miércoles, 23 de mayo de 2018

Angel Fernández campeón de España de ajedrez. Primera parte.1942-1966

Angel Fernández Fernández (1942-1999).- Campeón de España 1967.  Primera parte. 1942-1966.


Angel Fernández recibiendo trofeo al quedar campeón en 1967. Cortesía Jorge Abad.


    Angel  Fernández Fernández, nacido en Siones, un pequeño pueblo de Oviedo (Asturias), y de padres asturianos, pero afincado desde los 15 años en Las Palmas, se proclamó campeón individual de España por sorpresa en 1967, con sólo 25 años. Fue el primer campeón de España de la Federación de Las Palmas, y  su triunfo fue el detonante de la creación del club Caja de Ahorros de Las Palmas, del que le cupo el honor de ser el socio número uno. Pero  aunque estaba muy orgulloso de su triunfo, Angel nunca quiso ser bandera de nada, y concibió siempre el ajedrez como una afición más. De hecho, el peso de la responsabilidad del título y de su aprovechamiento público federativo le agobiaban, tenía otras aspiraciones en la vida, y firmó una carrera ajedrecística irregular, con varias etapas, hasta su retirada definitiva del ajedrez de competición en 1990 -con una anecdótica reaparición en 1996-. Murió, joven, demasiado joven, en el 26 de marzo de 1999, tras una rápida enfermedad, con sólo 56 años. 

    Para esta serie biográfica sobre Angel Fernández he tenido la gran suerte de contar con los comentarios de su hermano menor Víctor Fernández y de su viuda Inmaculada Almenara, a los que agradezco toda la ayuda.



    1.-Infancia. Inicios en el ajedrez. Un chico despierto en el bar Fabelo.-1942-1962.

    Angel nació en 18 de abril de 1942 en el pequeño pueblo de Siones (concejo de Oviedo, Asturias) donde su padre era maestro. Fue el segundo de cuatro hermanos, tres varones -Angel, Jose Miguel y Víctor- y una mujer, Zaida, que era la primogénita. Como consecuencia de represalias políticas al acabar la guerra civil, el padre de Angel, de pensamiento progresista, fue trasladado primero a Peñíscola, y desde allí a Las Palmas de Gran Canaria, donde llegó entre julio y agosto de 1957 para preparar el nuevo curso escolar. La madre se uniría a la familia con  sus hijos José Miguel y el propio Angel pasadas las navidades, es decir en enero de 1958. 

   Los detalles los cuenta el hermano menor de Angel, Victor Fernández: 

   -Mi padre, maestro, llegó a Gran Canaria para iniciar el curso 1957/1958. Por lo tanto entre los últimos días de agosto y los primeros de septiembre de 1957. Mi madre llegaría en los primeros días de enero de 1958, con Ángel (15 años), José Miguel (3 años) y embarazada de su último hijo, yo mismo, que ya nací aquí en Las Palmas, en el barrio del Refugio. Nuestra hermana mayor, Zaida, ya se vino con papá desde el primer momento. 
   
      Angel, totalmente ajeno al ajedrez hasta este momento, se inició en los estudios de magisterio con la intención de seguir los pasos de su padre, ya que tenía  una gran vocación docente. Además tenía un gran amor por la música, y realizó la carrera de piano. Su personalidad siempre fue compleja, plural, casi contradictoria, o no tanto, porque todos tenemos muchos lados. Era un adolescente inquieto y algo tímido, pero a la vez buen conversador y sociable, con una mente muy creativa, dotada tanto para las ciencias como para las artes. Otro rasgo de su carácter señalado por todos era su ductilidad, capaz de empatizar con cualquiera y de "mimetizarse" con su entorno, fueran personas o lugares. Tenía un enorme talento natural para el ajedrez, hasta el punto de que Pedro Lezcano Montalvo le consideró el mayor que había dado Canarias. Sólo ya en los años 70 podríamos discutir entre Angel y el joven aruquense José García Padrón, que también se proclamó campeón de España en 1983. 


   La llegada de Angelito, como le llamaron siempre por su modesta y cercana forma de ser, fue afortunada para el ajedrez, tanto para él como para la isla, ya que se produjo precisamente en los años -mediados de los 50- en que el joven francés Pierre Dumesnil, tras contraer matrimonio con una nadadora canaria de la alta sociedad, estaba intentando reactivar el ajedrez en la isla, convirtiendo el bullicioso y oscuro bar Fabelo,en la calle Bravo Murillo, en  reducto de aficionados y en sede de un nuevo club de ajedrez, el C.A. Las Palmas, donde tuvieron lugar distintos torneos, hasta que en 1959 se refundara la Federación en el Círculo Mercantil. Por ambos ejes del modesto ajedrez grancanario, bar y Círculo,  se dejó ver el adolescente, que hasta entonces ni siquiera sabía jugar. Aprendió de forma totalmente autodidacta acompañando a su padre al bar Fabelo, donde éste, aficionado muy limitado, tenía una peña de amigos. Poco cambiaría ese gusto por el autoaprendizaje el resto de su vida, su ajedrez totalmente intuitivo y su escaso gusto por el estudio técnico del juego. Como él mismo declaró al proclamarse campeón de España en 1967, "comencé haciendo pinitos en el Fabelo".


Arturo Pomar en el Bar Fabelo. Las Palmas 1959



    Por precisar fechas, sus primeros contactos con el bar, que era el epicentro de la nueva efervescencia ajedrecística en Las Palmas, datan de la temporada 1959-1960, es decir la primera temporada de la nueva Federación, que retomaba la que había existido en los años 40, ahora bajo la breve presidencia del psiquiatra Rafael O'Shanahan. Angelito tiene 15 años y, con los pocos conocimiento adquiridos en el bar, se inscribe inmediatamente como federado en tercera categoría, para participar en el torneo de la categoría en el Círculo Mercantil; de inmediato obtiene el ascenso a segunda. Para entonces la familia paterna se estaba trasladando a Escaleritas, a la ciudad alta, que sería siempre desde ahora hasta su muerte su barrio de elección, y en esa zona había también un núcleo emergente de aficionados en torno al bar Palmero de la calle Ayacucho. En Ciudad Alta estaba descollando otro jugador tardío, Blas Rodríguez. Y bien fuera en el bar Palmero bien en las fiestas barriales, parece que fue en este momento, 1960, o bien en 1961 (consta una simultánea de Pírez y Lezcano en septiembre de 1961 Ciudad Alta en ese año, celebrada en la calle Ayacucho, al lado del bar Palmero) cuando Angel se enfrentó en simultáneas primero con el fuerte jugador de primera Francisco Martín Alvarado y luego con el temible Pedro Lezcano Montalvo, uno de los mejores de la isla. Las versiones sobre esta partida discrepan, para algunos Angel batió a Lezcano y éste se sorprendió de la fuerza de ese joven desconocido; para el propio Lezcano, fue el quien ganó y en ese momento concreto sólo retuvo un recuerdo difuso de "ese adolescente de grandes gafas". De ser la simultánea de septiembre de 1961 es cierto que Lezcano en ella no fue derrotado por Angel Fernández, ni fue tablas, ya que sus únicos resultados negativos, según refleja la prensa local, fueron una derrota y unas tablas con otros jugadores. 

   La versión del propio Pedro Lezcano es la más creíble, ya que según declaró, le preguntaron al final de aquella simultánea por su joven rival, y él no tenía un recuerdo claro. Es evidente que de haber perdido o hecho tablas sí se habría acordado de él... 

        Así, en 1983, recordaba Pedro:

   -En cierta ocasión di una simultánea de diez tableros y gane por causalidad a un muchacho muy joven, de escasa estatura, con gafas, era Angel Fernández. Un año más tarde se enfrentaba mano a mano con nosotros. Angel fue un magnifico refuerzo en nuestro equipo.

    Más tarde, a la muerte de Angel en septiembre de 1999 Pedro Lezcano volvió con más detalles en un artículo de prensa local (La Provincia, 20/9/1999) sobre su amistad con Angel y ese comienzo, situando la simultánea, aunque con dudas, a fines de los años 50, lo que resulta altamente improbable ya que entonces Angel no vivía en Ciudad Alta y además estaba apenas empezando a jugar.

    "No recuerdo exactamente la fecha en que tuve noticia de Angelito. Puedo decir, aunque parezca una paradoja, que jugué al ajedrez con él antes de conocerle. Así fue, en unas simultáneas que me invitaron a dar en Escaleritas, a finales de los años cincuenta, donde Ángel vivía. Cuando terminé de jugarlas, me preguntaron qué me había parecido aquel jovencísimo adolescente de mirada ingenua, y no supe de quién se trataba. No había pasado un año y.yo, que era entonces seleccionador de aquel equipo grancanario que se enfrentaba todos los años a Tenerife, jamás prescindí de alinear a Ángel Fernández, porque ganaba siempre.  Mi amistad con él fue estrecha y casi paternal, dadas nuestras edades. Participé con él en los Campeonatos de España por equipos, desde nuestro bautismo canario en la ciudad de Alcoy. Mi amistad se basaba fundamentalmente en mi profunda admiración".
  
   Sea como fuere, de forma rápida, el propio Lezcano y todos se fijarían en ese joven que destacaba con un juego desinhibido e imaginativo, todo lo contrario del juego técnico y de estudio que practicaban Dumesnil, el propio Lezcano, etc. Pero en realidad el estilo de Angel siempre fue muy ecléctico, táctico a veces -que era lo que le divertía, y posiblemente recibió el influjo de los románticos de ese tiempo que eran Fernando Sagaseta y el propio Blas Rodríguez- y otras posicional y finalista.


    Para fijar el tema de la residencia de Angel pregunto a Víctor Fernández y a Inma Almenara por los domicilios que tuvo su hermano y esposo. 

    -¿Dónde vivió Angel en Las Palmas, Víctor? 

   -Ángel vivió siempre en la casa paterna hasta que se casó en 1975. Un corto tiempo mis padres vivieron en el Refugio en el año 59, luego alrededor de un año, entre 1959 y 1960, en Guanarteme, y a partir de ese momento, hasta su matrimonio, en el barrio de Escaleritas. Tras casarse compró una casa también en Escaleritas, donde vivió con su esposa y su hijo Ricardo hasta su fallecimiento. 
   
    -En efecto -me confirma su esposa- Angel ya vivía en Escaleritas de soltero, y la casa la compramos cuando nos casamos, es el domicilio que tuvimos siempre, y donde yo sigo viviendo actualmente. Ya has visto que conservo todos los recuerdos de Angel, incluido el piano por el que él tenía tanta devoción, pues como sabes tenía la carrera de piano. 
   
   Entre los años 1960 y 1962, una vez federado, Angel dio un gran salto de calidad, aunque su progresión se vería frenada por el servicio militar y los lejanos destinos que obtuvo como maestro. En octubre de 1960, siendo ya jugador de segunda, se inscribe en el torneo pretemporada de la temporada 60-61; era un torneo de eliminatoria que era el pórtico de todas las temporadas, y jugaban rivales de todas las categorías. Angel vence en la segunda ronda al jugador de primera el farmaceútico Juan Giner, lo que le llenó de orgullo. Todavía al proclamarse campeón de España recordaba esta partida como el momento en que el ajedrez grancanario se empezó a fijar en él. Angel siempre practicaría un juego ecléctico, a veces con ataques e ingenio táctico, y otras sin rehuir cambios de damas y la entrada en finales igualados donde era un maestro. Así ganó precisamente esa partida a Juan Giner. 
   
    No pudo llegar mucho más lejos en este torneo, pero poco después de caer eliminado fue la estrella en la categoría segunda y obtuvo el inmediato ascenso a primera, siendo el joven revelación de ese año.  Las crónicas  muestran ya el estilo que le caracterizaría siempre, improvisador y deficiente en aperturas, donde jugaba líneas desusadas, como la escocesa, la Bird, etc.  Así, en la penúltima partida de este torneo queda en posición inferior en siete jugadas en una variante de la defensa siciliana: "A la séptima jugada Fernández se aparta de los cauces clásicos de esta línea y se introduce en una posición falsa que su rival, muy nervioso, no acierta a aprovechar y que le hubiera supuesto la ganancia do la calidad". La partida acaba en tablas. Ya entonces, junto a su talento como finalista, destaca su agresividad: "La gran revelación de este año. Sus progresos son debidos ...a su clara visión de la partida. A pesar de contar sólo con 18 años su estilo espectacular y agresivo harán pronto de esta promesa una temible realidad"

   Angel se movía pues por los torneos del Círculo Mercantil, lo que quedaba del ajedrez en el bar Fabelo, pero también en el bar Palmero de Schamann. Con la selección de Ciudad Alta se enfrentó por ejemplo en ese tiempo a uno de los equipos históricos, el Fraternidad de Telde. Pero aunque el Ciudad Alta se federó de forma muy temprana, hacia 1961-62, Angel fichó por uno de los tres clubs que disputaron el primer torneo por equipos de Las Palmas en 1961, el Educación y Descanso de la obra sindical. Con ese poderoso equipo disputó el primer torneo interclub oficial en verano de 1961. De este torneo data la primera partida que conocemos de Angel, en que es derrotado por el campeonísimo Germán Pírez. 
    
    Fernandez,Angel - Pírez,German [C02]

I   Interclub C. Ajedrez Las Palmas (Pirez)-Educación y Descanso (Fernandez), 1961 

   1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.c3 Cc6 5.Cf3 Ad7 6.Ad3 Db6 7.Ac2 Cge7 8.dxc5 Dc7 9.Af4 Cg6 10.Ag3 Axc5 




      11.0–0 [Mucho mejor era defender el peón con 11. De2, perder el peón central no está justificado y Pírez queda mejor.] 11...Cgxe5 [Pírez acepta el gambito] 12.Te1 Ad6 13.Cbd2 0–0–0 14.Cxe5 Cxe5 15.b4 [Intenta un ataque con peones en el flanco pero lo que consigue es más bien debilitar las casillas c4 etc. El veterano Pírez consolida su ventaja sin problemas.] 15...h5 16.Tc1 h4 17.Axe5 Axe5 18.Cf3 Af6 19.Dd2 Rb8 20.Ab3 Ab5 21.h3 Thg8 22.Dc2 Tc8 23.a4 Ac4 24.Cd4 g5 25.Axc4 Dxc4 26.Dd2 Tg6 

  27.Cb5 [Mejor era 27.De3, Da6 28.g4 intentando bloquear el flanco de rey. Aunque la ventaja negra es clara, aun se podría luchar.] 27...Df4 [Si el blanco cambia damas queda perdido, y si no el ataque es imparable.]





     28.Dd3 g4 29.a5 gxh3 30.Dxh3 a6 31.Ca3 Tcg8 0–1





En el equipo Educación y Descanso Angel compartía nómina con el delegado Joaquín Sarrautte, Juan Pedro Domínguez, Blas Rodríguez, el abogado Jesús Walter, o el propio Francisco Martín Alvarado con el que había jugado en simultáneas en Schamann. La pertenencia a este equipo vinculado al régimen de Franco no significaba ideología política alguna, aunque es cierto que los jugadores alineados en la izquierda antifranquista jugaban en el C.A. Las Palmas, como Pírez, Sagaseta o Lezcano. Angel no tuvo nunca un pensamiento político partidista, identificándose más bien para mí con la rebeldía individual y el humanismo. Pregunto a su hermano y viuda por la ideologia de Angel y su identidad territorial.  

 -¿Se sentía Angel canario, asturiano, de ambos lados...?

  -Victor: Yo no considero que se sintiese patriota de ningún lugar. Cuando estaba en Asturias se sentía profundamente asturiano entre su gente, al igual que se sentía canario en las islas. No te puedes imaginar la facilidad con la que se mimetizaba con el entorno. Era el más majorero en Fuerteventura, el más asturiano en Asturias, el más papalunista en Peñiscola, el más chacalote en San Cristóbal y, definitivanente, el menos nacionalista y la persona más universalmente terrícola que yo he conocido.

-¿Y su ideología? Los jugadores anteriores, Pírez, Sagaseta, Lezcano, era muy antifranquistas. En cambio los más jóvenes, Juan Pedro Domínguez, Betancort, o el propio Angel, no se pronunciaron de forma tan clara.


-(Victor): En lo político, mi padre sí era más de la línea de Sagaseta, de hecho Fernando Sagaseta le ayudó a instalarse en los primeros meses, pero Ángel era capaz de mimetizarse según con quién estuviese. Por casa pasaron desde Sagaseta, Lezcano, Germán Pírez, de pensamiento izquierdista sí, hasta otros alejados de esa línea, como  Dumesnil, Joaquín Sarraute o Marrero Portugués. Creo que todos fueron bien recibidos, escuchados y atendidos, sobre todo por la matriarca y el patriarca, que pasaron media vida huyendo de ...., bueno de lo mismo que otros muchos.


-(Imaculada): Mi marido era apolítico completamente. Simplemente creía, y eso sí lo proclamó siempre, en la libertad del hombre, del ser humano. 


 En lo que todos coincidieron en el entorno del ajedrez insular era en la bondad de Angel, y en su carácter conciliador, aunque eso no suponía que tuviera un carácter débil, ni mucho menos. Su esposa señala que "era calentón": "Tenía sus prontos, pero se le pasaban enseguida, no era nada rencoroso".


  -(Andrés Armas Suárez): Angel era una persona muy tranquila, capaz de coincidir en la opinión con todo el mundo, incluso aunque unos pensaran una cosa y otros otra...


-(Juan Pedro Domínguez): Angelito era la mejor persona que yo conocí. Un compañero de equipo entrañable, de temperamento tranquilo y amable, muy bondadoso con todos. Su fallecimiento tan temprano me afectó mucho. 


 Volvamos a los inicios de Angel.  Dada su progresión, el seleccionador grancanario Sarrautte contó con él para integrar ya las primeras selecciones de Las Palmas en su lucha contra Tenerife, aunque en esta primera participación en 1961 todavía fue un jugador suplente.    En la temporada 61-62, su tercera temporada federativa, Angel se inscribió de nuevo en el torneo pretemporada en otoño de 1961 y da la sorpresa batiendo ahora al abogado Jesús Walter, jugador de primera que había quedado sexto en el provincial anterior; del buen nivel de Walter da muestras que tiempo después logró derrotar al ex campeón de España Jaume Lladó. En enero de 1962 disputó el campeonato de primera categoría, considerado semifinal del provincial, y a punto está de clasificarse, quedando sexto; solo se clasificaban cuatro -se clasificaron Sagaseta, Walter, Blas y Dominguez). En esta temporada ya interviene como titular en la selección grancanaria contra Tenerife, e inicia su leyenda de jugador imbatible en estos match contra Tenerife, batiendo en sus dos partidas a Puig "con extraña veteranía". 



 Angel sin duda estaba llamando a la puerta de los "top ten" del ajedrez insular. Pero justo en este momento se produjo su entrada en filas, y además fue destinado como maestro en el lejano pueblo de San Nicolás de Tolentino, en el noroeste de la isla. Todo ello produjo un alejamiento de los torneos federados, aunque disputó algunos torneos menores en el club Victoria, dio simultáneas en Arucas, etc.

El alejamiento es prolongado, y no puede optar siquiera a jugar el campeonato de España que se celebró en Las Palmas en verano de 1964. 


-Victor, entre 1962 y 1964 tu hermano permaneció alejado casi totalmente del ajedrez. Creo que cumplió el servicio militar y al acabar magisterio fue maestro en pueblos alejados en la isla.


-Sí. Mi hermano hizo el servicio militar en el cuartel de La Isleta, en la capital de Las Palmas. Antes creo que hizo la instrucción en Hoya Fría (Tenerife) pero de eso no estoy del todo seguro. Por otra parte es verdad que tuvo destinos como maestro en pueblos lejanos de la capital, en San Nicolás de Tolentino en el noroeste, en Juan Grande en el sur, y ya luego dio clases en el programa de alfabetización del barrio capitalino de San Cristóbal.


  Sin duda fue en este instante, al ser trasladado a San Cristóbal, cuando se reincorpora a la actividad federativa en la temporada 1964-1965. Es el año en que empieza su verdadero despegue y sus primeras participaciones nacionales, tanto en el campeonato de España individual como en la lucha por equipos en Alcoy en 1965, primera ocasión en que la selección de Gran Canaria disputa el nacional por equipos. Pero de ello hablaremos ya en la segunda parte de esta biografía. 

    En 1967 fue entrevistado por el periodista González Morera para el diario local La Provincia y recordó sus inicios, como haría con parecidos detalles en otras entrevistas.  


    -¿Habías jugado en realidad al ajedrez en Asturias?  
    -No. En Oviedo no llegué ni a jugar un solo partido. No sabia mover las piezas cuando vine a Las Palmas en 1959 (N.A.: en realidad en 1958)... Me gusta la improvisación, la jugada desconcertante, lo imprevisto. El sacar partido de una aparente mala posición.    


Angel Fernandez en 1962 torneo de primera. Prensa local.
      


2. Retorno a los tableros y primeros campeonatos nacionales.- 1965-1966.


En 1965 Angel reinicia con fuerza su entrada en el ajedrez, con 23 años. Ya es un joven maestro de escuela, y su aspecto físico de esos años es muy convencional, siempre bien vestido con chaqueta y corbata, delgado, con aire algo apocado, protegido tras  grandes gafas de pasta. Muy distinto del que ofrecería a partir de los años 70. En la compleja personalidad de Angel había elementos eclécticos. Amaba las matemáticas y la música, y decía que una explicación de su dedicación al ajedrez es que el desafío del piano se le resistía con problemas de digitación, y pensaba que podía rendir mejor en el ajedrez. Pero junto a este lado más científico de Angel tenía un interior de rebeldía, de individualidad creativa enraízada posiblemente en su propia timidez de fondo. Tenía aficiones que le servían de válvula de escape, como el amor por la velocidad y los coches deportivos -años después sufriría un accidente afortunadamente sin consecuencias-. Pero a la vez su carácter dulce le impulsaba a conciliarse con todos. 

Y su juego, en correspondencia con su modo de ser versátil y sensible, era muy variable: tanto podía brillar en el juego combinativo como en la precisión de los finales. El mismo decía que su juego dependía de cómo se levantara ese día, aunque en general le gustaba más el ataque y la táctica, y admiraba al letón Mikhail Tal. Un resultado lógico de este temperamento era su moral quebradiza. Las derrotas, o la mera presión, le afectaban excesivamente. Frente a la fuerza impetuosa de un Juan Pedro Domínguez o el amor del arte por el arte de un Blas Rodríguez o un Fernando Sagaseta, a quienes no les importaba perder en una partida hermosa, Angel era un fino creador que sufría con las derrotas. No tanto por sí mismo, sino por la opinión ajena. Quería quedar bien ante sí mismo, y sentía demasiado lo que pudiera pensar la afición de su resultado, y eso le atenazaba y le impedía brillar, especialmente en los torneos locales, a partir del momento de sus mayores éxitos.   Se parecía en ello a otro de los grandes de la generación anterior, Pedro Lezcano Montalvo. A ambos les gustaba más el juego por equipos que el individual, donde el resultado particular se sumerge en la lucha colectiva; a su vez, como individualistas solidarios,  les unían aficiones de la naturaleza, especiamente el amor al mar y a la pesca.

Con su retorno, conocedores todos de su progresión en los primeros años 60, hay muchas expectativas en el ajedrez local, y Angel, aunque acusa la falta de tableros, tiene buenos resultados. Su reaparición es en el match de selecciones Las Palmas-Tenerife, que este año es muy importante porque el resultado de los cuatro primeros tableros va a decidir la participación de una u otra provincia, por primera vez, en los campeonatos de España por equipos. Angel defiende esta vez el quinto tablero. Las Palmas vence tanto en las rondas celebradas en Tenerife como en Las Palmas y se clasifica para el campeonato de Alcoy.  Como curiosidad, Las Palmas no estaba representada con un equipo concreto, sino con una selección. La Federación nacional autorizó esta fórmula, que para Las Palmas tenía la ventaja de poder aunar los mejores jugadores de todos los equipos. Y en esta primera selección ya está presente Angelito, puesto que ni Pírez ni Domínguez pueden viajar (en mi libro "El juego de nuestras vidas" cometo el error de mencionar como primer tablero a J.P. Domínguez), estando formado el equipo por Blas Rodríguez, J.R. Betancort, Pedro Lezcano, Angel, y Joaquín Sarrautte como delegado y suplente. En ese torneo sellara una amistad de por vida con el alcoyano Ricardo Calvo, estudiante de postgrado de medicina y de inquietudes humanistas similares a las suyas. Volverian a reencontrarse en Las Palmas en 1973 recién casado Ricardo, durante la breve estancia de Calvo en Canarias. 

  En este torneo Angel obtuvo una buena puntuación 5,5/11 partidas. Como curiosidad, en este bautismo nacional para el propio Angel, pero también para Pedro Lezcano, éste, tras perder varias partidas seguidas, entró en depresión y se perdió por la noche alcoyana. Cuando le rescataron sus compañeros estaba desolado, afirmando que abandonaba para siempre el ajedrez... Afortunadamente seguiría vinculado al juego durante toda su vida. 

     En ese mismo año, en octubre, el campeón regional de Canarias tenía que participar en el campeonato de España individual de Sevilla 1965, pero tras la renuncia de todos los intervinientes en el regional, fue designado el propio Angel, que había tenido tan buena actuación en el reciente nacional por equipos. Pero Angel, con la excepción de lo que sucedería en 1967, no rendía tan buen en pruebas individuales como en las de grupo, y en este su bautismo individual no puede evitar quedar penúltimo. Aún así obtuvo unos estimables 4,5 puntos, incluyendo una victoria sobre el subcampeón nacional Saborido, pero también una derrota a manos del colista José Germán, en la primera ronda, que sería precisamente el premio de belleza, y por desgracia la única partida conocida de Angel de este año, junto con su derrota también en este torneo ante García Orús.


    Fernandez Fernandez,Angel - German,Jose [C01]
    ESP-ch Sevilla (1), 10.1965 
   1.e4 e6 2.d4 d5 3.exd5 exd5 4.Ad3 Ad6 5.Cf3 Ag4 6.De2+ Ce7 7.0–0 Cbc6 8.c3 Dd7 9.Cbd2 0–0–0 10.b4 [Más prudente era 10.h3] 10...The8 11.Dd1 Rb8 12.Cb3 Cg6 

   

1 13.Ae2? [Jugada errónea, aunque la posición no es fácil, podría intentarse 13.b5 Ce7 14. Cc5] 13...Txe2! 14.Dxe2 Ch4 

   

 [El ataque negro es ya irresistible] 15.Cbd2 Axf3 16.Cxf3 Dg4 17.g3 Cxf3+ 18.Rh1  (Si 18.Rg2, Ch4+ gana la dama) Dh5 19.h4 Dg4 0–1


  Garcia Orus,Francisco - Fernandez Fernandez,Angel [D41] ESP-ch Sevilla, 1965 
    
   1.Cf3 c5 2.c4 Cc6 3.g3 Cf6 4.Ag2 e6 5.0–0 Ae7 6.Cc3 0–0 7.d4 d5 [Entra en una defensa tarrasch pero Angel no quiere que le aislen el peon, y juega una línea inferior] 8.cxd5 Cxd5 [Mejor ...exd5] 9.Cxd5 Dxd5 10.Ae3 Dc4 [Si cxd4 11.Cxd4! con fuerte presion] 11.dxc5 Td8 12.De1 Db5 [...Axc5 13. Tc1! gana] 13.Tb1 Axc5 14.a4 Db6 15.Axc5 Dxc5 16.b4 Dc2 17.b5 Ce7 18.Td1 Ad7 [Simplificar dejaría al negro inferior por su pobre desarrollo] 19.Ce5 Dc7 20.Db4 Ae8 21.Cc4 


221...Cd5? [Intenta salir de la presión pero pierde un peón]  22.Axd5 Txd5 23.Txd5 exd5 24.Ce3 Td8 25.Td1 Dd6 [Si d4 26.Cf5 gana peon] 26.Dxd6 Txd6 27.Txd5 Txd5 [El final está perdido pero el blanco remata con precisión ahora] 28.Cxd5 a6 29.bxa6 bxa6 30.a5 Ab5 31.e4 Rf8 32.f3 Ac6 33.Rf2 f5 34.Re3 Rf7 35.Rd4 fxe4 36.fxe4 Ab7 37.Re5 g5 38.Rd6 h5 39.e5 Axd5 40.Rxd5 Re7 41.h3 g4 42.h4 Rd7 43.e6+ 1–0




    En 1966 Angelito está plenamente incorporado al tablero local. Por entonces el Círculo Mercantil, sede habitual de los torneos, está cerrado, y el ajedrez se refugia en unos balnearios playeros de Educación y Descanso cedidos por Joaquín Sarrautte. Allí se disputa el torneo de primera que clasifica dos jugadores para el provincial, y Angel logra hacerse, con apuros, con la segunda plaza, tras Peña y en dura pugna con el veterano Narciso Casañas -jugador de los años 40...-. En el provincial de 7 jugadores Angel logra un digno cuarto puesto, tras Sagaseta, Lezcano y Blas Rodríguez, con 7 puntos de 12. Su buena puntuación hace que adquiera la ansiada categoría de preferente.   

    Por renuncia de los dos primeros, Angel puede disputar el campeonato regional de ese año, y consigue su primer título local en reñida lucha con el tinerfeño Juan Castro, y superando a Blas Rodríguez. Este título le permite repetir en el campeonato individual de España de 1966. Pero además, en los enfrentamientos por equipos, se convierte de nuevo en un puntual de la selección grancanaria, ahora ya en los primeros tableros. Juan Pedro Domínguez y Angel son el terror de los tinerfeños, pues se crecen siempre en esos matchs. Para Juan Pedro, Angel, humilde, sencillo, era la persona más entrañable de todos los ajedrecistas que conoció en su vida, el más especial. Las Palmas vence con facilidad. Pedro Lezcano rememoró a la muerte de Angel cómo Angelito se hizo un nombre enseguida en el ajedrez local, y en particular en la selección, porque siempre ganaba... Tras estos torneos locales, donde había destacado, Angel estaba preparado para jugar los campeonatos nacionales individual y por equipos. En el nacional, en Bilbao, comandado por un Sagaseta que acababa de retornar de prisión, el equipo queda en una zona media, y Angel tiene una buena actuación, con 5 puntos. Después disputa el individual en Almería, uno de los absolutos más fuertes de esa década, y termina noveno con 9,5 puntos, en zona media, pero ya considerado uno de los jugadores revelación, con victorias por ejemplo sobre Jaume Lladó o Ernesto Palacios, y un empate con Franco, lo que le lleva a ser destacado por Román Torán en sus crónicas del torneo como uno de los jugadores de mayor progresión.
    
   Pero en todo caso, nadie podía pensar, ni mucho menos él mismo, que al año siguiente sería campeón de España.

    Terminemos con una partida amistosa muy bonita, que conocemos de este año. Dumesnil solía entrenar a los jugadores canarios que competían en los campeonatos de España (Sagaseta, Domínguez...) y en este caso posiblemente hizo lo mismo con Angel. Como vemos, de estos primeros años solo se conservan derrotas de Angel. En su modestia, era un jugador que no guardaba por entonces ninguna de sus victorias...
    
     -(Andrés Armas): Pierre Dumesnil era muy respetado en esos años, no sólo como organizador y valedor del ajedrez grancanario, que lo sacara del ostracismo, sino también como entrenador y jugador. Lógicamente Angelito era más joven y en esos años Dumesnil le superaba. Pero luego las tornas cambiaron, y recuerdo que una tarde en el club Angel ganó a Pierre una partida informal, y a Pierre no le sentó nada bien: el joven se le había subido a las barbas...




    Dumesnil, Pierre - Fernandez,Angel [C54]
    Partida amistosa, 06.1966 
   
   1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Ac5 4.c3 Cf6 5.d4 exd4 6.cxd4 Ab4+ 7.Cc3 Cxe4 8.0–0 Cxc3 [Preferible en esta línea de ataque es tomar con alfil 8...Axc3.]  9.bxc3 Ae7 [Mejor 9...Axc3 o 9...d5] 10.d5 [Interesante y poco conocido.] 10...Ca5 11.d6! cxd6™ [Obligado, pues 11...Cxc4 12.dxe7, obligaria a 12...Rxe7. Y tras 11...Axe7, 12.Te1 el negro queda muy mal.] 12.Axf7+! [Dumesnil demuestra son excelentes conocimientos teóricos, recibía libros y revistas extranjeras y estaba siempre al día.] 12...Rxf7± 13.Cg5+ Rf8 [Igual sería 13...Axg5 14.Dxd5+.] 14.Dd5 Axg5 [Relevante: 14...De8 15.Dxa5 Dg6 16.Te1 h6 17.Ch3 b6 18.Dd5 Tb8 19.Cf4 Df7 20.Dd3 Rg8 21.Cg6 Af8 22.Cxh8 Rxh8 23.Aa3 Ab7 24.Axd6 Axd6 25.Dxd6 Tf8 26.f3 Ac6 27.Te7 Df5 28.Tae1 Rh7 29.h3 Tf6 30.De5 Dg6 31.Rh2 Tf8 32.Td1 Tf6 33.Td4 h5 34.Th4 Rh6 35.Te8 Df5 36.Txh5+ 1–0 (36) Bartel,M (2287)-Polkowski,P (2203) Szklarska Poreba 2013] 15.Axg5 De8 16.Tae1N [Predecesor (2): 16.Tfe1 Df7 17.Dxa5 b6 18.Db4 Dd5 19.Df4+ Df7 20.Dxd6+ Rg8 21.Te7 Dg6 22.Dd5+ 1–0 (22) Hauk,R (1626)-Schillinger,B (1681) Birkenfeld 2013] 16...Df7 17.Dxd6+ Rg8 18.Te7 Dxa2 19.Ah6! [Fino remate, ya que tras 19...gxh6 20.Df6 y mate.] 1–0   














domingo, 20 de mayo de 2018

Ajedrez Las Palmas. La cartilla escolar de Pedro Lezcano

Cartilla de ajedrez escolar Pedro Lezcano Montalvo ( ediciones 1970-2008)


Autor: Ricardo Moyano Mayo 2018. nemogcster@gmail.com

1. La cartilla escolar de ajedrez de Pedro Lezcano.-



Dedico este artículo a glosar la cartilla de ajedrez escolar de Pedro Lezcano Montalvo, un proyecto pionero de manual elemental para la enseñanza del ajedrez a la infancia que nació en el año 1970 en Las Palmas, y conoció siete ediciones hasta el año 2008, incluso las últimas tras la muerte de su autor.




Si bien ya existían por supuesto diferentes manuales básicos de ajedrez en España, entre otros el del maestro catalán José Paluzié con el que yo aprendí ajedrez, o el de Ramón Rey Ardid con el que aprendieron también muchos, no existía una obra dirigida específicamente a escolares. Fuera de España, incluso existía la Cartilla de ajedrez del genial campeón cubano J.R. Capablanca de principios de siglo y la del argentino Roberto Grau en los años 30, pero que no tenían, salvo error por mi parte, un destinatario específicamente escolar.  Las Palmas fue una avanzada en la dedicación al ajedrez en las escuelas, iniciando la primera campaña escolar en 1969, tomando como ejemplo la labor del director de un colegio público, Juan Francisco Hernández, en el municipio de Arucas, que venía enseñando ajedrez por su cuenta desde mediados de los años 60, aunque también existieron iniciativas en otros municipios como Telde.

La Federación Provincial, con el apoyo de la Caja de Ahorros -el director de la entidad financiera era el propio presidente de la Federación, sr. Marrero Portugués-, encargó al escritor y ajedrecista Pedro Lezcano Montalvo, "alma mater" del ajedrez grancanario desde los años 40, no sólo impartir docencia a escolares, sino también la elaboración de un pequeño manual, una Cartilla, que se distribuiría gratuitamente por los colegios. Pedro redactó esa primera Cartilla de ajedrez, que subtituló "15 lecciones elementales", con un lenguaje sencillo y ameno, aderezado de dibujos realizados por él mismo. En 1970 la cartilla estaba terminada, y la impresión se realizó en la propia imprenta que tenía Lezcano. La tirada fue de 15.000 ejemplares.

La estructura de los capítulos es sencilla: Se inicia con "Un poco de historia" del ajedrez, luego presenta a "Los personajes" -las piezas y peones aliados o adversos del "campo de batalla"-, luego explica el movimiento de las piezas incluyendo el enroque, sigue con la anotación de los movimientos bajo el sistema descriptivo -en la cuarta edición se adoptará el algebraico-, y continúa con los mates elementales, un pequeño diccionario de términos ajedrecísticos, la partida, los cambios de piezas, los sacrificios, las tablas, las aperturas, y los finales de partida.

La Cartilla fue un éxito grande en aquellos años de efervescencia del ajedrez escolar en la isla, y conoció distintas ediciones en vida de su autor, e incluso tras su fallecimiento en 2002, siendo las últimas ediciones, la sexta y la séptima y última, a cargo de su hijo el también ajedrecista Pedro Lezcano Jaén. A partir de la tercera edición, en los años 80 ya, se añadió una última parte con una colección de partidas notables de jugadores de Las Palmas de muchas generaciones, comenzando con la victoria de Fernando Sagaseta ante Santos en el campeonato de España de 1960 y terminando con encuentros de Daniel Ortega y Sabrina Vega. También, tras la muerte del autor, se añadieron algunas partidas del propio Pedro Lezcano, y un fragmento de uno de sus poemas. Otras variaciones que conoció la Cartilla en sus sucesivas ediciones fue la adaptación del sistema descriptivo de anotación al algebraico, y la incorporación de nuevos dibujos que no estaban en la edición príncipe, y que le dieron un aspecto mucho más visual así como el cambio de su confección manual al diseño informático.



La Cartilla de Pedro era tan conocida, que el poeta ya en sus últimos años, declaraba con ironía que era más conocido por ella que por sus obras literarias.

La Cartilla dio lugar a que la Delegación Nacional de Deportes, dos años después, en 1972, editara una especie de réplica, una nueva Cartilla escolar, elaborada por el M.I. asturiano Ramón Torán, que también tuvo mucho éxito, y tuvo varias ediciones, aunque se considera inferior a la canaria. Y luego surgieron otras, como la del M.I. andaluz Ricardo Montecatine en los años 80, etc. Y por supuesto, libros específicamente dirigidos a niños, también.

En 1988 también la prensa lanzaroteña dio cuenta de la inminente edición de una Cartilla escolar en dicha isla, a cargo entre otros del gran jugador conejero Julián Morales, pero ignoro si el proyecto llegó a buen término.

El propio Pedro Lezcano aprovechó las lecciones de su cartilla para reproducirlas mensualmente en la revista Ajedrez Canario, de la que era el director, a partir de 1973. Por tanto, no es cierto lo que se afirma en la excelente biografía del autor de Teresa Cancio, según la cual el éxito de las lecciones de la revista empujó al poeta a editar la Cartilla, ya que fue exactamente al revés, y la cartilla, de 1970, es anterior al nacimiento de la propia revista en 1971 y a la publicación de los fragmentos a partir de 1973.

La primera edición de la Cartilla está disponible para descarga digital en Memoria Digital de Canarias, aunque también en este enlace propio:

Cartilla Pedro Lezcano. Edición primera 1970


2. Las sucesivas ediciones de la Cartilla.-

2ª edición (1982):

2ª edicion Cartilla 1982

 Pese al éxito de la Cartilla, no se editó una segunda edición hasta fines de  1982, en que se cambió la portada: ahora, en una fotografía de fondo azul, aparece el campeón mundial Anatoly Karpov jugando con una niña en simultánea. La tardía reedición de la Cartilla tuvo que ver sin duda con los años convulsos de lucha entre la antigua Federación y los nuevos responsables de la Caja. Sólo tras la dimisión de Marrero Portugués en 1979 la Caja de Ahorros reactivó el apoyo al ajedrez.

Si bien la cartilla originaria había sido un encargo de la Federación financiado por la Caja de Ahorros, a partir de esta segunda edición la Cartilla se vincula a la propia Caja, y su labor social y escolar, difuminándose su relación con la Federación. No en balde observamos en el acto de presentación exclusivamente al director del club Caja de Ahorros, Antonio Labao, y al responsable de imagen de la Caja, Octavio Pulido.






De esta segunda edición, cuyo contenido apenas varía de la primera, se tiraron 20.000 ejemplares. 

3ª edición (Probablemente fines años 80)

Tercera edición Cartilla, fnes años 80 probablemente


En la tercera edición, de fecha desconocida, pero que por su contenido corresponde a finales de los años 80, nuevo cambio de portada, aparecen a todo color un grupo de escolares enfrascados en el juego. Se incorpora un reconocimiento a los campeones de España arraigados en Canarias (Angel Fernández, J.Miguel Fraguela, los hermanos José y Mary Pino García Padrón) y por primera vez se añade una selección de partidas de jugadores canarios, que termina con una victoria del joven Alfredo Brito sobre el G.M. Nikolic.  De algún modo se pretende hacer ver al escolar que la dedicación al juego puede convertir al niño también en un campeón local. Entre las partidas, sólo una de Pedro Lezcano Montalvo, su victoria sobre Román Torán, al que se cita curiosamente como Gran Maestro, siendo solamente Maestro Internacional. 




4ª edición (1996): Con ocasión de la Olimpiada escolar mundial en Las Palmas y el supertorneo de ese mismo año, se aprovechó para reeditar la Cartilla. Se modifica la selección de partidas canarias, dando entrada además a nuevos valores como el aruquense Braulio Sarmiento, Pedro Lezcano Jaén -hijo del autor- Ernesto Solana, etc.  La portada es más cuidada, y posiblemente la más lograda, con un fondo de color madera y un dibujo ajedrecístico. Se hizo también un acto de presentación.

4ª edición 1996


5ª edición (2001)


Tras un lapso de varios años, y ya  en el penúltimo año de la vida del autor se edita la 5ª, ya a cargo de la Obra Social de la Caja de Ahorros, que amplía la lista de partidas de jugadores canarios, y la portada se vuelve más austera, lisa practicamente, lo que que se mantendrá en las ediciones sucesivas, con mero cambio del color. Ha desaparecido la referencia a los canarios campeones de España. Se nota ya una mejora en la composición, sin duda informática. En sus últimos años, aquejado de graves problemas de espalda y movilidad, Pedro Lezcano vivía en el campo, lejos del mar donde había permanecido en la mayor parte de su vida; ahora hacía vida más casera, y había descubierto la informática, que le servía también para practicar ajedrez on-line.

5ª edición 2001

Lezcano presenta en 2001 la última edición que dirgió

Pese a sus problemas físicos, Pedro no falto al acto de presentación de esta quinta edición, en septiembre de 2001, justo un año antes de su muerte. En el acto, al lado del el exajedrecista y político Gonzalo Angulo y del federativo José Miguel Fraguela, reconocía Lezcano, con modestia, que en la vida le habían gustado muchas cosas, y eso había contribuido a que no destacara del todo en ninguna, de lo que no se arrepentía, porque su primera apuesta había sido vivir su vida, la individual y la familiar: en sus cuatro hijos tenía a cuatro amigos. Pedro había participado por última vez en actos relacionados con el ajedrez en el Memorial a Angel Fernández en 1999, y posiblemente este acto de presentación fuera el último acto público que tuvo que ver con su larga dedicación al juego.

Se hizo constar que hasta este momento, la Caja de Ahorros había distribuido a lo largo de las décadas unas 150.000 cartillas entre los escolares.

6ª edición (¿2003?)


Sexta edición 2003

Se editó ya tras la muerte del poeta en  septiembre de 2002, probablemente en 2003, y es la primera edición a cargo de su hijo Pedro Lezcano Jaén, que escribió un texto de recuerdo emocionado a su padre, llamado "Un pequeño homenaje", que se mantendría en la última edición, cambiando el título. Se incorporan más partidas del autor del libro, superando la modestia que le había llevado a incluir una sola en las ediciones anteriores. 


7ª edición (2008): La última edición es de 2008, a cargo también del hijo del autor Pedro Lezcano Jaén (M.I.). Supone muy ligeros cambios sobre la sexta. El artículo de homenaje se titula ahora "Siempre con nosotros". Lezcano Jaén, también dibujante como su padre, además de pintor, realiza algunas de las ilustraciones de la cartilla. Ofrezco una digitalización de dicha edición, que me ha sido cedida por el propio Pedro Lezcano Jaén.

7ª edición (2008)


Cito el fragmento de poema del autor que figura en la Cartilla: 

"Yo viviré lo que deseen ustedes.
Olviden mi nombre, me habré muerto;
pero seré inmortal con que un amigo
me erija un buen recuerdo
Para entonces dirán de vez en cuando:
- Aquel amigo Pedro,
después de todo no era mal muchacho.. 
Y guardarán silencio.
Y el pequeño lugar que yo ocupaba
sobre la tierra volverá a estar lleno."

En el texto de su hijo, que sirve de pórtico, Lezcano Jaén recuerda que su padre "escribió, dibujó, compuso e imprimió la cartilla apoyado en sus años de docencia en el ajedrez, y ... edición tras edición fue añadiendo y quitando, mejorándola, primero en su vieja imprenta y en las últimas ediciones apoyado en el ordenador, que manejaba como un adolescente, derrochando ilusión...El amigo Pedro, sin duda, sigue entre nosotros".

Cartilla Pedro Lezcano póstuma, 7ª edición

Tras la edición de 2008 no ha habido más. Como me comenta el propio Pedro Lezcano Jaén, la crisis bancaria que condujo a la desaparición de la Caja de Ahorros, fusionada en Bankia, dictó el fnal de la cartilla. Y cuando le digo que he de devolverle la cartilla que me regaló, para que él la guarde, se encoje de hombros: "No es eso lo que me importa. Lo bueno sería que los ejemplares que quedan de la cartilla vayan no a mi casa sino al club de Bankia, y que los aprovechen los niños de ahora". El pensamiento altruista y docente de Pedro Lezcano Jaén, que ha continuado impartiendo docencia en el club Bankia, es sin duda digno heredero del de su padre, que escribió que nadie pidiera permiso para usar sus palabras: "Mis palabras son de todos, / si no, ¿para qué las quiero?"

Sirva este artículo de recuerdo de esta entusiasta obrita de Pedro Lezcano Montalvo, que se editó durante 38 años. Y, el futuro no está escrito, quién sabe si aún cabe esperar nuevas ediciones con un contenido remozado... Su autor sin duda lo aplaudiría. Y muchos de los que utilizaron la cartilla en aquellos años. Veamos una impresionante fotografía de una simultánea escolar en 1971, en la calle mayor de Triana (Las Palmas). 

Simultánea escolar en la calle Triana (Las Palmas) 1971

Postdata: Para quien quiera saber más:

     En este mismo blog pueden encontrarse tres artículos sobre la trayectoria ajedrecística de Pedro Lezcano Montalvo (1920-2002). Pero aprovecho para añadir un resumen de su figura y algunas anécdotas. Pedro, el amigo Pedro, fue siempre un intelectual riguroso poco amigo de academicismos. En el ajedrez, desde su llegada a la isla en 1944 hasta su muerte, lo fue todo: jugador, docente, federativo, publicista, impresor, periodista, seleccionador... En las década 80 y 90 participó desde posiciones de izquierda en la vida política de Canarias, siendo incluso Presidente del Cabildo de Gran Canaria. Desde todas sus responsabilidades apoyó el ajedrez con entusiasmo, patrocinando los Open Gran Canaria de los años 80, el torneo Lark, etc. etc. En los años 70 fue capitán de mi equipo, el Condal, y compartimos dos estupendos campeonatos de España por equipos en 1977 y 1978. Tras su fallecimiento escribí un texto de homenaje en la prensa local, y he mantenido buena amistad con su hijo Perico Lezcano Jaén, que ha continuado su labor como ajedrecista, dibujante y docente. Le agradezco a Pedro Jr. su ayuda para este pequeño artículo. 

     Pedro, como buen intelectual, tenía fama de despistado. Algunas de las anécdotas que se recuerdan en el club son muy graciosas. En una ocasión se levantó para ir al servicio y al sentarse de nuevo se dirigió al árbitro indignado, porque su rival había cambiado el sitio de todas las piezas. El árbitro le hizo ver que era él la única pieza mal colocada, pues se había sentado en otro tablero del torneo... En otra ocasión mientras meditaba empezó a cucharear el café... hasta que se dio cuenta de que no estaba usando la cuchara sino su alfil... 

   Quiero acabar con una anécdota personal. Hace un año leí el magnífico libro de selección de cartas escrita por Pedro Lezcano a su hermano Ricardo. Sus hijos eran lo más importante de su vida y estaba ansioso porque su hijo Perico iba a ser sometido a un juicio penal por haberse declarado objetor de conciencia. Escribía en las cartas que no se fiaba de los jueces, que eran en su mayoría muy conservadores y no habían asumido del todo la democracia... Curiosamente, yo había aprobado las oposiciones a juez esos años, y me tocaba intervenir en ese proceso. Naturalmente, al ver que el acusado era el hijo de mi admirado Pedro me abstuve de inmediato. Afortunadamente, en esos años finales de la criminizalización de la objeción de conciencia ya nadie iba a prisión, y mis compañeros dictaron una sentencia muy suave y Perico pudo continuar con su vida sin mayor contratiempo. Por desgracia, en los últimos años de la vida de Pedro Lezcano Montalvo nunca nos encontramos y no hubo ocasión de hablar de todo esto. 

     Para terminar, el interesado en la vida y obra de Pedro Lezcano Montalvo cuenta con varios textos digitales, de los que citare sólo los dos oficiales siguientes:

Lezcano Poesia Prometida, revista de homenaje 2016

Antología poética:

Antología poética de Pedro Lezcano Montalvo

Comentarios al autor: Ricado Moyano nemogcster@gmail.com