-+-+-+-&
7pvl-+-+Qzp'
8mk-trq+-+r(
xhgfedcbay

 Ante Dg6, las blancas "queman los puentes" con este arriesgado salto, aunque cuesta sugerir buenas alternativas, porque las negras están a punto de ganar una pieza (eso sí, a cambio de algunos peones).]

20...Tb8! [20...Dg6? 21.Ce7]

21.Dxa7 Txb2? [Un error táctico que pierde la partida. Habría sido muy fuerte 21...f4! 22.Axd4 cxd4 y el Ch6 no tiene una buena retirada: 23.Cg4 De6–+]

22.Axd4 exd4 23.Cxf5 [Y el Caballo escapa.]

23...Txc2 24.Tae1+– Te2 25.Txe2 Dxe2 26.Cf4! De5 27.Cxh5 Txf5 28.Da8+ [y las negras abandonaron ante]

[28.Da8+ Af8 29.Dxf8+! Txf8 30.Txf8#]

1–0

(2) Betancort Curbelo,Juan Rafael - Gonzalez Lorenzo,Jose [A65]
I Torneo Corte Ingles, 1979
[Ernesto Solana]

1.d4 Cf6 2.c4 c5 3.d5 d6 4.Cc3 e6 5.e4 exd5 6.cxd5 Cbd7 7.Cf3 a6 8.a4 Ae7?! [Un planteamiento muy pasivo. Este Alfil debía ocupar la gran diagonal a1–h8 para contrarrestar la supremacía central de las blancas.]

[Era mejor 8...g6 y trasponer a los cauces de la Indo-Benoni.]

9.h3 0–0 10.Ae2 [Era interesante 10.Ad3!? , seguido de Af4.]

10...Te8 11.0–0 Af8 12.Cd2 Ce5 13.f4 Cg6 14.Ad3 Tb8 15.Df3 Rh8 16.g4 [Las blancas ganan espacio a placer, mientras las negras "reptan" sin objeto en las tres primeras filas.]

16...Ad7 17.a5 Ac8 [La única reacción negra estaba vinculada a la ruptura b5, incluso a costa de un peón.]

[17...b5 18.axb6 Txb6 19.Axa6 (19.Txa6? c4!) 19...Da8„ , pero era mejor 19.Cc4! en lugar de tomar en a6, para mantener la posición bajo control.]

18.Cc4 Cd7 19.Ca4 [Diagrama

XHGFEDCBAY
1-mKR+-vL-tR!
2+-+-+-zP-"
3P+Q+L+-+#
4+PzPP+N+N$
5-+-+Pzp-zP%
6+n+-zp-+p&
7pzpp+n+p+'
8mk-vlrwqltr-(
xhgfedcbay

 Las negras han jugado sin plan, haciendo "jugadas sueltas", y ahora carecen de contrajuego.]

19...b5 [Para no morir por asfixia, finalmente rompen en el flanco de dama, pero ya en peores condiciones.]

20.axb6 Cxb6 21.Caxb6 Txb6 22.Cxb6 Dxb6 23.Df2+– Ae7 24.Ae3 Af6 25.g5 Ad8 [25...Axb2 26.Tab1 Db3 27.De2+–]

26.h4 a5 27.h5 Cf8 28.h6! [Betancort abre decisivamente la diagonal negra.]

28...g6 29.f5! [Y ahora la columna f, para crear amenazas de mate sobre el solitario Rey negro.]

29...Cd7 30.fxg6 fxg6 31.Ad2! Dxb2 32.Tac1 [Y las negras abandonaron ante Ac3 y Df7.]

1–0

(3) Gomez,Julio - Solana,Ernesto [B50]
I Open El Corte Inglés (5), 05.11.1979
[Ernesto]

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 d6 4.0–0 Cf6 5.Cg5? [Julio nunca había visto antes a aquel "niño", tal vez eso explique el ataque prematuro...]

5...e6 6.d3 h6 7.Cf3 Ae7 8.c3 0–0 9.h3 a6 10.Ae3 d5!³ 11.exd5 exd5 12.Ab3 Te8 13.d4 c4 14.Ac2 Ad6! [El novato de 14 años ordena su juego con sensatez, apuntando al centro y el flanco de rey. En esta situación de "centro fijo" -d4 contra d5 con la columna "e" abierta-, resulta fundamental el control de las casillas e4 y e5.]

15.Cbd2 Ce7 16.b3 b5 17.a4 Ad7 18.Ce5 Cf5 19.Cxd7 Dxd7 20.bxc4 bxc4 21.Df3? Ch4! 22.Dd1 Tab8µ [Las negras ya están mucho mejor.]

23.a5! Dc7 24.Cf3 Cxf3+ 25.Dxf3 Ce4 26.Aa4 Te6! 27.Dh5 Cxc3–+ [Con ventaja decisiva.]

28.Ac2 Af4 29.Df5 g6 30.Dg4 Axe3 [Innecesaria, aunque es la preferida por Rybka y Houdini, generalmente ávidos de material. Ahora las blancas se activan a partir de la nada y pierdo los nervios, circunstancia agravada por los apuros de tiempo. Siempre me acompañó una ingenua tendencia a simplificar, incluso cuando no procedía.]

[Más "tenique" habría sido la contenida 30...Tf6! que "amarraba" por completo la posición.]

31.fxe3 Txe3 32.Tf6 [La primera de una serie de jugadas que omití. Ahora reacciono como un boxeador "groggy" a los golpes imprevistos.]

32...Tg3 [32...Ce4; 32...Tbe8!]

33.Dh4

XHGFEDCBAY
1-mK-+-+-tR!
2+P+-+L+-"
3Ptr-+-sn-+#
4+Q+-zPp+-$
5-+-+p+-zP%
6zpptR-+-+p&
7-+p+-wq-+'
8+k+-+-tr-(
xhgfedcbay

33...Rg7?“ [Rybka analiza serenamente 33...Tb2! 34.Tf2 Te3 35.Dxh6 Ce2+ 36.Rf1 De7–+]

34.Txa6

XHGFEDCBAY
1-mK-+-+-tR!
2+P+-+L+-"
3Ptr-+-sn-+#
4wQ-+-zPp+-$
5-+-+p+-zP%
6zpptR-+-+p&
7-mkp+-wq-+'
8+-+-+-tr-(
xhgfedcbay

34...Tb2?? [Y de repente paso de ganador a perdedor...]

[34...Ce2+ 35.Rh1 Df4! 36.Dxf4 Cxf4 37.Tb6 Te8 y las amenazas al Rey blanco impiden la coronación del peón "a": 38.a6 Txg2 39.a7 Tee2–+]

35.Df6++– [Una sorpresa desagradable en el Zeitnot mutuo.]

35...Rh7 36.Ta8 Tb8 37.Txb8 Dxb8 38.Dxf7+ Rh8 39.a6 Cb5 40.Te1 Cd6 41.Df6+ Rg8 42.Te7 Df8 43.Dxd6 Te3 44.Dxd5+ [Esta dolorosa derrota -la primera en aquel mi segundo torneo "serio" (de adultos)- me ayudó a curtirme como competidor. Julio, profesor de Física en el Instituto Alonso Quesada, era un jugador autodidacta pero experimentado, primer tablero de La Caja en la Liga local. Después de la partida, trató de animar al abatido joven con palabras amables. Todavía recuerdo el regusto amargo en la boca, el sentimiento de frustración y el cansancio que acompañaban a aquellos primeros fracasos durante el penoso regreso a casa... Las rondas terminaban muy tarde y había que levantarse temprano para ir a clase, pero a la mañana siguiente ya estaba fresco y con ánimos renovados para aprender de los errores. La diosa Caissa recompensó mi esfuerzo al final del torneo: con un sonoro "atraco" a Jacinto Quevedo en la última ronda, me situé undécimo (con 6 puntos de 9) y alcancé una distinción al mejor jugador de Tercera categoría. De repente, mis resultados empezaron a mejorar: en los meses siguientes, compartí el primer puesto del Open Charade (grupo de Segunda y Tercera), hice tablas con el GM Larsen en una Simultánea con reloj y conseguí el ascenso a Primera categoría, logros que avivaron mi pasión por el ajedrez.]

1–0

Solana,Ernesto - Romero,Jose Maria [C41]
I Open El Corte Inglés (8), 15.11.1979
[Ernesto]

[Ofrezco esta partida solamente por su valor sentimental, cuando era todavía un completo principiante y cada jugada podía suponer una aventura incierta y un vuelco al corazón... El veteranísimo Romero, cabello plateado y constitución delgada, vivía intensamente concentrado las partidas y nunca se daba por vencido. Me llamaban la atención sus movimientos nerviosos y su rostro tenso y congestionado... Según su primo el "fiscal" del ajedrez local Manuel Quevedo Palenzuela, Romero había querido ser profesional del ajedrez, provocación que el "acusado" -jugador de Segunda categoría provincial- negaba en público tajantemente...]

1.e4 e5 2.Cf3 d6 3.Ac4 Ag4 4.Cc3 c6 [Qué decepción, esta vez no habrá "Mate de Legal": 4...h6? 5.Cxe5! Axd1?? 6.Axf7+ Re7 7.Cd5#]

5.d3 [En la planilla sentencié después con laconismo: "pasivo".]

5...Ae7 6.h3 Axf3 7.Dxf3 Cf6 8.Ae3 Cbd7 9.0–0–0?! b5 10.Ab3 a5 11.a4! b4 12.Ce2 0–0 13.Cg3 c5 14.Cf5 Ce8 15.Dg3 Af6? 16.Ch6+ Rh8 17.Cxf7+ Txf7 18.Axf7+– [Con calidad y peón de más, la partida está decidida, pero ahora comienza una larga odisea con el sabor de aquellos primeros tiempos...]

18...De7 19.Ab3 [19.Axe8 , sugerí después... Desde luego, la situación se aclaraba después de 19...Txe8 20.b3 , aunque los software prefieren mantener el fuerte Alfil.]

19...Cf8

XHGFEDCBAY
1R+-+RmK-+!
2+PzP-+PzP-"
3PwQ-vLP+L+#
4+-+P+-zpP$
5-+-zp-zp-zp%
6+-vl-zp-+-&
7pzp-wqn+-+'
8mk-+n+-+r(
xhgfedcbay

20.h4! [Aunque es la jugada elegida por los programas, aquí escribí con alto espíritu crítico: "plan erróneo"...]

20...Cg6 21.Ag5 Cf4 22.Axf4 [Aquí puse un signo de interrogación y añadí: "alfiles de distinto color" (ninguna mención a la "herida abierta" a1–h8...).  No obstante, "las máquinas" aprueban una vez más mi decisión materialista.]

22...exf4 23.Dxf4 g5! [Un enérgico lance, con la ilusión de "engañar" a su joven adversario.]

24.Dg4! [24.hxg5 Axg5–+]

24...De5! 25.d4! cxd4 26.De6! [Así consigo cambiar la pieza favorita de Romero. Recuerdo que ya por aquel tiempo me gustaban mucho los finales y las posiciones sencillas en general.]

26...Cg7 27.Dxe5 dxe5 28.hxg5 Axg5+ 29.Rb1 Tf8 30.f3 h6 31.Th3 [Puse un signo de interrogación, aunque nuevamente le gusta a mi Houdini.]

31...Tf6 [¡Aquí me ofreció tablas!]

32.Tdh1 [La planilla recoge un nuevo signo de interrogación.]

32...Rh7 33.Ad5 Ce8 34.Ra2! [Sigo obediente el consejo de los libros: "el Rey es una pieza fuerte en el final"...]

34...Cd6 35.Rb3 Rg7 36.Td1! [Por fin el plan correcto.]

36...Ce8 37.c3! [Y la sólida estructura negra se rompe.]

37...bxc3 38.bxc3 Tb6+ 39.Rc2 Cc7 40.cxd4 Ca6 [Aquí el señor Romero empezó a jugar rápido, "estilo parque", para tratar de confundirme (se jugaba "a finish")...]

41.dxe5 Cb4+ 42.Rc3 Af4 43.Th5 Ca6 44.Ac4 Cc5 45.Ab5 Tb7 46.Td5 Tc7 47.Rb2 Ae3 48.e6 [Me quedaba poco tiempo y quería simplificar a toda costa.]

48...Tb7? [48...Cxe6 49.Td7+]

49.Txc5 Ad4+ 50.Tc3?? [Lo que escribí en la planilla después de Tc3 no es reproducible.]

[50.Rb3]

50...Tc7 51.Td5 [Ganaba fácilmente 51.e7 Axc3+ (seguramente temía las "imprevisibles" descubiertas después de 51...Txc3 , pero 52.e8D Tc8+ 53.Rb1 Txe8 54.Axe8+–) 52.Rb3 Txe7 53.Rxc3+–]

51...Axc3+ 52.Rb3 Af6 53.Td7+ [Al fin la quietud...]

53...Txd7 54.exd7 Rf7 55.Rc4 [55.f4]

55...Re7 56.Rd5 Rd8 57.Re6 [57.f4]

57...Ag5 58.Rd6? Ae7+ 59.Rc6 Ag5 60.e5 Ah4 61.e6? [Jugada nerviosa de inexperto, en lugar de poner los peones en casillas negras. Mi juego en los apuros era errático (método ensayo-error), pero la ventaja demasiado grande.]

61...Ag3 62.Rb6 Ac7+ 63.Ra6 Re7 64.Ac4 Rd6 65.Rb7 Ad8 66.Rc8 Re7 67.f4 Ab6 68.f5 h5 69.f6+ Rxf6 70.d8D+ Axd8 71.Rxd8 [Y finalmente Romero abandonó. ]

1–0


viernes, 30 de diciembre de 2016

Torneos Internacionales Ciudad Las Palmas 1972 1983 Base de datos completa

BASE

TORNEOS DE AJEDREZ "CIUDAD DE LAS PALMAS" 1972/1983




Autor: Ernesto Solana
Colaboración: Ricardo Moyano


1.Introducción (Ricardo Moyano): Después de haber escrito algunos textos sobre ajedrez grancanario histórico e incluso editado un reciente libro sobre esa materia (El Juego de nuestras vidas, Volum. 1 y 2, 2016), llega un momento muy especial, como es dar a la luz pública la gran base de datos confeccionada por Ernesto Solana de los Torneos Internacionales Ciudad de Las Palmas (1972-1983, doce ediciones), más el añadido del match Larsen-Ulhmann de 1971 que algunos consideraron el Torneo 0 o el prólogo de los celebrados Torneos Internacionales.

No me corresponde extenderme, pues de lo que se trata es de presentar esta minuciosa obra de compilación y ordenación de ¡las más de 1.200 partidas! que se jugaron en estos torneos. Cabe solamente agradecer este enorme esfuerzo, en el que colaboramos algunos de forma modesta para completar las partidas. Tras el texto del propio Ernesto me permitiré sólo una pequeña reflexión sobre lo que fueron para mí estos inolvidables torneos.

Como añadido a la base aporto la cartelería disponible de presentación de cada torneo. En las ediciones en que no dispongo del cartel, lo he sustiuido por el ejemplar de la revista Ajedrez Canario que se dedicó a cada torneo.

2. Ernesto Solana:A instancias de nuestro amigo Ricardo Moyano, impulsor principal de la idea, hemos tratado de recopilar en una amplia base de datos todas las partidas de los grandes torneos celebrados anualmente en nuestra ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, desde 1971 hasta 1983.
Si faltan algunas partidas –muy pocas- se debe a que en su día no fueron copiadas en los libros o boletines de los torneos correspondientes, como Ivkov-Betancort en el 79 (1-0), Talavera-Menvielle en el 83 (0,5-0,5) -que tal vez no llegara a disputarse nunca-, o la de Larsen con Tatai en 1975 (segunda ronda), poco antes de retirarse del torneo el GM danés. Tampoco hemos encontrado rastro de algunas reanudaciones de aplazadas, como las victorias de Geller contra José Luis Fernández (1979) o Bellón (1980).

No ha sido un trabajo fácil. Por momentos llegamos a pensar que sería imposible completar algunos torneos. Especialmente dimos por perdidas “como lágrimas en la lluvia” las tres últimas rondas de la edición del 79, que nadie parecía conservar: ni organizadores, ni clubes, ni Federación, ni aficionados… Ni tan siquiera los propios participantes, pese a los desesperados llamamientos de Ricardo en distintos foros, virtuales y reales.

Nuestro sincero agradecimiento, por tanto, a Juan Carlos Sanz Menéndez, quien desde la lejana Península nos regaló digitalizados todos los boletines de ese torneo, generosamente transcritos a formato ChessBase por el siempre diligente Jesús Remis Fernández, todo ello como resultado de la perseverancia de Moyano en el Grupo de Historia del Ajedrez Español de Facebook, que hace una labor de recuperación impagable.

Aún más heroico resultó el rescate del Ciudad de Las Palmas de 1980, del que se conservaban apenas algunas partidas dispersas en revistas, periódicos y bases de datos. Gracias a las eficaces pesquisas de los hermanos Ricardo y Armando Moyano, el manuscrito perdido fue localizado nada menos que en la Biblioteca Real de La Haya (Holanda). Como consecuencia, se solicitó copia digitalizada de todos los boletines (previo pago de los gastos de gestión, es de justicia añadir). Cuesta creer que los boletines del Campeonato de España de 1983 -celebrado en Gran Canaria y ganado por un grancanario- no hayan sido conservados para las futuras generaciones en una vitrina de honor, pero así son –han sido- las cosas. Por fortuna, pude encontrarlos entre mis viejos papeles y compartirlos a través del blog de Moyano, tras un laborioso –aunque gratificante- trabajo de transcripción digital.
En un ejercicio de autocrítica, deberíamos reflexionar sobre esa herencia para no reincidir en los errores pasados. No es de recibo semejante incompetencia colectiva en la custodia, conservación y transmisión de nuestro patrimonio cultural, salvo que nos resignemos al tercermundismo y la celebración de lo anecdótico. Como tampoco sería admisible que se perdieran las partituras de los virtuosos participantes en un imaginario Festival de creación musical, máxime si ha sido organizado con fondos públicos, más allá del postureo autocomplaciente que llena las hemerotecas provincianas.
La Gran Base de los torneos Ciudad de Las Palmas no pretende ser un trabajo acabado, sino un punto de partida, una plataforma revisable y abierta a nuevas aportaciones o correcciones. En cualquier caso, significa una mejora con respecto al material anterior. Estimamos que la recuperación de las ediciones extraviadas -79, 80 y 83- constituye la aportación más relevante de esta iniciativa.
Pero además se han corregido numerosos errores: nombres de jugadores, nacionalidades (dos participantes locales aparecen en las bases de datos internacionales como “cubanos”), incluso jugadas mal transcritas del original, o resultados incorrectos…

En la misma línea, hemos actualizado el Elo que tenían los jugadores en cada torneo a partir de los libros oficiales o por medio de OlimpBase. En ocasiones, se ha incluido algún hecho curioso o interesante del que tuviéramos constancia, sobre la base de nuestra propia experiencia o la de testimonios fiables.

Con una buena dosis de tiempo y paciencia, también hemos precisado el día exacto en que se disputó cada partida, gracias a la consulta frecuente de las hemerotecas digitales. Por último, se ha intentado en lo posible establecer un formato homogéneo para el encabezamiento de las partidas.
Si se detectara algún error -no intencionado-, la responsabilidad recaería solamente en el autor de estas líneas.

3. Ricardo MoyanoMi visión de los grandes torneos internacionales de los años 70 en Las Palmas es necesariamente subjetiva, y básicamente ceñida a sus primeras ediciones. Me vienen a la mente, más de cuarenta años después, una sucesión de "flashes" por donde desfilan Larsen, Bronstein, Tahl, Petrosian... y junto a ellos, los esforzados valores locales, Menvielle, Domínguez, Valcárcel... y después los jóvenes de mi quita, José García Padrón o mi amigo Sergio Cabrera. Y todo ello porque el comienzo de esos grandes torneos en 1972 coincidió con el arranque de mi pasión por el ajedrez. Se ha dicho que los jóvenes de esa generación setentera fuimos "los hijos de Fischer" pero en realidad lo fuimos más bien de Larsen, del recordado match de Candidatos que libró con Ulhmann en mayo y junio de 1971. Yo no estuve en el club Náutico de espectador, pero seguí "a pie de obra" las informaciones en prensa local. Pronto seguí un cursillo de verano y a comienzos de 1972 jugué mis primeros torneos en el viejo club de la Caja de Ahorros junto a la plaza Cairasco.

A los pocos meses me enteré de que se iniciaba un torneo internacional en el majestuoso Hotel Santa Catalina. Era el verano de 1972. La experiencia fue catártica y casi religiosa. Había una división infinita entre la zona de jugadores, los profesionales míticos que yo sólo conocía por los libros, y los vulgares aficionados. Los jugadores locales Menvielle o Valcárcel eran como semidioses que hacían de intermediarios entre ellos y nosotros. Porque la zona de juego estaba separada por un cordón rojo y los jugadores nunca  traspasaban esa barrera, y mucho menos nosotros. Contemplábamos en místico silencio cómo jugaban aquellos ases de leyenda, aunque no nos enterábamos de mucho, tal era el desnivel de juego. En realidad un torneo internacional tiene mucho de escenificación teatral, sólo que se representa mediante un lenguaje callado, no verbal. Bent Larsen escribió que el aficionado en la sala de juego no entiende la mente y el juego del gran maestro, y que debería dirigirse a la sala de análisis para entender algo... Pero yo prefería permanecer en aquel recinto silente, mágico, junto a los grandes maestros que eran casi como figuras de cera. En las escasas ocasiones en que uno de ellos se mezclaba con el público era como una fantasmagoría, como un personaje escapado de la película o la obra de teatro que ha de regresar enseguida a su papel, a su función.

Era aún el franquismo, y el duro comunismo soviético de Brezhnev, y se decía que mandaban a los rusos de dos en dos para que uno vigilara la deserción del otro. No me pareció que ese cura de aldea que parecía el simpático Bronstein, o el elegante melómano que era Smyslov, tuvieran mucho de espías, ni de desertores, pero en realidad, una vez más, la verdadera realidad se nos escapaba. Ignoraba entonces que el judío David Bronstein estaba represaliado en la U.R.S.S., y que la salida a Las Palmas  era una de las pocas que se le concedían en el año.  Y allí estaba también el joven sueco Anderson, jugando descalzo y con los pies doblados a la turca en la silla; o el hierático húng aro Postisch, o nuestro idolatrado y a veces imprudente Larsen... El torneo fue toda una inyección de adrenalina para un joven en formación. Cuando paseaba por los jardines del lujoso hotel me imaginaba que por la mañana esos grandes nombres del ajedrez también lo harían, pero nunca lo comprobé, porque pertenecíamos a dos mundos separados, inencontrables.

Al año siguiente,   1973, la sorpresa fue el huracán Ricardo Calvo, que había ganado el campeonato provincial imbatido, y de pronto se deshacía de tres grandes maestros con un juego agresivo que hacía nuestras delicias. Calvo no era muy empático, pero su juego sí... Lástima que durara poco en la isla.

Los estudios me llevaron lejos de Las Palmas, me perdí el estreno internacional de Angel Fernández en 1975, que logró hacer tablas con Petrosian y casi vencerle, antes de decidir abandonar el ajedrez por mucho tiempo... y apenas pude regresar para ver la VI edición, de 1977, donde competían dos de mis coétaneos, Pepe García Padrón y Sergio Cabrera, midiéndose nada menos que con Karpov y Tahl... Sentía que mis amigos querían acceder a esa quinta dimensión, pero que todavía se les resistía, aunque Pepe lograra vencer al mítico letón tras un grave error de éste.

El resto lo seguí más por la prensa y el boca a boca. Supe que el torneo declinaba, que era cada vez más difícil financiarlo, y me entraba desazón, tristeza...Aun llegué a tiempo de ver la última edición de 1983. Yo ya no era un joven estudiante de bachiller, sino que ejercía mi profesión jurídica. Pero logré ver cómo Pepe García Padrón se proclamaba campeón de España en esa última edición del Ciudad Las Palmas. El tiempo pasa, y nos alcanza. Pero es ley de vida que todo ser vivo nazca, crezca, se desarrolle y muera. Lo importante es, a fin de cuentas, que todo no sea polvo perdido en el lodo, o lágrima en la lluvia. La base de datos minuciosamente elaborada por mi amigo el M. Fide Ernesto Solana rescata de la desaparición tantas y tantas horas de lucha intelectual, de un torneo que puso el nombre de Las Palmas en el pináculo mundial del ajedrez. Las Palmas sonó, y es un orgullo haber formado parte de esa historia, siquiera desde el lado de los aficionados, del aplauso. Ahora esta base, gracias a la labor de Ernesto, quedará a disposición de todos. Ya no será lágrima sino piedra robusta, quien sabe si cimiento de esa historiografía del ajedrez grancanario aún por hacer.

Quiero recordar por último a las tres personas que en su mayor medida hicieron posible este torneo: Pierre Dumesnil, Juan Marrero Portugués, Juan Rafael Betancort. Podría dar muchos más nombres, pero oscurecerían el de estos tres auténticos gladiadores de esa época dorada de nuestro ajedrez que fueron los años 70. Va por ellos. 









Base de datos: M.F. Ernesto Solana: