lunes, 28 de marzo de 2016

Notas para una historia del ajedrez grancanario (1): La Sociedad Ajedrecística de Las Palmas (I).

Notas para un estudio del origen del ajedrez en Gran Canaria (1): La Sociedad Ajedrecística de Las Palmas.- 1931 y 1932.



1. Los orígenes: La Sociedad Ajedrecística de los años 30.  

La práctica del ajedrez ha existido desde siempre en Las Palmas, como en todas partes. Ajedrez informal, o juego en los domicilios, bares, parques, sociedades recreativas… Pero la práctica organizada tiene un nombre y una fecha de arranque: La Sociedad Ajedrecística de Las Palmas, 1931 (el año de la II República).

Tal vez porque este cambio de régimen político remueve de abajo arriba los intereses de la sociedad civil, un puñado de aficionados, lo de mayor nivel en la capital, promueven una asociación no federada (ya existía la F.E.D.A., la Federación nacional, desde años atrás), con la intención de organizar torneos serios, clasificar a los jugadores por niveles, etc. –Poco antes, apenas se registran actividades como una simultánea dada por el marino Buda en el propio Gabinete, en 1928-.
El Gabinete Literario y el Círculo Mercantil, en la parte vieja de la ciudad, y el R.C. Victoria o el club P.A.L.A. en la zona de las Canteras, habían sido entidades relativamente abiertas al ajedrez, ya que las dos primeras, muy elitistas, vetaban el acceso a los no asociados… y sus cuotas no eran precisamente baratas.

Es por ello que esta Sociedad Ajedrecística, con sede en el Gabinete Literario de la plaza Cairasco, está vinculada a un conjunto de socios del propio Gabinete, hijos de la burguesía ilustrada de la isla. Se constituye allí el llamado “Club de Ajedrez Las Palmas”.  Sin embargo, el objetivo de la Sociedad, en consonancia con las ideas republicanas, es abrir la práctica del ajedrez sin distinción de “status”: el primer torneo que organizan permite la inscripción a cualquier aficionado, y el lugar de celebración no va a ser el propio Gabinete, sino el bar Nuevo, en la plaza Diego Hurtado de Mendoza, muy cerca del propio Gabinete, eso sí.



Este puñado de entusiastas, que representan a las pocas docenas de prácticantes del juego que hay en la capital por entonces, están comandados por Ildefonso Gallardo, que ha regresado de Cuba donde ha llegado a jugar con el mismo Capablanca, por Alvaro de Mendizábal, un profesor que es nombrado presidente de la Sociedad, por Ezequiel Martín, secretario de la misma, y por algunos más como Relloba, Cubas,  Leopoldo O’Shanahan, Andrés Calvo, Ramón Rúa Figueroa –militar, futuro primer  presidente de la Federación Provincial en 1943-, el joven Angel Navas, etc.


Algunos jóvenes, también en general hijos de la clase media, como Miguel Navarro o Germán Pírez (hijo del comerciante Joaquín Pírez),  acuden a presenciar las partidas del largo I Torneo, que dio comienzo en enero de 1932, y no terminó hasta julio de ese mismo año –aunque estaba previsto acabarlo en dos meses-. Están aprendiendo a jugar todavía, y no se atreven a inscribirse, aunque juegan partidas amistosas entre ellos o con alguno de los participantes. Pírez por ejemplo es apalizado en estos primeros juegos por Angel Navas, aunque posteriormente será él quien le gane. Navas fallecerá prematuramente poco después de terminar este torneo, por desgracia. Estos jóvenes serán pronto los mejores jugadores de la capital, hasta el punto de que Germán Pírez (1914-1992) será el ganador del II Torneo en 1934, y el dominador del juego en la década 30 y 40.

2. El I Torneo de la Sociedad Ajedrecística... sin Pírez.- 1932.

El torneo comenzó con 28 participantes, en una larga liga a doble vuelta, lo que suponía jugar más de 50 partidas…  Este fue un claro defecto de planificación. Además, no se jugaban todas las partidas de cada ronda simultáneamente, sino en días sucesivos, y un poco a voluntad de los jugadores, por lo que algunos acumulaban 8 o 10 partidas más que otros…

La Sociedad no sólo se limitó a organizar este I Torneo (y de modo más renqueante, el II en 1934) sino que además en estos primeros años 30 desde las páginas del diario La Provincia, además de dar realce al torneo, publicaban partidas comentadas de la actualidad internacional. Transcribimos algún ejemplo. Alvaro de Mendizabal, Ezequiel Martín y Ramón Reiloba –que fue el ganador del largo torneo- eran los responsables de la columna.






Respecto a este primer torneo, las inscripciones pudieron hacerse en el propio bar Nuevo y en el establecimiento de venta de zapatos del sr. Quesada, en la calle Obispo Codina, que fue uno de los participantes. El torneo, dada su larga duración, terminó jugándose en el hotel Europa, o Casa Falcón, muy cerca del propio Gabinete, entre las calles Remedio y Peregrina –un antiguo hotel del s. XIX donde se alojaba el turismo inglés- (ver este enlace de Herrera Piqué para interesados:  http://mdc.ulpgc.es/cdm/ref/collection/aguayro/id/1850 ).



Veamos las curiosas reglas del torneo: “Organizado por la Sociedad Ajedrecista de Las Palmas, que cuenta con numerosos afiliados, se ha organizado un torneo de ajedrez, para disputar el premio de una copa de plata, donada por don Alejandro Parres. Las bases, porque ha" de regirse dicho torneo serán las siguientes: Primera. El torneo,"dará comienzo y tendrá lugar, el día primero de enero de 1932 en el local del Cafe Nuevo, Plaza de Hurtado de Mendoza número 2, los jugadores que deseen tomar parte en él, deberán hacer sus inscripciones antes del día 20 de diciembre próximo, en uno de los siguientes locales: Establecimiento de calzado de don Ricardo Quesada, calle de Obispo Codina número 1 y en el local donde ha de celebrarse dicho torneo.  Segunda Los jugadores al hacer sus inscripciones deberán manifestar su edad y días y horas hábiles en que podrán actuar. - Tercera. Las partidas se celebrarán ante dos miembros de la Sociedad organizadora,  que tomarán nota de las partidas, uno de estos ejercerá de arbitro haciendo respetar el Reglamento por que se rige este juego. Cuarta. Sí con ocasión de la aplicación de las reglas que establece dicho Reglamento, surgiera alguna duda entre los jugadores, se recurrirá al arbitro cuyo fallo será inapelable. Cuarta. La falta de respeto y consideración debida al arbitro, por alguno de los jugadores, dará lugar a la descalificación de este, considerándose la partida perdida por él, respetándosele no obstante el derecho a continuar en el torneo. Si algún jugador fuese descalificado tres veces perderá todos sus derechos; se considerará también descalificado el jugador que ofendiere al contrario jugador, aplicándose en su caso las reglas establecidas en el apartado noveno de estas bases. Sexta. La calificación de los jugadores se efectuará por puntos, considerándose cada partida ganada un punto, cada partida empatada medio punto y cero puntos cada partida per entendiéndose por tal las abandonadas: Séptima. El torneo se efectuará por doble vuelta, de esta forma cada jugador deberá jugar dos partidas con cada uno de sus contrincantes, debiendo llevar en la segunda distinto color de juego del que por corteo la hubiese correspondido en la primera. Octava. Ei máximo de tiempo que se concede al jugador para efectuar las jugadas, no podrá exceder de una hora por cada "diez jugadas, si excediese de dicho tiempo ce considerará que abandona la "partida.  (N.A: No olvidemos que se jugaba aún sin reloj). 

Novena. En el caso de no acudir uno de Ios jugadores sin causa justificada, se considerará que abandona, otorgándose la partida al - contrario si justificara cu ausencia se aplazará el encuentro hasta nuevo señalamiento; en el caso de que falten ambos jugadores  sin causa justificada, la partida se considerará perdida para ambos, si su ausencia fuera justificada se aplicará la regia establecida anteriormente. La no asistencia reiterada por tres veces se considerará | como abandono del torneo, aplicandose en su caso las reglas establecidas, en los turnos que la faltasen…”

Una regla muy progresista para la época: “Podrá tomar parte en el presente torneo todo aquel que lo solicitare, dentro de las bases establecidas, sin más limitaciones que las del honor y la caballerosidad, sin distinción de nacionalidad ni de sexo”. No olvidemos que en esta época se debatía el derecho a voto de las mujeres, obtenido por la constancia de la diputada Clara Campoamor. De todos modos, no se inscribió ninguna fémina.

Veamos algo del desarrollo del torneo:









Una vez finalizado, tras 54 partidas nada menos, se dividió a los jugadores en de primera, segunda y tercera en función de sus resultados.  Veamos la clasificación y las categorías.





El Navarro que aparece en los últimos puestos del torneo no es Miguel Navarro, el amigo de Germán, que como hemos dicho parece que no compitió en este torneo, como tampoco Germán. Sino Sebastián Navarro. No obstante, Miguel y Germán jugaron partidas amistosas en este año, que son hasta el momento las partidas jugadas en Las Palmas más antiguas que conocemos. Veamos una jugada entre ambos, y otra jugada en consulta en dos parejas. Sirva esta presencia de Miguel Navarro como homenaje no sólo a este relevante jugador canario, sino también a su hijo Miguel Navarro Espino, mi gran amigo de juventud, reciente y prematuramente fallecido en Madrid.


Pìrez,Germán - Navarro,Miguel [D05]
Amistosa, 1932

 1.d4 Cf6 2.Cf3 e6 3.e3 b6 4.Ad3 Ab7 5.Cbd2 d5 6.0–0 Ce4 7.c4 c6 8.Cxe4 dxe4 9.Axe4 Cd7 10.b3 Ae7 11.Ab2 f5 12.Ac2 Af6 13.De2 0–0 14.e4 Te8 15.e5 Ae7 16.Tfd1 Cf8 17.d5 cxd5 18.cxd5 Axd5 19.Axf5 exf5 20.Db5 Ac5 21.b4 a6 22.Dd3 Axb4 23.Dxd5+ Dxd5 24.Txd5 Ce6 25.Cd4 Cf4 26.Td7 Txe5 27.Cc6 Te1+ 28.Txe1 Axe1 29.Txg7+ Rf8 30.Txh7 Cg6 31.Ce5 Rg8 32.Td7 Cxe5 33.Axe5 Te8 34.Ad4 Aa5 35.g3 Te2 36.Ta7 Td2 37.Ae3 Td6 38.Txa6 Tg6 39.Ta7 Rf8 40.h4 Re8 41.h5, 1-0.

 Pírez y Chirino - Navarro y Ponce [D02]
1932

 1.d4 Cf6 2.Cf3 g6 3.g3 Ag7 4.Ag2 d5 5.Af4 Cbd7 6.0–0 0–0 7.c4 e6 8.Db3 c5 9.Td1 De7 10.e3 Ch5 11.cxd5 Cxf4 12.exf4 Cf6 13.Cc3 Td8 14.dxc5 Dxc5 15.dxe6 Axe6 16.Txd8+ Txd8 17.Dxb7 Cg4 18.Ce4 Dc2 19.Cfg5 Td1+ 20.Txd1 Dxd1+ 21.Af1 Ad5 22.Dc8+ Af8 23.Dxg4, 1-0.

Como vemos, el torneo fue ganado, con derecho a la copa, por el jugador y miembro de la Sociedad Ramón Roiloba Morillas, que disputó torneos en esta década y también hasta los años 40 -participó por ejemplo en el torneo del kiosco en San Telmo de 1943-. También ocuparon puestos destacados los mejores jugadores de esa época, Narciso Casañas -que impulsó la creación de la Federación en 1943-, Alvaro de Mendizabal, etc. 


3. Lo que vino despues. Finalmente,  la directiva de la Sociedad entró en crisis por simple agotamiento de energías. Durante el resto de 1932 y 1933 no hay más actividades, e incluso se plantean el cierre de la Sociedad y de la sede. Germán Pírez y Miguel Navarro –el joven Navas ha fallecido inesperadamente- entran en estado de alarma. Sólo Ildefonso Gallardo se mantiene con ganas de seguir…  La directiva de la Sociedad ha dejado de existir y ni siquiera han convocado a la Sociedad para renovar los cargos. Y los jóvenes creen que hay que hacer algo por mantener esta iniciativa. Pírez asume las crónicas de ajedrez en La Provincia, y junto con Gallardo y algunos de los socios consiguen que la entidad se mantenga a flote, y se organice un nuevo torneo, el II de la Sociedad, en el propio Gabinete Literario.



Pírez se estrena como periodista tras el torneo, en el otoño de 1932, asumiendo las crónicas que llevaban antes Alvaro de Mendizábal y Martín, y posteriormente publica una andanada contra la desidia de la antigua directiva de la Sociedad y su deseo de poner todo de su parte por la continuidad de la Asociación y del Club Las Palmas: 



Veamos como en 1962 se recogía la trayectoria de Germán Pírez, que había mantenido el título de campeón provincial en esas convulsas décadas, rememorando estos comienzos:



Por último, recordemos un libro vital de Juan José Sosa en que puede seguirse toda la trayectoria, vida y partidas de Germán Pírez, el mejor ajedrecista grancanario de esas décadas:


miércoles, 23 de marzo de 2016

Provincial de ajedrez Las Palmas 1981

 Provincial  ajedrez Las Palmas, 1981. Ricardo Moyano García (con la colaboración del MF Ernesto Solana).



1. Previa. A principios de 1981, que iba a ser el año del golpe de Estado de Tejero, en la federación provincial las cosas continuaban con ese aire de transición desde la dimisión de Juan Marrero Portugués en 1979. Juan Pedro Domínguez continuaba al frente de la federación, con Andrés Armas de secretario. El bravo Juan Pedro intentaba reflotar los lazos con el nuevo director de la Caja Insular, Juan Francisco García, y los torneos internacionales aseguraban su continuidad por el momento. En cambio, en los torneos federativos locales, poco se conseguía: el torneo estrella, el provincial, seguía en horas bajas. Tenían más brillo los torneos esponsorizados, como el nuevo torneo de El Corte Inglés, o de la Previsión Española. De hecho muchos de los preferentes declinan participar nuevamente, hasta el punto de que se prevé un torneo de liga con sólo diez jugadores , de los cuales sólo cinco serían preferentes. Al final serán once con la incorporación final del preferente Sergio Cabrera.
Ildefonso Lasso daba cuenta de la apatía que rodeaba la previa al torneo:


2.Sede: Se lleva a la biblioteca del club de la Caja, más recóndita, para preservarlo del ruido.
3.Objetivos: Los tres primeros se clasificarían para el nacional de 1981, y los primeros podrían ser invitados al previsto nuevo Torneo Internacional Ciudad de LP.
4.Fechas: Febrero de 1981. Dos rondas semanales –iban a ser tres, pero a petición de Lezcano se reducen a dos-. Durante su desarrollo tiene lugar el golpe de Estado de Tejero, que moverá a Lezcano a entrar en política.
5.Nómina: Arbitrado por el “jefe” de los trencillas Manuel Quevedo, iba a ser de solo diez, pero a última hora pudo incorporarse Sergio Cabrera, preferente, lo que dio lugar a número impar y a que descansara un jugador en cada ronda.
Primeras: En el previo torneo de primera, con tres plazas clasificatorias, habían sido copadas por los juveniles de nueva hornada, Carmelo Cuenca, Ernesto Solana y Miguel Angel  Almeida, por lo que dadas las bajas en la categoría de preferentes finalmente serán repescados el cuarto y quinto, los ya veteranos Luis García Caballero, que había sido preferente en los años 70,  y Julio Gómez, un jugador también de cierta veteranía ya.

Preferentes: De los preferentes juegan el MI Fraguela, que vuelve a los provinciales, Menvielle, que ha regresado ya a Las Palmas tras su periplo profesional en Toledo, y es nombrado vicepresidente de la Federación, el propio presidente de la F.P. Domínguez,  el constante Pedro Lezcano Montalvo, que viene jugando desde los años 40 en Las Palmas, y justo este año entrará en política,  Francisco López Colón, y  Sergio Cabrera, que fue duda hasta el final. Las bajas de los preferentes tienen diferentes motivos. No estarán presentes  el MI José García Padrón, el jugador más taquillero, sin duda, ni Juan Rafael Betancort por problemas de salud, Octavio Pérez por imperativos del servicio militar, y la flamante campeona de España femenina Mary Pino García, por estudios. La entrada a última hora de Sergio, que parecía descartado, hace que el torneo lo jueguen 11, con lo cual  como dijimos un jugador descansa cada ronda.



7.Previsiones: En ausencia de José García Padrón, parecía un torneo para el MI Fraguela y los ya históricos Menvielle y el rocoso Domínguez, sin dejar de tener en cuenta a los demás preferentes, Lezcano, Sergio Cabrera y López Colón, estos dos últimos ya habían brillado en el anterior provincial, y la incógnita que representaban los bisoños primeras, con excepción del ex preferente Luis García Caballero, que ya había dado sustos en otros provinciales. De los juveniles, los Cuenca-Solana-Almeida,  no debía esperarse otro papel que el de animadores, aunque con los emergentes nunca se sabe…
8. Desarrollo: Las previsiones se cumplieron a medias. En las primeras rondas se produjeron ya sorpresas, como la derrota de Domínguez ante López Colón y de Lezcano ante el joven Cuenca. Menvielle también sufrió una temprana derrota ante su jugador encontrado Luis García Caballero, si bien lo cierto es que rechazó las tablas propuestas, para jugar como es habitual en él por el triunfo… Luego estuvo apurado ante Sergio Cabrera, pero en este caso sí aceptó las tablas que propuso Sergio, envuelto en sus típicos apuros de tiempo –Sergio siempre intentaba ver todas las posibilidades, y acababa apurándose en exceso-.
Conforme avanzaba el torneo, Fraguela, muy tablista pero imbatido, se mantenía al frente hasta la ronda séptima, en que descansó y fue superado por Menvielle, ya que Augusto, que nunca hacía prisioneros, ejecutó su típica remontada. En la penúltima ronda, Augusto descansaba en la última, se producía el momento cumbre, partida Menvielle-Fraguela, con un punto de ventaja y partida más para Augusto. Fraguela tenía que ganar, ya que el empate favorecía en Sonneborg a Menvielle, y lo intentó todo, sin conseguir sobrepasar al veterano Menvielle; es más, terminó mal de reloj y perdiendo partida y torneo. A falta de una ronda, Menvielle se iba dos puntos arriba.

Por detrás, la gran sorpresa era el gran torneo de Carmelo Cuenca, que ya tenía puntos para ascender a preferente y pugnaba por el subcampeonato con Fraguela. Pero unas tablas sin jugar que fueron muy criticadas entre el MI y Sergio dio el vicecampeonato a Fraguela, empatado a puntos con Cuenca, que ganó la última partida a Luis García Caballero, que precisamente necesitaba el triunfo para retornar a la categoría de preferente, lo que no consiguió por poco.  Era el primer aldabonazo de la nueva generación de los Cuenca-Almeida-Brito-hermanos Sarmiento-Solana…
                Respecto al resto, Juan Pedro Domínguez, derrotado ya al principio, no pudo competir por el título, y acumuló tres derrotas, aunque fue de los que más partidas ganó, haciendo un buen cuarto puesto. Quinto fue Lezcano en un digno provincial, aunque jugó algo temeroso -ofreció por ejemplo tablas estando superior ante Fraguela y con apuros de tiempo de éste-, Sergio empezó flojo y fue mejorando, Colón logró también mantener la categoría  y los demás cumplieron: los debutantes Solana y Miguel Angel Almeida obtuvieron 3 puntos, 2. Provincial de 1981.
                9. Clasificación.- Nombres, puntos, entre paréntesis partidas ganadas, tablas y perdidas.
1.-Menvielle, 8 (7,2,1)
2.-Fraguela 6,5 (4,5,1)
3.-Carmelo Cuenca 6,5 (6,1,3)
4. Domínguez 6 (5,2,3)
5.-Lezcano Montalvo 6 (4 4 2)
6. Sergio Cabrera 5,5 (3 5 2)
7.-López Colón 5 (3 4 3)
8.-Luis García Caballero 5 (4 2 4)
9.-Ernesto Solana 3 ( 2 2 6)
10.-M. A. Almeida 3 ( 1 4 5)
11. Julio Gómez 0,5 ( 0 1 9)

No hubo descensos, y el único ascenso fue la obtención de la categoría preferente para Carmelo Cuenca.


10.- Comentario final: La prensa consideró que el torneo había pasado con más pena que gloria, con muchas bajas, ya que seguía sin dársele el realce que merecía. La financiación y la motivación a los jugadores parecía urgente.



11. Partidas: La prensa no publicó partidas.  Gracias a la generosa colaboración del M.F. Ernesto Solana podemos facilitar partidas con comentarios suyos:
Solana,Ernesto - Almeida,Miguel Angel [C82]
Provincial Preferente (8), 17.02.1981
[Ernesto]

[Esta partida se jugó al final de aquel mi primer Provincial Preferente. Pese a las derrotas encajadas, jugaba cada partida muy motivado. Miguel Ángel Almeida era uno de los juveniles más fuertes de aquella época. Me superaba ampliamente en "experiencia", pues yo había empezado a competir regularmente apenas hacía año y medio, mientras que él ya había tenido resultados destacados. Pese a que objetivamente aún era más fuerte que yo, fui capaz de hacerle frente en nuestros encuentros individuales. Así, en los años 80 y 81 conseguí ganarle en tres ocasiones (Juvenil del 80, Provincial Preferente del 81 y Juvenil del 81). Él no se prodigaba demasiado en torneos, pues se tomaba muy en serio sus estudios y además colaboraba en el negocio familiar.]

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Cxe4 6.d4 b5 7.Ab3 d5 8.dxe5 Ae6 9.c3 Ac5 10.Cbd2 0–0 11.Ac2 Af5 12.Cb3 Aa7 13.Cbd4 Cxd4 14.Cxd4 Ad7 15.f3 Cc5 16.De1 f6 17.Dh4 f5 18.Ag5 De8 19.Tae1 Ce6 20.Ae3 g6 21.Cxe6 Axe3+ 22.Txe3 Axe6 23.f4 c5 24.Th3 Ta7 25.Df2 De7 26.Td1 Td8 27.Thd3 Tb7 28.a3 a5 29.Ta1 Ta8 30.h4 h5 31.Tg3 Rh7 32.Tg5 Tg8 33.Ad1 Td7 34.Dg3 Tg7 35.Rh2 Rh6 36.Df3 Rh7 37.Ae2 Tb7 38.De3 Tg8 39.Tf1 b4 40.Tf3 bxa3 41.bxa3 Tb2 [Jugada secreta.]

42.Tfg3 Af7 43.a4 Tb6 44.Dc1 Tgb8 45.Ad3 c4 46.Ac2 Tb2 47.Dd1 Rh6 48.Rh3

XABCDEFGHY

8-tr-+-+-+(
7+-+-wql+-'
6-+-+-+pmk&
5zp-+pzPptRp%
4P+p+-zP-zP$
3+-zP-+-tR-#
2-trL+-+PmK"
1+-+Q+-+-!
xabcdefghy

[48.e6!!+– Dxe6 49.Dd4 Tg8 50.Axf5 gxf5 51.Txg8 Axg8 52.Dg7#]

48...Ta2 49.e6! Dxe6 50.Dd4? [50.Axf5!+–]

50...Txc2??

XABCDEFGHY

8-tr-+-+-+(
7+-+-+l+-'
6-+-+q+pmk&
5zp-+p+ptRp%
4P+pwQ-zP-zP$
3+-zP-+-tRK#
2r+L+-+P+"
1+-+-+-+-!
xabcdefghy

51.Txh5+! Rxh5 52.Dg7!

1–0


Solana,Ernesto - Lezcano Montalvo,Pedro [C95]
Provincial Preferente (10), 24.02.1981
[Ernesto Solana]

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 d6 8.c3 0–0 9.h3 Cb8 [La Variante Breyer.]

10.d4 Cbd7 11.Ch4 [Había visto esta jugada de doble filo estudiando las partidas de Fischer y decidí probarla, aunque un tanto "a la aventura"...]

11...Ab7 12.Cf5 Te8 13.Df3 Af8 14.Dg3 g6 15.d5 [Diagrama

XABCDEFGHY

8r+-wqrvlk+(
7+lzpn+p+p'
6p+-zp-snp+&
5+p+PzpN+-%
4-+-+P+-+$
3+LzP-+-wQP#
2PzP-+-zPP+"
1tRNvL-tR-mK-!
xabcdefghy

 Lezcano me explicó después de la partida que esta jugada ayudaba a las negras, al cerrar la diagonal del Ab3. Irónicamente, es la primera opción que proponen Rybka y Houdini.]

15...Rh8 16.Ch6 De7 17.Ag5 Ag7 18.Cd2 Df8 19.Dh4 [Diagrama

XABCDEFGHY

8r+-+rwq-mk(
7+lzpn+pvlp'
6p+-zp-snpsN&
5+p+Pzp-vL-%
4-+-+P+-wQ$
3+LzP-+-+P#
2PzP-sN-zPP+"
1tR-+-tR-mK-!
xabcdefghy

 A pesar de la apariencia amenazante de las piezas blancas, la posición negra es sólida y no corre peligro. La partida está igualada. El torneo estaba terminando y supongo que Lezcano estaría desmotivado. Además, la partida se jugó justo al día siguiente del 23-F (Asalto al Congreso de los Diputados en Madrid).Sin embargo, yo ansiaba mejorar mi bajo score en el torneo y tener algún resultado "sonado", espoleado también por la buena actuación de mi compañero de generación y amigo Carmelo Cuenca. Tuve la impresión de que a Lezcano le molestó un poco que me pensara brevemente su propuesta de tablas, aunque luego analizamos amigablemente.]

19...Ch5 20.Cg4 h6 21.Ae3 Cdf6 22.Cxf6 Axf6 23.Dg4 Ac8 24.Df3 Ad7 25.Cf1 [La propuesta de tablas partió de Lezcano. ]

½–½

Solana,Ernesto - Menvielle,Augusto [A83]
Provincial Preferente (6), 16.02.1981
[Ernesto]

[Diccionario RAE. Augusto: que infunde o merece gran respeto y veneración por su majestad y excelencia.Tenía quince años -poco más de un año jugando torneos- y aquel era mi primer "Provincial" (se llamaba así pese a que no competían jugadores de Lanzarote ni Fuerteventura). Había conseguido clasificarme en el Campeonato de Primera gracias a una racha inicial de triunfos, pero por aquel tiempo mi entusiasmo y motivación estaban muy por encima de mi calidad técnica. Fue una dura prueba en el plano competitivo: encajé unas cuantas derrotas, pero aprendí mucho de la experiencia. Participaban en el torneo numerosos "históricos": Fraguela, Menvielle, Domínguez, Lezcano, Segio Cabrera... junto a jugadores experimentados de contrastada fuerza (López Colón, García Caballero, Julio Gómez) y tres "jóvenes promesas": Miguel Ángel Almeida, Carmelo Cuenca y quien esto escribe).]

1.d4 f5 [En mis comienzos abría siempre el juego con 1.e4, pero sabía que Augusto jugaba sistemáticamente la Holandesa (Variante Leningrado) y quise probar suerte en el animado Gambito Staunton... Sin embargo, mis conocimientos de la posición eran muy limitados, como pronto se verá. En cambio, a él se le veía jugar "como pez en el agua" (rápido y bien). Cosas del destino, tanto nuestra primera partida como la última que jugamos -treinta y cinco años después- fueron un Gambito Staunton, como cerrando el círculo de nuestros enfrentamientos.]

2.e4 fxe4 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 Cc6! [La idea de esta jugada es "vaciar" la primera fila del flanco de dama y preparar el enroque largo con jugadas del tipo d5–Af5–Dd7. La cuestión es que no servía directamente 4...d5 por 5.Axf6 seguido de 6.Dh5+y 7.Dxd5, con clara ventaja. Por otra parte, las blancas no tienen más jugada útil que avanzar el peón, lo que va a conferir gran dinamismo a la posición...]

5.d5 Ce5 6.Dd4 Cf7 7.Axf6 exf6 8.Cxe4 Ae7 9.0–0–0 0–0 10.Cg3 [Para anticiparme a f5 y Af6.]

10...c5! [Excelente jugada para apartar a la Dama de su posición central dominante. Tomar al paso abriría la posición en favor de los alfiles negros.]

11.Dd2 Cd6! [Diagrama

XIIIIIIIIY
9r+lwq-trk+0
9zpp+pvl-zpp0
9-+-sn-zp-+0
9+-zpP+-+-0
9-+-+-+-+0
9+-+-+-sN-0
9PzPPwQ-zPPzP0
9+-mKR+LsNR0
xiiiiiiiiy

 Una jugada profunda -temática en estas posiciones- y que yo desconocía por entonces. Desde d6, el Caballo negro "barre" casillas del centro y ambas alas (hablando de alas: cuando analizo esta posición con mis alumnos, llamamos "Pegaso" al Cd6... Tal vez debería llamarlo "Augusto", como tributo a la lección que me diera el talentoso Maestro). Una vez centralizado el Caballo, las negras desplegarán armónicamente sus fuerzas con Tb8-b5 y f5-Af6. El Ac8, aparentemente enclaustrado, tendrá su oportunidad vía b7 (o a6). De suma importancia para las negras es no jugar d6, que debilitaría la casilla e6 en el corazón de su posición, para alegría de los caballos blancos.  ]

12.f4 b5 13.Cf3 Tb8 14.f5 b4 [A estas alturas ya estaba decepcionado: había planteado el Gambito Staunton soñando con brillantes ataques sobre el Rey contrario y lo que veía en cambio eran "oscuros nubarrones" sobre la posición del mío... ]

15.Df4 Ab7 16.Rb1 De8 17.Ce4 Cxe4 18.Dxe4 Df7 19.Ac4 Ad6! 20.Dg4 Tfe8 21.Cd2 Rh8 22.Ce4 Af8 23.Td3?! [(Tiempo blancas: 2.05). Se jugaba al ritmo de 2 horas y media 40 jugadas, novedoso para mí.]

[Habría sido más natural apuntar al centro y mantener comunicadas las torres con 23.The1 para si 23...Te5? 24.Cg5! Después de The1, los programas Rybka y Houdini valoran la posición como igualada, incluso mínimamente preferible para las blancas. En mis primeros años de competición, tenía dificultades con el "juego abstracto": me costaba mantener una posición equilibrada, pues sentía siempre la necesidad de "intentar algo", incluso jugando contra los intereses de mi propia posición.]

23...Te5!³ [Tenía que haberme anticipado a esta jugada, que permite doblar torres en la única columna central abierta. Todavía soñaba con atacar al enroque (como sabemos, una "querencia" natural en los jóvenes). Es propio de los principiantes pensar que el enroque contrario es la zona más importante del tablero, en lugar del centro.]

24.Thd1 Tbe8 25.Cg3 Ad6 [Imperceptiblemente, la posición blanca empieza a "rodar cuesta abajo" y en apenas unas jugadas su situación será insostenible.]

26.Tf3 a5! [Menvielle acelera.]

27.h4 a4 28.h5 a3 29.b3 Te1–+ [Diagrama

XIIIIIIIIY
9-+-+r+-mk0
9+l+p+qzpp0
9-+-vl-zp-+0
9+-zpP+P+P0
9-zpL+-+Q+0
9zpP+-+RsN-0
9P+P+-+P+0
9+K+Rtr-+-0
xiiiiiiiiy

 Y se acabó. Las piezas de Augusto se van a infiltrar por mis casillas negras indefensas.]

30.Tfd3 De7 31.h6 gxh6! [Una vez que el peón alcanzó h6, Menvielle lo tomó como si tal cosa, desbaratando mis inocentes planes de ataque. ]

32.Ch5 Te4 33.Dh3 De5 34.c3 Tg8 35.Df3 Tg5 36.Tf1 [Aquí dejé de apuntar las jugadas por los fuertes apuros de tiempo (hay dos rayas más marcadas en la planilla). No recuerdo si cayó mi bandera: en cualquier caso, la posición era desesperada. Aprendí mucho de esta partida. Varias jugadas suyas me impresionaron: c5! en la apertura, colocar las piezas en d6 (para no debilitar e6), más el plan contundente y directo Tb8–b5, con a5–a4–a3, explotando las casillas negras. Este fue mi primer enfrentamiento contra Augusto, y pude notar el peso de su fuerza sobre el tablero (jugaba rápido y agresivamente, y su presencia también imponía).  Menvielle ganó el torneo con solvencia (creo que venció a Fraguela en su enfrentamiento particular). En los siguientes años jugué con mucho respeto contra él, hasta que conseguí "romper el maleficio". Con respecto a mi actuación individual en el "Provincial": gané a Miguel Ángel Almeida y Julio Gómez, tablas cortas en la penúltima ronda con Pedro Lezcano Montalvo (¡al día siguiente del 23–F!) y tablas en la última "sin jugar" contra Domínguez. Pude haber puntuado más: Fraguela me ofreció tablas en un complicado medio juego, pero las rechacé con coraje y acabé perdiendo en el Zeitnot. A García Caballero le ganaba "en una" con un golpe táctico que omití (me quedaba con Torre limpia de más). Los demás me ganaron de manera incontestable. Carmelo Cuenca hizo un torneo sensacional. Con un ajedrez muy maduro, se convirtió en el primer jugador de nuestra generación en alcanzar la categoría Preferente.]

0–1


Fraguela,José Miguel - Solana,Ernesto [E60]
Provincial Preferente (5), 06.02.1981
[Ernesto Solana]

[Esta fue mi primera partida contra José Miguel Fraguela. Él ya tenía una dilatada trayectoria en la competición, mientras que en mi caso se trataba del primer Provincial Preferente que jugaba (yo tenía 15 años y él 27). Si no recuerdo mal, nuestro "score histórico" está igualado: además de esta partida, logró ganarme otra en el 87, en el Campeonato Insular celebrado en Tres Palmas, mientras que yo le vencí en dos ocasiones (una eliminatoria por equipos Goya-Texaco, en el primer tablero), y un "torneo social" del Centro Goya, también a finales de los 80). Aparte de eso, hicimos algunas tablas, algunas más luchadas que otras. Como jugador, Fraguela fue el primer Maestro Internacional canario y consiguió el entorchado nacional Juvenil, Absoluto y por equipos. Sobre su posterior faceta como "gestor federativo", prefiero no extenderme aquí, pero basta con que me inviten a un café (tengo muy buena memoria, debo advertir).]

1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.d5 [Una "finta" característica de Fraguela, para sacarme de la "zona de confort" y apartarme de mi favorita Grünfeld: así me obligaba a jugar "con la propia cabeza" y podía hacer valer su mayor experiencia.]

3...Ag7 [Estuve tentado de responder "sorpresa por sorpresa" con la interesante 3...b5!? , pero no me animé a jugarla, aunque mi intuición no me engañaba: este movimiento es la recomendación del GM Avrukh en su reciente y bien trabajada monografía sobre la Grünfeld. En aquellos primeros años se me ocurrían jugadas interesantes, pero no me atrevía a aplicarlas por inseguridad y bisoñez. Tampoco me gustaba el juego demasiado especulativo, y por eso prefería ir de la mano de los "caminos trillados".; 3...c6!? es la otra jugada "razonable", para dar paso a la Dama negra y tratar de aprovechar las debilidades en las casillas oscuras del flanco de dama creadas por el temprano avance d5, que a su vez potencia al Ag7. ]

4.Cc3 d6 5.e4 0–0 6.f3 e5 [Con sentimientos encontrados, y tratando de orientarme por senderos "seguros", decidí trasponer a una India de Rey, aunque estaba fuera de mi repertorio y yo prefería posiciones más abiertas y dinámicas. Con esta concesión, Fraguela tomaba la iniciativa psicológica en la partida y justificaba su excéntrico tercer movimiento...]

[Era preferible 6...c6!? para mantener la fluidez de la posición,; o incluso 6...c5 seguido de e6, para trasponer a la Indo-Benoni, aunque esto ya es cuestión de gusto personal.]

7.Ag5 h6 8.Ah4 Cbd7 9.Ad3 a6 [Recuerdo que me sentía muy incómodo en una posición tan apretada, pero decidí "hacer una limonada" con el "limón" que se me había presentado en la apertura...]

10.Cge2 Te8 [Para liberar la casilla f8 y "reptar" con mi Cd7 hacia el flanco de rey.]

11.Ac2 Cf8 12.Af2 De7 13.b4 Ch5 14.g3?! [Para que el Caballo negro no alcance f4, pero crea importantes debilidades en el flanco de rey que facilitarán mi contrajuego. En efecto, ahora conseguiré distraer a las blancas de sus acciones en el flanco de dama (ruptura c5).]

14...Df6 15.Cc1 Ah3! 16.Tg1 Ch7 [Los dos consumíamos mucho tiempo. Jugada a jugada, como apartando las ramas en la selva, conseguí finalmente darle sentido a una posición poco familiar para mí. A Fraguela le gustaban los diseños estratégicos sofisticados, abstractos y de largo alcance, mientras que por entonces yo daba prioridad al juego táctico concreto, como suele ocurrir a los jugadores aún inmaduros.]

17.Ad3 Cg5 18.Ae2

XIIIIIIIIY
9r+-+r+k+0
9+pzp-+pvl-0
9p+-zp-wqpzp0
9+-+Pzp-snn0
9-zPP+P+-+0
9+-sNL+PzPl0
9P+-+-vL-zP0
9tR-sNQmK-tR-0
xiiiiiiiiy

18...Cf4!!–+ [Una bonita jugada que aprovecha la momentánea descoordinación de las piezas blancas. Aquí Fraguela se mostró sorprendido y contrariado, y no sin razón: según los módulos de análisis Rybka y Houdini, las negras tienen ya una ventaja decisiva (una valoración superior a +2).]

19.Ae3 [19.gxf4? exf4 y las negras irrumpen decisivamente por la gran diagonal negra.]

19...Cxe2 20.Axg5 Dxf3 [Diagrama

XIIIIIIIIY
9r+-+r+k+0
9+pzp-+pvl-0
9p+-zp-+pzp0
9+-+Pzp-vL-0
9-zPP+P+-+0
9+-sN-+qzPl0
9P+-+n+-zP0
9tR-sNQmK-tR-0
xiiiiiiiiy

 Como último recurso, Fraguela -que lideraba el torneo- me ofreció tablas en este momento. Al parecer, por aquel tiempo no se respetaba estrictamente el protocolo para proponer el empate (con Lezcano Montalvo me ocurrió igual en una ronda posterior). Atendiendo al reglamento, habría que hacer el ofrecimiento justo después de mover, y en el propio tiempo. Aunque yo había empezado mal el torneo -1 punto en 4 rondas-, o tal vez por ello, recuerdo que las rechacé con rotundidad, aunque no pude disimular mi nerviosismo. No en vano, me enfrentaba a uno de los grandes favoritos, pero por entonces yo tenía las grandes expectativas tan propias de la adolescencia... Fraguela hizo un gesto como diciendo: "tú sabrás lo que haces"... Seguramente pretendía impresionar al joven debutante...]

21.C3xe2 hxg5 22.Dd3 Dxd3 23.Cxd3 Ag4 24.Cc3 Af3 [Una complicación innecesaria. Era muy fuerte f5, con posición ganadora y sin riesgos. A ambos nos quedaban ya menos de cinco minutos para el control de la jugada 40. La siguiente jugada de Fraguela no cambia significativamente las cosas, pero me tomó por sorpresa y me puse muy nervioso. Su lenguaje corporal también me engañaba, pues jugaba como si tuviera las cosas bajo control, "marcando" ostensiblemente cada movimiento. Como decía Tal: "un jugador de ajedrez es primordialmente un actor"...]

25.g4 f5! 26.gxf5 gxf5 27.Txg5 fxe4 28.Cf2 e3! 29.Cfe4 Tf8! 30.Tg3 Tf4! [Pese a los apuros de tiempo, la anterior secuencia de jugadas negras coincide con la primera opción del módulo de análisis Rybka, si bien es verdad que todo era de carácter más o menos forzado.]

31.Cg5

XIIIIIIIIY
9r+-+-+k+0
9+pzp-+-vl-0
9p+-zp-+-+0
9+-+Pzp-+-0
9-zPP+Ntr-+0
9+-sN-zpltR-0
9P+-+-+-zP0
9tR-+-mK-+-0
xiiiiiiiiy

31...Ah5 [Mejor la directa 31...Txc4! 32.Ce6 Txc3 33.Txg7+ Rh8! y la posición negra se cae después de Axd5, pero no era posible valorar esto "en el fragor de la lucha".; También era buena la natural 31...e4! para defender el Af3 y abrir la gran diagonal negra 32.Ce6 Tg4! La captura Cxc7 nunca es amenaza debido a Tc8 y Txc4.]

32.Ce6

XIIIIIIIIY
9r+-+-+k+0
9+pzp-+-vl-0
9p+-zp-+-+0
9+-+Pzp-sNl0
9-zPP+-tr-+0
9+-sN-zp-tR-0
9P+-+-+-zP0
9tR-+-mK-+-0
xiiiiiiiiy

32...Tf7? [El primer error grave. Una lástima, pues habría ganado la natural Tg4.]

33.Ce4 [Y de repente las blancas tienen molestas amenazas... Aquí dejé de apuntar, aunque en la planilla aparecen "rayas" hasta la jugada 40. En un momento dado del "Zeitnot", Fraguela sorpresivamente se enrocó largo, lo que produjo en mi ánimo un efecto devastador. Creo recordar que finalmente "me colgué algo" y, desmoralizado, me rendí al alcanzar el control. No reconstruimos la partida, dado que no se hacían boletines, ni tampoco existían aún las bases de datos, ni -probablemente- los jugadores tuvieran interés alguno en inmortalizar aquellos "minutos de la basura" para la posteridad... Con respecto a esto último, resulta lamentable que se perdieran para la historia tantas "partituras" de nuestros mejores "compositores", pero se ve que en aquel tiempo las prioridades de la gestión iban encaminadas en otras direcciones... Al fin y al cabo, ¿a quién le importa el ajedrez?...] 1–0



Cuenca,Carmelo - Solana,Ernesto [B04]
Campeonato Provincial Preferente (3), 02.02.1981
[Ernesto Solana]

[Aunque apenas me sobrepasaba en un año, se puede decir que Carmelo Cuenca fue mi primer "profesor" de ajedrez. Jugaba bastante mejor que yo, y siempre estaba dispuesto a transmitirme generosamente su experiencia y conocimientos cuando coincidíamos en el Instituto Tomás Morales o en el Club de La Caja. Realmente aprendí mucho con él... Por eso tuvo un significado especial que nos clasificáramos juntos para aquel Provincial (él como campeón de Primera A, yo como subcampeón). Carmelo fue el animador de aquel torneo y mereció con justicia el ascenso a Preferente -primer jugador de nuestra generación que lo conseguía-. De habérselo propuesto, habría obtenido alguna titulación internacional, pero siempre tuvo muy claras sus prioridades: terminó brillantemente sus estudios de Física y luego se incorporó como profesor a la ULPGC.]

1.e4 Cf6 [Como nos conocíamos muy bien, quise jugarle algo diferente a la Siciliana para sorprenderlo. Sin embargo, el "sorprendido" fui yo cuando me quedé perdido en apenas 20 jugadas...]

2.e5 Cd5 3.Cf3 d6 4.Ac4 c6 [Aquí Cb6 era perfectamente posible, pero -cosas de la edad- me entraron dudas cuando recordé una conocida celada:]

[4...Cb6 5.Axf7+ Rxf7 6.Cg5+ Rg8 7.Df3 De8 8.e6 h6? (8...g6!µ) 9.Df7+ Como no sabía cuál era la intención de Cuenca con su infrecuente orden de jugadas, preferí hacer c6 "por si las moscas"...]

5.h3 g6 6.0–0 Ag7 7.d4 0–0 8.Te1 Te8? [Un movimiento que ni siquiera hoy consigo justificar, y que denota dos cosas: mi falta de comprensión de esta posición en concreto y, en general, las enormes carencias técnicas que mostraba en mis inicios. Por otra parte, un déficit lógico y extensible en cierta medida al conjunto de aquella nuestra "generación náufraga", aparecida tras el hundimiento de la "era Marrero": Almeida, Brito, Cuenca, Morales, Sarmiento... No teníamos profesores que nos guiaran y nuestro aprendizaje era completamente autodidacta, pero lo suplíamos con entusiasmo juvenil y un enorme amor por el ajedrez. Retomando el análisis técnico: la Torre carece de perspectivas en e8, no aporta nada a la posición negra (estaría mejor en f8 para un eventual f6) y debilita sin necesidad el punto f7. Eran mejores opciones:]

[8...dxe5 9.Cxe5 Cd7 , con una posición sólida del gusto de los GM Larsen y Akopian, o incluso de nuestro MI Pedro Lezcano Jaén...; O bien 8...Af5 , preferida por los grandes maestros Vaganian y Nogueiras.]

9.Cbd2 a5 10.a4 h6? [Un debilitamiento innecesario, todavía más notorio por efectuarse en una posición restringida. Con 10...h6 pretendía jugar Ae6 sin el salto Cg5. Me sentía "encorsetado" en una posición que no era de mi estilo: mis jugadas no eran naturales y transmitían una cierta rigidez.]

11.Cf1 Ca6 12.Cg3 Cac7 13.Ad2 Cb6 [13...Ae6!?]

14.Ad3 dxe5 15.dxe5 Ce6 16.Dc1! Cc5 17.Axh6 Cxd3 18.cxd3 Dxd3 19.Ta3! Dc4 20.Tc3! [Excelentes maniobras de Torre, que confirman el gran estado de forma y la madurez mostrados por Cuenca en aquel momento. Su ajedrez era en general bastante equilibrado y fluido: combinaba el juego posicional con la búsqueda de la iniciativa.]

20...Dd5 [No era posible 20...Dxa4? por 21.Axg7 Rxg7 22.Te4! Db5 23.Th4 , con ataque decisivo.]

21.Te4! [Diagrama

XIIIIIIIIY
9r+l+r+k+0
9+p+-zppvl-0
9-snp+-+pvL0
9zp-+qzP-+-0
9P+-+R+-+0
9+-tR-+NsNP0
9-zP-+-zPP+0
9+-wQ-+-mK-0
xiiiiiiiiy

 La Torre se dirige a h4.]

21...Td8?? [Mi último error en una partida muy poco inspirada.]

22.Td4+– Dxd4 23.Cxd4 Txd4 24.Ae3 Tb4 25.Ac5 [y, un tanto avergonzado, decidí felicitar a Carmelo por su buen juego.]

1–0


) García Caballero,Luis - Solana,Ernesto [B63]
Campeonato Provincial Preferente (9), 20.02.1981
[Ernesto Solana]

[El "Provincial" se acercaba a su fin, pero de ningún modo me daba por vencido... Pese a mis evidentes carencias, sentía que estaba jugando por debajo de mis posibilidades y con poca naturalidad, tal vez por los nervios o bien por respeto a adversarios tan "ilustres". Rondas atrás, había rechazado tablas al líder Fraguela en posición claramente ventajosa, para acabar tirando la partida en los apuros de tiempo. Lo que ocurrió en este juego me resultó también difícil de digerir: en el movimiento 26 podía prácticamente forzar el abandono de mi contrario -ganaba una pieza limpia mediante una bonita combinación-, y posteriormente desperdicié unas inesperadas tablas forzadas, cuando ya me encontraba en posición claramente inferior. Luis García Caballero era muy buen jugador: sólido, luchador y con concepto. Históricamente tenía la costumbre de vencer a Menvielle, y este torneo no fue tampoco una excepción. En nuestros primeros enfrentamientos era un rival difícil para mí, pues me superaba ampliamente en experiencia. Por ello solía ganarme -igual que su amigo y compañero de interminables análisis, Paco López Colón-, pero con los años conseguí mejorar notablemente mi estadística frente a ambos amigos, si bien siguieron mostrándose como rivales muy tenaces. Volviendo a la partida, me había presentado a jugar con renovados ánimos, pues justo en la ronda anterior había conseguido batir a Miguel Ángel Almeida, uno de los "gallitos" de mi generación. ]

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 [Mi variante favorita de la Siciliana en aquella época. A Carmelo Cuenca le gustaba y solíamos analizarla juntos.]

6.Ag5 e6 7.Ae2 [según explica él mismo en un "Informador canario", a Luis le gustaba desarrollar este Alfil por e2, pero solía intercalar previamente la jugada Ag5 para provocar e6 y así evitar la variante Boleslavsky (6.Ae2 e5).]

7...Ae7 8.Dd2 0–0 9.0–0–0 [Es más frecuente encontrar esta posición con el peón en f4 en lugar de Ae2. La diferencia parece favorecer a las negras, que ahora no tienen que atender a la amenaza e5 de las blancas. Además, el Ag5 queda ahora más indefenso.]

9...Cxd4 10.Dxd4 Da5 [Al hilo del comentario anterior, aquí las negras disponían del golpe táctico  10...Cxe4!]

11.Ad2 [Por contra, de haber jugado f4 esta jugada no habría sido posible.]

11...Dd8 12.g4 a6 13.f4 b5 14.Af3 Ab7 15.g5 Cd7 16.Ce2 Dc7 [En esta clase de posiciones "sicilianas" con enroques opuestos, me sentía muy a gusto con negras por el contrajuego en el flanco de dama y las rupturas latentes en el centro. Con respecto a las posibilidades de ataque de las blancas, solía bromear diciendo que bastaba con atender a las amenazas solamente "mirando de reojo" al propio enroque... Con optimismo juvenil, simplemente "creía" en mis posiciones y -como sabemos- en la práctica el "efecto placebo" muchas veces funciona... Años después, me llamaron la atención unas declaraciones del GM bosnio Predrag Nikolic -por entonces cerca de la élite mundial- en las que afirmaba que la principal cualidad de un gran maestro era el optimismo... ]

17.Rb1 Tac8 18.Ac3 e5! 19.Dd2 Cc5 [Aquí era realmente interesante el contrajuego central  19...f5 , pero tal posibilidad ni se me ocurrió durante la partida. Para las "máquinas" es mucho más fácil hacer esta clase de jugadas, dado que carecen de prejuicios, dudas o temores. Lo cierto es que las negras debían anticiparse a la fuerte maniobra Cg3–f5 de las blancas.]

20.Cg3 Ce6? [Era preferible 20...exf4 , aunque después de 21.Cf5 Ce6 22.h4 las blancas tenían una interesante iniciativa.]

21.fxe5? [Aquí era fuerte 21.Aa5! para descolocar a la Dama negra, seguido de Cf5, con ventaja blanca.]

21...dxe5 22.h4 [A causa del cambio 21.fxe5 -que abrió la diagonal al Ae7–, ahora las negras golpean primero, con efectos que debieron resultar decisivos...]

22...b4! 23.Axb4 Axb4 24.Dxb4 Dxc2+ 25.Ra1 Cd4–+ 26.Ag4

XIIIIIIIIY
9-+r+-trk+0
9+l+-+pzpp0
9p+-+-+-+0
9+-+-zp-zP-0
9-wQ-snP+-zP0
9+-+-+LsN-0
9PzPq+-+-+0
9mK-+R+-+R0
xiiiiiiiiy

[No era posible 26.Dxb7 debido a  26...Tb8]

26...Tc4?? [Realizada después de larguísima reflexión... Cuenca estaba viendo desde fuera la combinación ganadora, pero -claro está- no podía avisarme... La omisión de esta variante confirma que por aquel tiempo yo todavía esta "tiernito"...]

[Después de 26...Dxd1+! 27.Txd1 (27.Axd1? Tc1#) 27...Cc2+ 28.Rb1 Cxb4 29.Axc8 Txc8 las negras ganaban limpiamente una pieza. Atendiendo a la Enciclopedia yugoslava de combinaciones, el golpe Dxd1+ incluiría tres temas tácticos diferentes: "intercepción" (Ad1), "ataque doble" (Cc2) y "despeje del espacio" (liberación de la casilla c2).]

27.Dxb7 Ta4? [Todavía el programa Rybka da alguna ventaja a las negras después de  27...Tc5! , (para Tb5) 28.Ad7 Td8]

28.Txd4! [Después de eliminar al "pulpo" que había en d4, las blancas quedan con clara ventaja, casi decisiva.]

28...exd4 29.Ce2 Tc4 30.Db3 Dxe4 31.Af3 De6 32.Cf4 Dc8 33.Cd3 a5 34.Ad5 Tc7 35.a4 Dd8 36.Tf1 De8 37.h5 g6 38.hxg6 hxg6 39.Cf4 Rg7 40.Td1 De5 [Una vez realizados varios movimientos sin apuntar, por fin alcancé el control de tiempo en la 40, aunque en posición desesperada...]

41.Dg3 De7 42.Aa2 [Aquí ganaba la espléndida jugada 42.Ce6+! fxe6 43.De5+ Rf7 (43...Rg8 44.Axe6+ Tf7 45.Th1) 44.Axe6+ Dxe6 45.Tf1+ Re7 46.Dxc7+ Re8 47.Db8+]

42...Tfc8 43.Cd3 De3 44.Dg2? [Diagrama

XIIIIIIIIY
9-+r+-+-+0
9+-tr-+pmk-0
9-+-+-+p+0
9zp-+-+-zP-0
9P+-zp-+-+0
9+-+Nwq-+-0
9LzP-+-+Q+0
9mK-+R+-+-0
xiiiiiiiiy

 Un error táctico que vuelvo a desaprovechar (en esta ocasión, para hacer tablas).]

[44.Dd6 -vigilando al "criminal" de d4–, era la mejor opción de las blancas, según el programa Rybka.]

44...De8?? [Una jugada de apariencia espantosa, que además deja escapar las tablas después de:]

[44...Tc1+! 45.Cxc1 Txc1+ 46.Txc1 Dxc1+ 47.Ab1 d3 48.Dd5 d2 49.De5+ y son las blancas las que deben forzar el empate.]

45.Dh2 Dh8 46.De5+ Rg8 47.Dd5 Dh3 48.Dxd4 Df3 [Esta fue mi "jugada secreta", tras largas cavilaciones. En general, procuraba ser yo quien anotara la jugada bajo sobre cuando llegaba el aplazamiento. Podía muy bien haber abandonado, pero me resistía a entregar la partida habiendo dispuesto de oportunidades tan claras... El resto de mis jugadas se hicieron en fuertes apuros de tiempo (el segundo control era en la jugada 56).]

49.Ab3 Dh5? 50.Df6 Dh8?? [y las negras incluso perdieron por tiempo.]

[50...Dh8 51.Dxg6++– Finalicé el torneo con dos tablas: unas cortas pero "luchadas" en la penúltima ronda ante Lezcano y -ya en la jornada de cierre-, Domínguez me propuso tablas "sin jugar" por mediación del árbitro Manuel Quevedo, lo que me produjo sentimientos encontrados. Por una parte, me hacía ilusión enfrentarme por primera vez al admirado Juan Pedro, e incluso -en mi inocencia- había preparado algo prometedor -o eso creía yo- contra su Variante Cerrada en la Siciliana... Lo cierto es que no fui capaz de negarme, así que finalmente terminé antepenúltimo en mi primera "prueba reina", con 3 puntos (dos victorias, dos empates y nada menos que seis derrotas).]

1–0