jueves, 27 de octubre de 2016

Ajedrez en El Hierro 1984

Ajedrez en El Hierro 1984


Estos dias me llegan noticias del renacer del ajedrez en la isla de Hierro, la más pequeña y occidental del archipiélago... Vuelvo la vista atrás, y recuerdo momentos felices de los años 80, cuando vivia alli, tan joven como despreocupado. Y coincidiendo con que es precisamente ahora cuando he indagado algo sobre el renacer del ajedrez en Gran Canaria en los años 1950 de la mano de Pierre Dumesnil, pienso que por un breve tiempo intenté sin saberlo ser el Dumesnil de esa querida isla. De forma modesta, claro, promoviendo clases, torneos y simultaneas. Lo clasico.. Fue solo una gota de agua en un oceano. Tras mi marcha a Las Palmas desee que mis iniciativas tuvieran continuidad, y espero que asi fuera, pero lo ignoro; las veces que volvi de visita no tuve constancia de nuevos empeños, y es solamente ahora cuando he tenido noticia de que se han celebrado  torneos serios organizados por un nuevo club, el Jaque Mate. Desde aqui quiero desearles, por supuesto, el mayor de los exitos. Si luchar por el ajedrez en Canarias es ya dificil, mas lo es en las islas de la a veces olvidada periferia.


Estuve destinado profesionalmente en Valverde durante un año y medio, entre abril de 1984 y agosto de 1985. Aunque estaba ya algo alejado de los tableros de competición, me mantenía como jugador por correspondencia, aunque las cartas tardaban bastante en llegar a la isla (comunicada sólo por barco y por dos o tres aviones diarios de hélice que entonces como hoy no entraban en la diminuta pista cuando hacía algo de viento; la cancelación de los vuelos nos dejaba sin prensa diaria y con una sensación de aislamiento robinsoniana…).


Valverde del Hierro


La vida era apacible en esa isla de bosques de sabinas retorcidas, de calas de mar bravo y profundo de un intenso azul, de escasas carreteras, de gentes amables y defensoras de su identidad y de su modo de vivir.

Había mucho tiempo para todo, sobre todo para pensar y encontrarse uno mismo, para pasear por pinares, miradores espectaculares, caminos de tierra, rincones perdidos. Se podía sin demasiada dificultad llegar incluso hasta el Faro de Orchilla, el punto más occidental de España, el kilómetro cero del meridiano de Greenwich, antes llamado de Hierro. El ajedrez era una de las buenas actividades de ocio posibles, pero estaba muy poco desarrollado. El bar Fabelo de Las Palmas, años 50, podía ser el bar de los Reyes en Valverde, apenas un par de tableros de plástico donde los lugareños jugaban partiditas informales al abrigo del frío y de la neblina tan típicos del invierno de la montañosa capital herreña. Pero también jugaba en el Parador de Turismo su director Victor, que me invitaba a partidas entre café y cañas de tarde en tarde mientras suspiraba con su próximo traslado a otro parador de su tierra levantina. En ese mismo Parador se alojaría un tiempo nada menos que Joaquín Sabina, encerrado en su retiro espiritual y creativo con Javier Batanero, para componer uno de sus más famosos álbumes, “Hotel, dulce hotel”. Sabina se dejaba ver muy poco en el Parador, y aún menos fuera de él, aunque alguna vez se acercó a la barra del bar de los Reyes. Los herreños, respetuosos, no le molestaban.



Parador de El Hierro

Pensé que a ese ajedrez le faltaba organización, entré en contacto con la que era delegada insular de la Federación Provincial tinerfeña, la señorita Avila, y ella apoyó entusiastamente, junto con otro buen aficionado y enseguida amigo mío, el guardia civil Francisco García Hidalgo, la organización de un torneo “oficial” en el Casino de Valverde. Fui director de ese torneo, que no disputé, y que se tuvo que celebrar sin relojes, que no se conocían por entonces en la isla. Fue un gran éxito, y acudieron jugadores de toda la isla. Podemos considerar ese torneo un precedente del auge actual del ajedrez en la isla del meridiano.

Además, mi hermano Armando y yo dimos una simultánea en la plaza, junto al Ayuntamiento, donde estaba también el Juzgado en el que yo trabajaba. Existe una foto de esa simultánea de 1984

Simultánea en Valverde 1985 Armando y Ricardo Moyano



Los años han pasado, y todo se ha ido perdiendo en el recuerdo… Dejando constancia aquí, de alguna manera, es como lanzar al mar un mensaje en una botella. Quien sabe si algún día llegará a las costas de Frontera, de Caleta, de La Restinga, ahora que el volcán sulfuroso se ha vuelto a dormir.

https://clubjaquemateblog.wordpress.com/

 En este enlace la actividad actual en Hierro. Recientemente, este blog enlazó mi propio artículo, comparando ambas épocas:


Blog Ricardo Moyano

por clubjaquemateblog
El pasado 27 de octubre el ajedrecista Ricardo Moyano, nos menciono en una de  las entradas de su blog. Esto fue debido a que en la entrada comentaba desde los inicios hasta la actualidad del ajedrez en El Hierro.
Él fue uno de los precursores de estos mientras que nosotros somos la actualidad.Por eso el comenzaba su entrada de la siguiente manera:"Estos días me llegan noticias del renacer del ajedrez en la isla de Hierro, la más pequeña y occidental del archipiélago... Vuelvo la vista atrás, y recuerdo momentos felices de los años 80, cuando vivía allí, tan joven como despreocupado.", continuaba con su experiencia en la isla y finalizaba con la actividad actual en El Hierro.
ajedrez-1985
wp-1475559958970.jpeg

1985                                                    2016

P.D. No deja de ser curioso que el propio Pierre Dumesnil, el hombre milagro del ajedrez en Gran Canaria de los años 50 y 60, también reflotara el ajedrez en otra isla, Ibiza, en los años 70, creando un club y proclamándose campeón de la isla.

jueves, 20 de octubre de 2016

XLVIII Campeonato de España de ajedrez 1983 Las Palmas de G.C: José García Padrón campeón (cuarto y ultimo artículo)

XLVIII Campeonato de España de ajedrez absoluto: Ultimas rondas, el grancanario José García Padrón campeón.- (Cuarto artículo).-

En el verano de 1983, los días transcurrían en el Hotel Santa Catalina de la capital grancanaria con toda la lucha del mundo. Relegados ya los que por ranking llegaron como favoritos, eran los jóvenes Mario Gómez y Angel Martín, seguidos de otros no menos jóvenes como el valenciano Carlos G. Fernández o los canarios José Miguel Fraguela y José García Padrón quienes mantenían todas las posibilidades. En un momento dado parecía que el táctico catalán Martín impondría su mayor experiencia y tableros, y más adelante, que el concienzudo Gómez se llevaría el máximo trofeo... Pero el canario García Padrón iba escalando puestos, como tapado. En la ronda final, con un triple empate en cabeza, el sistema de desempate beneficiaba al bilbaíno Gómez, pero los hados fueron favorables al canario, que fue el único que pudo vencer: lo hizo en tensa partida con Barberá, con aplzamiento incluido... Al final al filo de la medianoche estalló una explosión de júbilo. Yo lo vi: yo estaba allí.




Rondas 7 a 9 Campeonato 1983: El duo Angel Martín-Mario Gómez al frente. Luego, Martín en solitario.-

En las rondas 7 y 8 se mantuvo el duo Martin Gomez arriba, seguidos por los canarios García Padrón y Fraguela, el valenciano Carlos G. Fernández empezó a perder algo de fuerza tras su derrota precisamente con José Miguel Fraguela. En la 9 Mario Gómez hizo tablas con Sanz y Martin quedo líder en solitario, aunque todos muy parejos. Parecía que el catalán Martín  se iba a despegar finalmente.  Yo era uno de los espectadores del torneo y la prensa local nos entrevistaba a todos para que diéramos nuestro vaticinio sobre el final del torneo; pero no nos atrevíamos demasiado, aunque todos hacíamos fuerza para que Pepe García, que había conseguido al fin licencia laboral en la Caja de Ahorros, pudiera despegar en esta segunda parte del torneo.




Rondas 9 a 14:  Mario Gómez, Angel Martín y José García Padrón llegan al final empatados.-
En la ronda 10 Martin y Gomez hicieron tablas, por lo que Angel seguía al frente. Pero en la ronda 11 iban a empezar a complicarse las cosas, con la derrota de los dos líderes ante F.J. Sanz y Corral, lo que con la afortunada victoria de García Padrón ante Fraguela –tras superar inferioridad- dejaba al canario a medio punto del liderato, ya que también quien iba tercero, el valenciano García Fernández, se dejaba el punto entero. Jornada redonda para Pepe García. Y aún mejoraron en la siguiente, pues con la victoria sobre el valenciano, y las tablas de Martín, se producía un triple liderato entre Martín-Gómez-García Padrón. Sin embargo, el torneo de las sorpresas deparó en la ronda 12 la derrota de Martín con Talavera (el sevillano tenía un ajedrez espectacular y empezaba a recuperarse de la falta de tableros por estar haciendo la mili) así como del canario ante José Luis Fernández. Ahora era Mario Gómez el que se situaba en cabeza en solitario. Y así llegábamos a la ronda 14, donde la situación daba un nuevo vuelco con la inesperada derrota del líder con el desdibujado J.M. Bellón, lo que produjo un triple empate en cabeza entre Gómez, Martín y Padrón de nuevo.


Ultima ronda 15, 27 de julio de 1983, miércoles: ¡José García Padrón, profeta en su tierra!.-
Cuando se inicia la última ronda hay que echar mano del Sonneborg y de las cábalas. Mario Gómez lo tiene pese a todo muy favorable pues juega con Fraguela y en caso de victoria se impone por desempate.  Entre el canario García Padrón –que juega con Barberá- y  Angel Martín –que juega con Bellón- las cosas están más igualadas, pero puede quedar por delante el canario. Según me contó Juan Manuel Bellón recientemente, en los paseos matutinos por los jardines del hotel se enteró de que un jugador andaba propagando la especie de que igual se dejaba ganar por Martín, lo que le indignó. De hecho se encontró con Martín y le dijo: “Angel, ya sabes lo que hay, yo jugaré en mi estilo combativo de siempre, para no perjudicar a nadie”. Y Angel le respondió: “Claro que sí, tampoco me gustaría quedar campeón con componendas”. De todos modos, realmente era el bilbaíno Gómez quien lo tenía más fácil. Pero el sorprendente José Miguel Fraguela hincó los codos y, tantas veces enfrentado deportivamente a García Padrón  por la supremacía en el ajedrez canario, esta vez le tocó hacerle un gran favor, arrancando tablas al favorito. Tampoco Martín podía pasar de las tablas con Bellón, y todo quedaba en manos de García Padrón, que de ganar al valenciano Barberá quedaría campeón con medio punto de ventaja. Pero Rosendo tampoco lo había puesto nada fácil, la lucha era encarnizada, y el público se arremolinaba ante el tablero suspirando por presenciar el segundo título de un grancanario, tras el triunfo en 1975 de Fraguela, o el tercero si añadimos al asturiano afincado en Las Palmas Angelito Fernández en 1967. ¿Se cumpliría la magia del número ocho, dando un tercer título ocho años después del de Fraguela también al aruquense?  La partida se aplazó con ventaja de Pepe, calidad por un peón en final de damas y torre contra dama y alfil,  pero había que materializar.  Todos los grandes de nuestro ajedrez, el ex campeón Angelito Fernández, Pedro Lezcano, etc., se aplicaron con nervios a ayudar a Pepe en las dos horas que había para cenar algo y desentrañar las claves de la posición. La duda era si provocar el cambio de damas o no. 
Finalmente, Pepe optó por cambiar damas y entrar en un final de torres, donde pensaba que podría imponerse. Y así fue, pero en el filo de la navaja. La reanudación fue de infarto. Pepe mantenía su ventaja pero el estudiante de económicas valenciano resistía, incluso avanzaba su peón de caballo rey amenazando coronar dama... Pero Pepe había analizado todas las variantes.  Un preciso jaque de torre impidió la maniobra del blanco, deciciendo el choque. Eran cerca de las doce de la noche cuando Rosendo Barberá deportivamente estrechó la mano del campeón: al derrotado en tales circunstancias le cumple con un solo gesto a la vez que oficializar su rendición ser el primero en felicitar al campeón. En seguida el árbitro Manuel Quevedo recogió las planillas y se abalanzaron al tablero su primer profesor de ajedrez, Juan Francisco Hernández, y el ex campeón grancanario Fraguela. Luego vendrían el director de la Caja de Ahorros y muchos más...

Barbera,Rosendo - Garcia Padron,Jose [B80]
Campeonato de España Absoluto Las Palmas de Gran Canaria (15), 27.07.1983
[Ernesto Solana]

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 e6 6.g3 Cf6 7.Ag2 Ad7 8.0–0 Ae7 9.Te1 Cxd4 10.Dxd4 Ac6 11.a4 0–0 12.Dd1 Dc7 13.Ae3 Tfd8 14.De2 h6 15.Ted1 b6 16.a5 bxa5 17.Da6 Cg4 18.Ac1 Db6 19.De2 Ce5 20.b3 Af6 21.Ae3 Db4 22.Ca2 Db7 23.Ad4 a4 24.bxa4 Cd7 25.Tab1 Dc7 26.Cc3 Axd4 27.Txd4 e5 28.Tc4 Cc5 29.Cd5 Axd5 30.exd5 Tab8 31.Tf1 Db6 32.Rh1 Da6 33.Te1 Tb2 34.Af1 Db7 35.Ag2 a5 36.h4 Tb4 37.c3 Tb2 38.De3 f5 39.Rh2 Db3

XABCDEFGHY
8-+-tr-+k+(
7+q+-+-zp-'
6-+-zp-+-zp&
5zp-snPzpp+-%
4P+R+-+-zP$
3+-zP-wQ-zP-#
2-tr-+-zPLmK"
1+-+-tR-+-!
xabcdefghy

40.Txc5 dxc5 [La partida se aplazó después del control en la jugada 40, aunque el boletín no precisa el momento exacto, que fue sin embargo tras la siguiente jugada del blanco, sellando García Padrón su secreta 41...e4.]

41.Dxc5 (aquí se aplazó la partida) e4 42.d6 Db6 43.Dxb6 Txb6 44.Ah3 g6 45.h5 Tbxd6 46.hxg6 Tf8 47.g4 fxg4 48.Axg4 Txf2+ 49.Rg3 Tc2 50.Af5 Txc3+ 51.Rf4 e3 52.Tb1 e2 53.Tb8+ Rg7 54.Tb7+ Rf8 55.Tb8+ Re7 56.Tb7+ Rd8 57.g7 Td4+ [Diagrama

XABCDEFGHY
8-+-mk-+-+(
7+R+-+-zP-'
6-+-+-+-zp&
5zp-+-+L+-%
4P+-tr-mK-+$
3+-tr-+-+-#
2-+-+p+-+"
1+-+-+-+-!
xabcdefghy


 Atronó una gran ovación. Fraguela y su profesor en su colegio de Arucas, Juan Francisco Hernández, se abalanzaron a felicitarle en presencia del árbitro, el legendario Manuel Quevedo, siempre circunspecto. Las Palmas tenía su tercer –y hasta la fecha último- campeón. Como diría el Butlletí d’escacs (num. 34) Pepito ya se había hecho don José.



Esta fue la clasificación final de esta liga (se había abandonado ya el sistema suizo que imperó en los años 70):

Jugadores, puntos, ganadas, tablas y perdidas

        1.- José García Padrón 10,5.(9-3-3)
2.- Mario Gómez 10 (8-4-3)
3.- Angel Martín 10 (8-4-3)
4. José Luis Fernández 10 (8-4-3)
5.-Jordi Cuadras 8,5 (6-5-4)
6.-Carlos García Fernández 8,5 (7-3-5)
7,-Francico Javier Sanz 8,5 (5-7-3)
8.- Rosendo Barberá 7,5 (5-5-5)
9.-Jesús De la Villa 7,5 (5-5-5)
10-José Miguel Fraguela 7(4-6-5)
11.- Juan Manuel Bellón 6,5 (4-5-6)
12.- J.A. Corral 6 (4-4-7)
13.- Antonio Medina 6 (5-2-8)
14:-Augusto Menvielle 5,5 (2-7-6)
15- Alfredo Brito 4 (3-2-10)
16.-J.C.  Rodríguez Talavera 4 (3-2-10)

En la prensa puede verse el cuadro cruzado de todas las partidas. El premio a la mejor partida fue concedido a la victoria de Sanz sobre el veterano Medina.

Como vemos en la tabla final, José Luis Fernández maquilló en las últimas rondas su floja actuación, los veteranos Medina y Menvielle no estuvieron afortunados (hay que disculpar en parte a Augusto Menvielle por tener que combinar la presidencia de la federación, su trabajo diario y el torneo), el joven Brito dio muestras de que estaba llegando para quedarse, el catalán Cuadras y el valenciano García Fernández fueron excelentes animadores del torneo, y en fin fue un torneo muy igualado sin jugadores imbatidos -todos perdieron como mínimo tres partidas-, donde el peor sabor de boca correspondió a Mario Gómez, que si bien felicitó como todos al nuevo campeón era consciente de que había dejado escapar una gran oportunidad de repetir título.

En los años siguientes los 16 participantes continuaron compitiendo y todos consiguieron títulos internacionales de M.F. o M.I. a excepción de Rosendo Barberá. Hoy en día todos prosiguen jugando torneos de manera más o menos regular, excepto el joven y simpático sevillano Talavera, que nos dejó prematuramente, víctima del cáncer, tras haber logrado el título de M.I. y desarrollar una brillante carrera ajedrecística.

Pero veamos más prensa local de estos momentos, con varias declaraciones del joven campeón, al que describían como "un chico tímido". Tímido sí, pero luchador hasta el límite e inmensamente feliz. Como declaró al Butlleti catalán, tuvo que jugar el torneo "a la brava", saliéndose de la teoría, ya que el trabajo no le permite estudiar ajedrez lo necesario: pertenece a una familia humilde de nueve hermanos, y no puede permitirse profesionalizarse como le hubiera gustado, aunque muestra sus deseos de que este título le permita jugar el Zonal del Candidatos, y dedicarse más al juego. Lo que quedaría en buenos deseos, ya que aunque Pepe seguirá brillando durante la década y atesorará dos normas de G.M., no logrará el título ni podrá centrarse lo suficiente en el ajedrez. La compatibilidad de su trabajo con el ajedrez que era su pasión le restó energías y tiempo suficiente para llegar al objetivo final. Lo que no le impide seguir aún en día disputando torneos, e incluso campeonatos de España por equipos, como recientemente ha hecho con el Goya en 2016 en la segunda división nacional defendiendo el segundo tablero del equipo.














Reacciones y transcendencia del triunfo.-
La victoria tuvo un gran efecto moral en el ajedrez grancario. Toda la plana mayor y la plana media del ajedrez insular había seguido el final del campeonato, y en los días sucesivos muchos hicimos declaraciones: Angel Fernández, Fraguela, Lasso, o yo mismo. Se trataba de alumbrar una nueva era, tras las horas bajas vividas en los años de transición desde la salida de Marrero Portugués de la Federación en 1979. Una nueva plancha federativa situada en la renovación se aprestaba a hacerse definitivamente con el relevo. El mediano puesto conseguido por el veterano Menvielle, aún presidente de la Federación, era una señal del propio cambio de ciclo a todos los niveles.

Sin embargo, los recursos económicos no fluyeron en la forma esperada, y a pesar del entusiasmo del nuevo equipo, los Jacinto Quevedo, Ricardo Naranjo, Gregorio Hernández, etc., los tiempos de mayor gloria quedaban atrás. El triunfo de García Padrón llegaba como fruto tardío de la edad dorada de los años 70, los Ciudad de Las Palmas internacionales desaparecían en aras de un más modesto torneo del Corte Inglés, Johnny Walker, etc.,  y la labor federativa hubo de centrarse en el desarrollo del ajedrez local en los años venideros. No obstante, desde la presidencia del Cabildo Insular, Pedro Lezcano Montalvo pudo empujar de nuevo el ajedrez grancanario, y el 1996 se produciría el canto del cisne con la celebración del gran Supertoneo Internacional (el más fuerte o segundo más fuerte de la historia hasta el momento).

Nota: Recuerdo que en el artículo 2 de esta serie sobre el campeonato de España disponen de un enlace a la base pgn de todas las partidas, confeccionado por el M.Fide Ernesto Solana, cuyo enlace repito aquí:
Base de datos de partidas campeonato españa 1983

 https://micloud.movistar.es/share/5c6838de0242537ec9f46eaeef01764de10f37556bea2e4c#1

sábado, 1 de octubre de 2016

I Torneo de ajedrez Internacional Ciudad de Arrecife de Lanzarote 1973

El I Torneo Ciudad de Arrecife de Lanzarote de ajedrez.-

Ricardo Moyano, con la colaboración del M.F. Ernesto Solana.


1.- Generalidades.- En los años 70, que fue la década del despegue internacional del ajedrez en Las Palmas, la Federación provincial  proyectó su actividad especialmente en la isla de Gran Canaria y en su capital Las Palmas de Gran Canaria, iniciando certámenes internacionales como el match de candidatos entre el danés Bent Larsen y el alemán Wolfang Ulhmann (1971), y la larga serie de los Torneos de liga internacionales "Ciudad de Las Palmas de G.C." que comenzaron en 1972 y se prolongaron hasta 1983.

Pero la actuación federativa se expandió en estos años también a la isla de Lanzarote (no así a la de Fuerteventura) donde se creó un club de ajedrez de la Caja de Ahorros y a partir de 1973 se programaron varios Torneos Internacionales "Ciudad de Arrecife de Lanzarote", aunque la crisis económica acabó con ellos antes que con su hermano mayor de Las Palmas.

Y es que estos torneos se concibieron como una especie de torneo B del capitalino. La dureza que se quería dar a los Ciudad de Las Palmas dejaba fuera de nómina a la mayor parte de los jugadores locales e incluso nacionales, por lo que el torneo menor de Lanzarote era el marco ideal para ellos y para la obtención de normas internacionales (por entonces, sólo existía el título de G.M. y el de M.I.).

   Manuel de Agustin escribio en su cronica de entonces que el torneo se monto a la medida del alicantino Ricardo Calvo, que acababa de asombrar con sus triunfos en el Ii Internacional de Las Palmas y dada su residencia en Las Palmas con licencia federativa y en la plantilla del Caja, merecia culminar el titulo con una segunda norma. Sin duda esa opinion es exagerada, y la idea del torneo hermano ya estaba gestada desde antes. Pero sin duda vino como anillo al dedo a Calvo y la Federacion. Por entonces de hecho la lista de titulados españoles era escasisima.

La gran vinculación del presidente de la Federación Juan Marrero Portugués con Lanzarote y la expansión inmobiliaria de la Caja de Ahorros en esa isla fue un factor fundamental en lo economico para la financiación de este torneo, ya que el hotel que fue siempre su sede, el emblemático Arrecife Gran Hotel, era propiedad de Protucasa, el organismo inmobiliario de la Caja. Igualmente, los contactos de Marrero y del secretario de la federación, el lanzaroteño Juan Rafael Betancort, con el Ayuntamiento y el Cabildo de la isla, remataron el aspecto económico del torneo.

En la organización, fue clave el apoyo del jugador lanzaroteño Francisco Saénz Reguera, y otros jugadores de Arrecife como Jaime Abdel de León se hicieron responsables de la confección del boletín de partidas. Habia nervios en la federacion por este bautismo en Lanzarote, mientras que Las Palmas ya llevaba varios años de experiencia. Pero todo salio perfectamente.

En cuanto a la plantilla de jugadores, se aprovechaban los desplazamientos de los maestros internacionales al torneo de Las Palmas para, tras la conclusión de éste, que algunos hicieran doblete participando en el torneo de Lanzarote. La nómina se completaba con algunos otros maestros extranjeros que no habían participado en el de Las Palmas, y jugadores nacionales, grancanarios, y siempre un jugador local de Lanzarote. La nómina total este primer año era de sólo 11 jugadores, frente a los 16 del torneo de Las Palmas. En otras ediciones serian 12. El ambiente en Lanzarote, isla  menos desarrollada y más apacible que Gran Canaria, se transmitía a los jugadores, que estaban más relajados que en el torneo mayor.


José García Padrón y Miles, foto cortesía de Antonio Martín 


  Como director del torneo intervino el ya citado Francisco Sáenz Reguera, que fue auxiliado como director técnico por un todoterreno de la Federación, Gregorio Hernández Santana, que iba cobrando cada vez más protagonismo (sería presidente de la Federación Insular de Gran Canaria en los años 80, y sucedería como director del colegio arbitral a Manuel Quevedo). El árbitro sería el luego llorado el suizo Mr. Walter Kuhnle, que había arbitrado los dos Internacionales Ciudad de Las Palmas, y ya no regresaría a Canarias, pues tras arbitrar los Interzonales de este año fallecería repentinamente de un infarto. El equipo arbitral lo completaba el buen jugador grancanario Antonio Plaza Martín, y como adjuntos los "conejeros" Félix Quintana Sáenz, José García Cabrera y Damián Mesa Corujo.  En el Comité de Organización Técnica, por último, otros lanzaroteños: Antonio Guadalupe Cabrera, y dos hijos del "factotum" del ajedrez en la isla, Antonio López Suárez: Tony y José López Pereyra. 

2.- Desarrollo.- El torneo se desarrolló entre fines de abril y principios de mayo de 1973, en once rondas. La Federación se volcó con el torneo, y se desplazó para cubrir las crónicas Andrés Armas "Menroco". También se dedicó amplio espacio en el num. 23 de la revista Ajedrez Canario, aunque sin carácter monográfico, a diferencia de lo que sucedía con el Torneo de Las Palmas.

Los cuatro grandes maestros, Kavalek, Andersson, Ljubojevic y Ribli impusieron su dominio desde el principio, siendo vencedor el checo-estadounidense.

Por detrás, consiguió su segunda norma de M.I. y fue lo más destacado, el jugador alicantino afincado ese año en Las Palmas Ricardo Calvo, que por desgracia en 1974 abandonaría Canarias al no haber podido consolidar un puesto de trabajo en su profesión de médico-dermatólogo, con el flamante título de M.I., eso sí, bajo el brazo, tras la norma previa lograda en el II Internacional de Las Palmas. Aún después, en verano, tendría tiempo de proclamarse campeón de España por equipos con el Caja Insular de Ahorros de Las Palmas. Un año mágico para Calvo, que sin embargo en este torneo de Lanzarote tuvo muchos más problemas que en Gran Canaria, ya que sus derrotados en ésta, Kavalek y Ljubojevic, se cobraron venganza. De hecho Calvo, cansado de su duro torneo en Las Palmas, empezo flojo. Pese a todo, con sus victorias sobre el M.I. norteamericano Saidy, espectacular, y sobre todos los últimos clasificados, logro la preciada norma al obtener los 6 puntos requeridos.


Sala del torneo, foto cortesía Antonio Martín


Aún detrás, el citado M.i. Saidy, y los fuertes jugadores nacionales afincados en Las Palmas Visier, Menvielle, así como el local grancanario Luis García Caballero, el francés también afincado en Las Palmas Bernard Huguet, y por último como colista el lanzaroteño Enrique Pérez Parrilla.

Kavalek nunca vio peligrar su triunfo. Por debajo, la anécdota fue que el lanzaroteño y colista Pérez Parrilla a punto estuvo de batir al G.M. sueco Andersson, pero finalmente tras obtener ventaja decisiva se equivocó y fue derrotado.

Veamos algunas noticias de prensa de ese torneo, en periódicos locales:







Y por último, la base de datos con todas las partidas, obtenida a partir del boletín del torneo, revisión a cargo del M.F. Ernesto Solana,que ha corregido algunos errores en partidas de chessbase. Por otro lado, es la primera vez que se facilita la totalidad de las partidas de este torneo, muchas inéditas.

https://mi
cloud.movistar.es/share/76fa6c7ac6951ba6c9f46eaeef01764de10f37556bea2e4c